Un ataque a dos jóvenes con kipá en la calle y a plena luz del día, sucedió en Berlín hace 48hs y reaviva el ambiente denso y apocalíptico que se expone con el antisemitismo en Alemania. Un video del ataque que muestra a uno de los chicos siendo azotado con un cinturón, rápidamente se volvió viral.

La cadena de televisión israelí Kan publicó una entrevista con uno de los dos atacados, de 21 años, que resultó levemente herido por el cinturón, y lo identificó como el israelí Adam Armoush. El video no muestra el inicio de la pelea o cómo comenzó, pero Armoush dijo que estaba saliendo de su casa en Berlín cuando tres personas comenzaron a insultarlos. “Continuaron insultándonos y mi amigo les pidió que dejaran de hacerlo”, dijo Armoush a Kan TV. “Empezaron a enojarse y uno de ellos corrió hacia mí y yo sabía que era importante filmarlo porque no habría forma de atraparlo cuando llegara la policía”. La policía dijo que todavía están buscando a los atacantes, quienes mientras realizaban el ataque gritaban “¡Yahudi!” o “judío” en árabe.

Las imágenes son perturbadoras porque ponen al espectador en el papel de Armoush. Además de usar un cinturón, el atacante más tarde, agarró una botella de vidrio e intentó cometer otra golpiza.

Merkel calificó el ataque en el barrio de moda Prenzlauer Berg como “un incidente muy horrible” y prometió que el gobierno respondería “con toda su fuerza y determinación” contra el creciente antisemitismo en Alemania.

Armoush también dijo en el medio alemán Deutsche Welle, que él mismo es un árabe israelí, no judío, y que usó el kipá como demostración a un amigo que dijo que era arriesgado hacerlo en Alemania. “Quería comprobar que era realmente seguro usarlo, pero terminó así”, dijo. Luego se supo que lo usó con motivo de dos días conmemorativos israelíes: Yom Hashoa, que conmemora a las víctimas del Holocausto y Yom Hazikaron, en homenaje a soldados israelíes caídos y víctimas del terrorismo.

Adam Armoush

El grupo RIAS dejó en claro que Berlín concentró 947 incidentes antisemitas, incluidos 18 ataques y 23 amenazas, solo el año pasado. A nivel nacional, la policía registró un promedio de cuatro delitos antisemitas por día. 1453 de estos delitos fueron registrados. Eso es casi el mismo número de 2016, pero mucho más que en 2015.

Los incidentes antisemitas han ido en aumento en toda Alemania. Varios estudiantes judíos han denunciado el acoso antisemita en las escuelas en los últimos meses y banderas israelíes fueron quemadas durante una reciente protesta en Berlín.

La semana pasada, una banda de rap (los raperos Kollegah y Farid Bang) que incluyó referencias cínicas sobre el campo de exterminio de los nazis en Auschwitz, ganó el premio musical más importante del país, lo que generó fuertes críticas de otros artistas y funcionarios del gobierno. Varios ganadores anteriores dijeron que devolverían sus premios. Su compañía discográfica, BMG, los defendió citando la “libertad artística”. Los mismos músicos negaron el antisemitismo pero se disculparon por cualquier ofensa causada.

En la comunidad judía israelí en Berlín, ahora hay nuevamente mucha incertidumbre. En el grupo de Facebook “Israelis in Berlin”, en el que Adam Armoush publicó por primera vez el video, algunos escriben que están pensando en regresar a Israel.

Armoush habla alemán casi sin acento, y vive en Berlín desde hace tres años. Él viene de Haifa, una ciudad portuaria en el norte de Israel. Vino a estudiar a Berlín, quiere convertirse en veterinario.