LOS ANGELES — La estrella del Paseo de la Fama de Hollywood de Donald Trump fue destruida varias veces desde 2016, pero nunca llegó a tanto como este miércoles cuando un activista lo despedazó con un pico. Los informes  de la Policía de Los Ángeles dicen que el hombre llegó a la vereda cerca de Hollywood Boulevard y Highland Avenue con un estuche de guitarra alrededor de las 3 a.m., de donde sacó el hacha y comenzó a picar. También le hicieron graffitis.

Austin Clay, de 24 años, se entregó a la policía por delito grave de vandalismo poco después de haber destruido la estrella. Ya lanzaron una página de GoFundMe para ayudarlo a cumplir con la fianza (de 20,000 dólares), y Otis (que anteriormente había destrozado la estrella) también se ofreció a ayudar .

La estrella de Trump fue puesta en 2007, cuando se dio a conocer con motivo del reality que lo tenía como presentador estrella de The Apprentice. Desde entonces, activistas no la dejan en paz, por ejemplo, cuando James Otis cortó el nombre de Trump, vestido de obrero de la construcción y cuando un grupo de manifestantes hizo un muro alrededor de la estrella, ambos en 2016.

En una reunión entre la Cámara de Comercio de Hollywood y LAPD (Los Angeles Police Department) acordaron que sería aún peor eliminar la estrella porque eso animaría a los activistas a desfigurar las estrellas de las celebridades que no les gusta. Por lo tanto, tomaron la decisión de mantener la estrella de Trump en su lugar, sabiendo que probablemente se destruirá de nuevo, y posiblemente de nuevo … y nuevamente … y nuevamente.

Aunque la estrella ya fue reemplazada, obviamente sigue la ira para muchos. Una multitud de seguidores de Trump y personas que odiaban a Trump se reunieron alrededor de las 7:50 PM del domingo en la estrella de Trump en Hollywood Blvd. y se enfrentaron, lo que terminó en varios detenidos y corridas.