La compañía de streaming anunció 173 despidos (el 40 por ciento de su plantilla), dos oficinas cerradas y pérdidas millonarias desde 2014, mientras continúa luchando financieramente. El porcentaje de empleados de SoundCloud despedidos, lucha en estos días para obtener un beneficio.

La plataforma de streaming de música SoundCloud ha anunciado reducciones significativas a su personal en un intento por asegurar la rentabilidad. La decisión implicó el despido de 173 empleados, de un total de 420 repartidos en sus oficinas de Londres, San Francisco, Berlín y Nueva York. Sólo las dos últimas sucursales quedarán abiertas.

Durante el verano los ejecutivos de SoundCloud dijeron que si bien creian que tenían fondos suficientes para llegar hasta el 2017, si el servicio de suscripción no despega, podría generar “incertidumbre” sobre la capacidad de la compañía para continuar como una empresa en marcha.

El lanzamiento de SoundCloud Go el año pasado, un servicio de suscripción de 9,99 dólares por mes, como un intento de competir mejor contra los rivales Spotify Ltd. y Apple Inc. El debut del servicio se retrasó durante unos dos años debido a la falta de acuerdos de licencia con los sellos discográficos mas grandes. La suscripción está disponible en los EE.UU., Reino Unido y Alemania. Aseguran que SoundCloud Go tiene aproximadamente 250.000 suscriptores, en comparación con los más de 40 millones para Spotify y 27 millones para Apple. Según sus propios informes, SoundCloud tiene cerca de 175 millones de oyentes cada mes, la mayoría de los cuales escuchan gratis.

Más allá de esto, SoundCloud sigue siendo una plataforma muy popular entre los artistas independientes y los fanáticos de la música eléctronica y hardcore, pero aun sigue sin poder monetizar su público, a pesar de que está al frente de las tendencias de la música y de ser un espacio también para lanzamientos de artistas masivos.

Los rumores de adquisición han estallado alrededor de la compañía en los últimos tiempos, con Spotify como un comprador potencial. Esta semana, los informes sugirieron que Apple, Google y Deezer estaban considerando comprar la plataforma. Pero por ahora, al parecer, SoundCloud intentará navegar por el paisaje de streaming en constante cambio.

“Al reducir nuestros costos y continuar con nuestro crecimiento en los ingresos, estamos en nuestro camino hacia la rentabilidad y el control a futuro de forma independiente de SoundCloud”, escribió el CEO y cofundador Alex Ljung en un mensaje publicado en el blog de la compañía.

Desde su fundación en 2007 en Estocolmo, SoundCloud ha atraído a 175 millones de usuarios con más de 135 millones de pistas de remixes, podcasts y otros contenidos generados por usuarios fáciles de compartir. También tiene canciones de artistas tradicionales. Es especialmente popular entre los fans y Djs de música electrónica, que utilizan el servicio para encontrar las mezclas.  Y los usuarios pueden dejar comentarios en puntos específicos del archivo.

Pero no todas son malas. El 31 de mayo de este año se anunció la llegada de SoundCloud como app oficial a Windows 10. La decisión del recorte también se da en un marco de “duplicación de ingresos en los últimos 12 meses” que tuvo la empresa.

Mientras tanto, en marzo de este año, la compañía obtenía un préstamo de 70 millones de dólares de manos de Ares Capital, Keos Capital y Davidson Technology; con este dinero, la empresa buscaba “crecer estratégicamente en cuanto a recursos tecnológicos y personales”. Ni siquiera este pulmón artificial ha impedido lo peor: que casi la mitad de su plantilla, tres meses después, se haya visto en la calle y sin trabajo.

 

PH: Oficinas de SoundCloud inauguradas en 2014, de 16.000 metros cuadrados que cubren tres niveles de un antiguo edificio de cervecería Factory cerca del antiguo Muro de Berlín. Archivo Werner Huthmacher.

 

 

Previous articleNUNCA VOLVERÁS A VER LA MÚSICA DE LA MISMA MANERA
Next articleTEEN LOVERS #4
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.