Por @giuliaricciotti

Lee Shulman siempre amó muchísimo las diapositivas. El año pasado, compró una cajita de rollos y diapositivas en Internet y desde ese día no paró. Empezó a coleccionar lo que encontraba en ferias por todo el mundo. Ya llegó a 400 mil fotogramas y junto a la editora francesa Emmanuelle Halkin, fundaron The Anonymous Project con la finalidad de proteger y avalorar las películas en color que fueron sacadas desde los 60s en adelante y rescatarla contra el deterioro.

Lo más interesante es que todas estas imágenes pertenecen a autores desconocidos y casi siempre reflejan la cotidiana intimidad de los autores. Retratos familiares, salidas con amigos, graduaciones, navidades, momentos en la playa o en la montañas y otras situaciones extravagantes y divertidas.

Poco a poco, Lee y Emmanuelle están digitalizando todos los negativos que tienen, los editan, clasifican, eligen lo que quieren utilizar, a veces crean historias con etiquetas y los suben a la web y venden también algunas impresiones.

Dar vida a imágenes olvidadas es el propósito de Lee. Después la Segunda Guerra Mundial, cuando la venta de negativos bajó a precios accesibles para un público normal, en cada familia una pequeña cámara fotográfica se fue transformando en un instrumento esencial. Su propósito es exactamente el de salvaguardar este patrimonio y mostrárselo al publico, sin dar importancia al autor sino a la imagen en si misma.

Pueden consultar los archivos de Anonymous Project y comprar sus impresiones apoyando así su trabajo sea en su instagram o en su sitio web.