Quizá sea un momento histórico en la moda, ya que Gucci se convierte en la primera potencia en reconocer la influencia evidente de la cultura underground en una industria de buena reputación como la alta costura. En los 80s, Dapper era dueño de una tienda en Harlem donde vendía productos para el mundo gangster ??con logotipos personalizados, mucho antes de la locura por la logomania, se podría decir que incluso comenzó con todo esto. También vistió dioses y diosas del hip-hop, personajes como Big Daddy Kane, Salt-n-Pepa, Bobby Brown y LL Cool J. Pero luego todo se derrumbó, su tienda no tardó en ser cerrada, le confiscaron todo y tuvo que volver a empezar desde el ostracismo.

Esta colaboración se basa en el archivo clásico Dapper Dan atravesado por el clímax de Gucci, logrando una química poderosa. En el lookbook podemos ver fotografiados por Ari Marcopoulos a nativos de Harlem, así como los modelos de Gucci con vaqueros lavados al estilo de los 80s y camperas con el clásico símbolo jacquard GG, en cuero dorado, inspirado en la tapicería del auto, creado por el mismísimo Dapper Dan desde su atelier en ese barrio.

Otra evidencia clara del aporte son esas enormes gafas adornadas con cristales de Swarovski, que deletrean a Dapper Dan. Finalmente, la colaboración presenta una frase bordada en algunas prendas, ‘E Pluribus Unum’, que solía ser el lema de los Estados Unidos, que significa “De muchos, uno”.

 

Previous articleAMY WINEHOUSE A ESCONDIDAS
Next articleADELANTO: BLOOD ORANGE PRESENTA NEGRO SWAN
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.