1172609

El tiempo pasa bastante rápido para curar ciertas heridas que necesitan cocción lenta, ya casi seis años de aquella tarde de Julio en la que se comunicaba el hallazgo de Amy Jade Winehouse, 27 años y tan solo dos discos encima, muerta en su casa en el norte de Londres. Al rato, los mismos medios que se encargaron de construir el tobogán hacia el desastre, ponían la noticia con honda preocupación.

Durante estos años en los que la vida vale más una vez muerto, la obra minimalista de Winehouse recobró sentido y confirmó una mala dicha en un futuro que prometía mucho para las extintas discográficas y para su fuerte que eran sus shows, su pasta para transitar los escenarios con magia y dolor.

Esa interpretación de su imagen a cargo de los medios corrosivos de comunicación fue lejos pero había una parte que nunca se había contado, su recorrido anterior a la consagración. Fue con Amy (2015, documental dirigido por Asif Kapadia y ganador del Oscar el año pasado) que su vida estaba más allá de los excesos, poniendo el foco en la infancia, en aspectos de su vida privada que trajo polémicas pero que ayudaron a trazar una mejor definición de su lugar en el mundo.

1_amy_winehouse

Salir del clóset mediático sensacionalista parece ser la idea también del fotógrafo Charles Moriarty que está lanzando a través de su web imágenes que fue tomando de Amy hasta su primer álbum, FRANK.

Nuevamente la muñeca brava de Londres desde un lado más personal, equilibrando lo bueno y lo malo con una mirada honesta a las presiones que se le impusieron desde que lanzó su álbum debut FRANK (2003) cuya portada del álbum pertenece a Moriarty.

Esta colección personal de sus propias fotografías de Winehouse forman parte del libro titulado Before FRANK, lanzado en mayo del 2016. Moriarty, que se mantuvo en su entorno hasta 2005 dos años después del lanzamiento de FRANK, pero acompañó todo su proceso hasta llegar a ser conocida mundialmente, dijo: “Ella era genial, sin complicaciones, honesta y segura de sí mismo, mientras que también estaba un poco nerviosa, creo que ambos lo estuvimos en el momento de hacer las fotos para FRANK. Creo que la Amy en estas fotos es a la vez la chica y el Icono, a veces ves su lado divertido, su juventud, pero hay momentos en que, de repente, ves a Amy Winehouse, y la chica se ha ido. Pienso que estas imágenes son en cierto modo extremadamente personales.

¿Cuál es el legado de Amy en el Reino Unido?

Charles Moriarty: Su música es su legado, las letras asombrosas que escribió, su voz excepcional, realmente creo que la gente la escuchará para siempre.

¿Qué esperas que vean las personas al mirar estas fotos?

Charles Moriarty: Espero que vean a la persona que ella era de corazón, una chica de ojos brillantes, vivaz e inteligente, en el camino a convertirse en una estrella. Espero que vean a mi amiga.

1172603

1172604 1172605 1172606 1172610 1172611 1172612

Mientras tanto, una muestra itinerante con fotos curadas por su familia desde 2013 ya recorrieron los museos judíos de Melbourne, San Francisco, Viena, Tel Aviv, Amsterdam y por supuesto, Londres. En estos días, vuelve a The Jewish Museum London, donde además habrá un street art con artistas urbanos que harán de las paredes nuevos homenajes.

Abigail Morris, directora del Museo Judío de Londres, dice: “Aparte de ser una cantante inmensamente talentosa, icónica e inspiradora, Amy también era una chica judía del norte de Londres. Es apropiado que el Museo Judío en su amada Camden Town sea el lugar para contar su historia. En el mismo sentido, nuestro sendero artístico callejero es una excitante nueva manera de explorar el impacto de Amy en su comunidad local y estamos deseosos de celebrar su legado a través del trabajo de estos destacados artistas callejeros”.

En colaboración con la Global Street Art, contará con piezas inspiradas por Winehouse creadas por artistas como el Capitán Kris, el Sr. Cenz, Philth y Amara Por Dios en Camden Town. Todo terminará con una instalación de arte por el amigo de la familia de Winehouse, el artista Pegasus, titulado “El amor es un juego perdido”. El artista creó anteriormente “Fall Angel” poco después de la muerte de la cantante en 2011.

En tanto, la exposición en el Museo Judío “Amy Winehouse: Family Portrait” contará con elementos muy íntimos  y se centrará en la historia judía de Winehouse, con fotos de las cenas de Shabat, o con el uniforme de la Brigada de las Chicas Judías, algunas pertenencias personales y un mapa de su árbol genealógico y su recorrido por Londres, es co-curada con su hermano Alex y su cuñada Riva.

El Amy Winehouse Street Art Trail se desarrollará del 15 de marzo al 4 de junio de 2017. La exposición se extiende del 16 de marzo al 24 de septiembre en el Museo
Judío.

920x920 Amy-and-family-at-Alexs-barmitzvah-party-1992-courtesy-of-Jewish-Museum-London-and-Winehouse-Family Amy-Winehouse-courtesy-of-photographer-Charles-Moriarty

Como si fuera poco esta sucesión de flashbacks para seguir descubriendo tesoros ocultos tras The Sun, la Fundación Amy Winehouse abrió hace pocos meses un centro de rehabilitación “Amy’s Place” para ayudar a mujeres en la recuperación de adicciones a sustancias (drogas y alcohol) según Dominic Ruffy, directora de proyectos especiales de la Fundación, la idea es “combatir la falta de instalaciones específicas para las mujeres en el Reino Unido”.

Con la ayuda del centro Hope House, en el sur de Londres, el programa de rehab consiste en una mezcla de talleres, junto con actividades holísticas como yoga y grupos de prevención de recaídas.

Cabe recordar que la muerte de Amy Winehouse fue caratulada por intoxicación alcohólica accidental. Su familia estableció la fundación en su memoria, con el objetivo de apoyar a los jóvenes con la adicción al alcohol y las drogas, y trabajar con los jóvenes desfavorecidos para que alcancen todo su potencial.

Jane Winehouse de la Fundación Amy Winehouse dijo: “Este proyecto hará una diferencia tan profunda para tantas mujeres jóvenes, lo que les permitirá tener un ambiente seguro en el que reconstruir sus vidas y poner en práctica todo el aprendizaje que han adquirido a través de su tratamiento. Los nuevos comienzos son difíciles de hacer, llenos de desafíos, pero en Amy’s Place, daremos a las mujeres jóvenes las herramientas y el apoyo para ayudar a que esto sea una realidad”.

Ya lo había dicho hace mucho un tango. Después, qué importa el después? toda mi vida es el ayer que me detiene en el pasado, eterna y vieja juventud que me ha dejado acobardado como un pájaro sin luz. Que le habrán hecho mis manos? que le habrán hecho para dejarme en el pecho tanto dolor? Dolor de vieja arboleda, canción de espina con un pedazo de vida..

 

TEXTO  Julián Doyle

FOTOS  Before FRANK – Museo Judío Londres