En los Estados Unidos de hoy, el asesinato masivo al azar se ha fusionado con la devastación ecológica. Santa Mónica, donde Sunset Boulevard se encuentra con el mar en el Parque Estatal Will Roger, arena blanca, playas vírgenes y bosques enmarcado por el muelle de Santa Mónica al sur y las colinas de Malibu al norte, parecía un paraíso. Pero desde hace unos días, en este territorio paradisíaco hay un terror inoportuno. En Malibú y Calabasas, los incendios arrasaron con todo, envolviendo las montañas y valles hacia el norte en humo.

Las llamas ya han atravesado Santa Susana, un páramo tóxico cuyos contaminantes letales, incluidos los isótopos radiactivos de diez reactores pequeños, pueden derramarse sobre Los Ángeles. Según informa el LA Times, al menos veinticinco personas ya murieron en el infierno, y varias de ellas lo hicieron atrapadas en sus autos. Todavía faltan muchos más, hay más de 300 desaparecidos.

Los investigadores todavía están tratando de determinar qué provocó los incendios. Malibu, Calabasas, Hidden Hills, Monte Nido, Gated Oaks, Topanga, Bell Canyon y partes de Westlake Village y West Hills siguen bajo órdenes de evacuación. Tanto Paradise City como Camp Fire, fueron totalmente destruidas.

Los autos abandonados por los automovilistas que huían y se encontraron incapaces de escapar estaban arrugados en las rutas, con los neumáticos derretidos. El incendio se extendió en varias direcciones, quemando casas en Malibu, Westlake Village y Thousand Oaks mientras amenazaba a partes de Simi Valley, West Hills y numerosas comunidades del Condado de Ventura. El incendio, que solo está contenido en un 5%, se ha duplicado en tamaño desde el viernes por la tarde.

La zona es también lugar de residencias de alta gama, con varias estrellas de Hollywood pasando sus días en el momento del incendio. Kim Kardashian y Kanye West recibieron importantes apoyos de sus vecinos para evitar el devastador incendio forestal de Woolsey, donde tienen su casa, con la ayuda de su equipo privado de bomberos. Según TMZ, el incendio comenzó a arrastrarse en la mansión de Kim y Kanye’s en Hidden Hills el fin de semana después de una evacuación obligatoria del área. La casa de la pareja se encuentra al final de un callejón sin salida y limita con un campo, lo que significa que si su lugar se incendiaba, comenzaría un efecto dominó en todo el vecindario.

Las fuentes confirmaron que  Kim y Kanye contrataron a un equipo privado para combatir las llamas en su propiedad. El equipo estaba armado con mangueras, y también cavaron sin descanso zanjas para crear un cortafuegos. En última instancia, salvaron con éxito la casa de 60 millones de dólares de los West… y de muchos otros en el barrio. Algunos vecinos luego agradecieron a los Wests por poner un equipo en la línea del frente y salvar sus casas. Kim publicó un video de los incendios mientras volaba a LA desde Calabasas, la familia se hospedó en un hotel cercano durante las evacuaciones.

MALIBU, CA. (David McNew/Getty Images)
MALIBU, CA. (Robyn Beck / AFP)
Pacific Coast Highway (AP Photo/Ringo H.W. Chiu)
MALIBU, CA. (AP Photo/Ringo H.W. Chiu)
MALIBU, CA. (David McNew/Getty Images)

Los propietarios de las mansiones están tomando medidas extremas para asegurarse de que sus propiedades no sean saqueadas aprovechando que es tierra de nadie y que la mayoría fueron dañadas por los devastadores incendios. Para eso, están contratando guardias armados que trabajan las 24 horas del día para protegerse de los saqueadores.

Ya hubo un grave problema con el saqueo en los barrios devastados por el incendio de Woolsey . La mayoría de los propietarios no han regresado a sus casas, y los sistemas de seguridad están caídos debido a cortes de energía, por lo que los saqueadores se están aprovechando.

Woolsey Fire. (REUTERS/Gene Blevins)
Zuma Beach, CA. (AP Photo/Reed Saxon)
MALIBU, CA. (Robin Beck)