REGIA: ¿En qué momento de tu vida aparece Llanero comparado con tus discos anteriores?

Es curioso lo que preguntás, justo la mitad de este año fue particularmente dura para mí por la pérdida de un ser querido, mi madre. A comienzo de año estuve de gira por Europa mientras terminaba las canciones de Llanero muy entusiasmado, pero luego y de repente ella se enfermó y pasó lo que pasó. Así que tuve que amoldar mi vida a lo que realmente es importante y el lanzamiento del disco pasó a otro plano. Sin embargo, es el disco más planificado y producido en el sentido que mientras tocamos Constante durante tres años sin parar ya íbamos craneando Llanero.

REGIA: Te metiste al estudio hace mucho, durante la semana santa del año pasado, no? 

Sí, ahí comenzó la producción, siempre hago eso, arrancar de una manera para después desarmarlo o transformarlo. En ese momento la idea fue grabar todos juntos como banda, incluso tenía un carácter rockero de entrada con mucha guitarra y batería acústica, pero después con mi productor Jean Deon dimos un giro hacia los sintetizadores y programaciones. Pero utilizamos mucho de aquella semana, mientras yo fui modificando letras y formas.

REGIA: ¿Qué ruptura marcó este proyecto en relación a lo anterior, tanto en lo musical cuando vas en varios sentidos dentro de una misma canción como a nivel estético?

Está claro, mi universo es triste y alegre, oscuridad no diría, pero sí algo nebuloso, abstracto, pero luminoso al fin. Siempre jodo con que yo soy el músico de las melodías tristes con ritmos alegres. Pero es una continuación y fin de una etapa, quiero decir, mi próximo disco no siento que deba seguir este trayecto. No por una cuestión de planificación sino de lo que siento como músico. Tengo ganas de hacer un disco de guitarra y voces, vamos a ver cómo sigue. Pero lo que sé es que hay muchas canciones dando vueltas.

REGIA: Aparece Julieta Venegas en Toca Mis Huesos. Cómo se dio la grabación con ella? 

Fue más que nada un gusto enorme grabar con ella, la admiro mucho. Todo pasó muy rápido, nos comunicamos por Twitter y yo ni vago ni perezoso le dije que tenía una canción nueva y me encantaría que la escuche, se la mandé y me dijo ‘qué hacemos’. Coincidió con que venía para Buenos Aires y entonces la grabamos de una. Quedó hermosa la canción por ella, lo mejor es que estamos escribiendo cosas juntos.

REGIA: En Constante el proceso de grabación fue mucho más experimental que con Llanero donde hay una producción con estudio y banda. Con cual te sentís mas cómodo, con la capacidad milagrosa y la mística de lo experimental o preferís una estructura?

Yo me siento cómodo haciendo música y grabando en cualquier lugar, pero claramente lo mío es lo espontáneo, por ejemplo Lluvia y Lo Importante salieron en el momento la música y la letra, también La Ruta Del Viento. Sin embargo, a veces me siento cansado de eso por lo que quiero cambiar a tener una estructura y más disciplina. Qué palabra fea disciplina, yo siempre jodo que aprendía más en los recreos que en las clases del colegio. Tampoco creo que exista algo así como un concepto general. Todo mi material es disperso.

REGIA: Saliendo de Llanero, te pregunto ¿Qué pasa si este es el mejor momento para la música?

Yo pienso eso, estamos en un gran momento de la música y creo que cada vez es mejor. El que critica eso escucha la música incorrecta. De internet a hoy no hay nada que podamos reprochar los músicos y los artistas jóvenes o consagrados.

REGIA: Ya no hay más barreras para entrar en el estudio. Un artista con su propias sucursales en las redes y sus amigos son su agencia de marketing personal. Así que las discográficas de hoy parecen como marcas discográficas del pasado. Se siente como que la música tiene menos intermediarios que antes y que la batuta, en cierto punto, se ha pasado a una nueva generación.

Es tal cual y hay que aprovecharlo, tengo que usar eso para inspirarme.

“Tafí del Valle es mi obsesión, todos los veranos de mi vida los pasé ahí, incluso ahora vuelvo porque extraño las montañas hermosas de Tafí.”

REGIA: También creo que no todo es color de rosas y que podríamos ser ultra pesimistas y decir no, las discográficas siguen siendo poderosas, se están adaptando, cambiando la piel..

Claramente no todo es color de rosas, nunca, lo que hicieron ellos fue adaptarse y asociarse de alguna manera tanto a los artistas como a los tiempos que corren. Ellos ya tienen el dinero así que es más fácil. Pero nosotros tenemos lo que ellos necesitan, por eso el poder está repartido. Creo que hay que pensar en hacer el bien, cerrar los ojos y escribir desde la profundidad y olvidar las tonterías.

REGIA: ¿Cómo te llevás con YouTube y las nuevas plataformas de streaming?

Aprendo con Youtube, siempre hay varias páginas de ese sitio abiertas, cómo no llevarse bien con Wikipedia, incluso SoundCloud en su momento. Pero es increíble que también en internet todo se termine. Quiero decir que nada es para siempre de verdad, acordate lo que era Facebook hace unos años y lo que es ahora. Como decíamos antes la oportunidad siempre estuvo, pero no tan ampliada como hoy en día no solo para los artistas sino para todo el que tenga su proyecto. Las historias de Instagram me fascinan, trato de que sean cada vez mejores como una canción o una poesía.

REGIA: En un momento tomaste una decisión en relación al lanzamiento de Bote de colgarlo en internet. Fue una declaración de principios.

Sí, en ese momento no tenía discográfica ni apoyo de ningún tipo pero fue genial lo que pasó, hubo miles de descargas y me voltearon el sitio. Creo que a partir de eso y de la idea de compartirlo y de que no haya un mango en ningún lado ayudó a que se difunda mucho y después salió en vinilo y en CD tanto acá como en España y Latinoamérica. Volviendo al tema, haciendo el bien todo vuelve.

REGIA: ¿Qué recuerdos tenés de tu juventud en Tucumán?

Tafí del Valle es mi obsesión, todos los veranos de mi vida los pasé ahí, incluso ahora vuelvo porque extraño las montañas hermosas de Tafí. Su aire y el cielo estrellado de las noches son algo único y especial. Yo soy de San Miguel de Tucumán, pero tenemos muy cerca el cerro San Javier.

REGIA: En una tierra tropical muy de folclore y cumbia, cómo fue tu acercamiento a la canción desde esa geografía y antes de Internet, cuál fue ese disco que escuchaste por primera vez y para siempre?

Tuve la suerte de tener grandes pilares de la música en mi familia por eso escuché de chico Victorialand de Cocteau Twins y me influyó para siempre, como todo lo que te influye, pero también escuchaba el vinilo de Los Pitufos, y luego Jazy Mel, Sonic Youth, The Orb..

REGIA: ¿Estás al tanto de las bandas que van emergiendo en este país o te aferrás a los clásicos?

Todo lo que escucho es por que me llega circunstancialmente, realmente me mantengo muy ocupado en mi propia música, quiero decir que no busco cosas sino es que me llegan eventualmente. Me gusta escuchar así música. Ultimamente trato de mantener a varios de mis proyectos, así que estoy muy en mis propias grabaciones. De todas maneras creo que estamos en un gran momento de la música, los chicos que hoy tienen 20 años y una banda suenan increíble y muchos son originales, pero no la mayoría. En mi caso no me importa el cómo suena una banda si bien o mal sino si me llega al corazón.

REGIA: Mick Jagger dijo que cuando escribió Satisfaction estaba en Tampa, Florida, tirado en una piscina. Te pasa de necesitar estar relajado para ponerte a escribir?

Para nada, siempre digo que estar cómodo no inspira, inspira la incomodidad, el deseo, la pena, la pérdida. Pero no siempre es así, el que escribe, escribe en cualquier momento. Lo bueno es para disfrutar, no para ponerse a trabajar. Escribo todo el tiempo, siempre, todos los días. Casi todas las letras las escribo con la guitarra en la mano, es decir al mismo tiempo que las compongo. Pero cuando me faltan palabras o versos recurro a lo que escribo al azar diariamente.

“Me llevo muy mal con los videos, no me gusta verme.”

REGIA: Sos de hacer mucho de tu trabajo en las giras? Para algunos músicos es el mejor lugar para escribir porque estás totalmente en eso. Siguiendo con Jagger, dice que solía escribir doce canciones en dos semanas de gira. “Te da muchas ideas. En casa es muy difícil porque no quieres hacer nada realmente, solo leer, y cosas por el estilo”.

Escribo diariamente. Y es cierto lo que dice el maestro.

REGIA: ¿Ahora que no se venden discos crees que se le da mucha más cabida al live, los festivales y los shows propios?

Es increíble pero solemos pensar de esa manera. La verdad no lo creo, porque la música en vivo cuando sale de un artista de verdad no afloja por lo que cobres de las venta de discos. Pienso que siempre va a ser importante el vivo, es tu momento físico, el más emocionante.

REGIA: En relación a lo físico, mas allá de los beneficios de lo digital, crees que se pierde mucho valor artístico como el arte del disco, casi que el arte aplicado a un disco desaparece.

Solo para nosotros que lo vivimos, pero imaginate que los chicos ni siquiera lo han visto así que no creo les moleste. Por cierto últimamente reniego mucho de lo físico, con que tengas dónde escuchar tu música está bien. Yo grabo demos en cualquier formato, hasta en Instagram. Es una maravilla.

REGIA: Ese valor artístico se traslada a los videos. 

Me llevo muy mal con los videos, no me gusta verme. Solo tengo pocos videos buenos, los últimos me encantan.

Ph: Lulu Jankilevich