El caso penal contra el mega productor de Hollywood, Harvey Weinstein, está al borde del colapso ya que los fiscales y la policía se enfrentan por las acusaciones de que el detective principal cometió repetidos actos de manipulación de testigos.

Los fiscales están investigando las fuentes que llevaron al detective Nicholas DiGaudio a una de las presuntas víctimas de Weinstein para que elimine la información relevante de su teléfono antes de entregarla a los fiscales, que incluían fotos potencialmente embarazosas.

Este es otro gran revés para los fiscales. Ya acordaron descartar un caso de agresión sexual en el que la presunta víctima afirmó que se vio obligada a mantener sexo oral con Weinstein, después de que un testigo se presentó y explicó que le había dicho al detective DiGaudio que la presunta víctima le había dicho que el sexo era consentido. DiGaudio supuestamente le dijo a la mujer que no cooperara.

Los fiscales dicen que seguirán adelante con los cargos restantes, pero cuando el fiscal del distrito (de Nueva York) y la policía están en desacuerdo, el caso se frena. Todavía hay 5 cargos penales contra Weinstein que involucran a otras 2 mujeres .

Mientras tanto, a principios de este mes, TMZ publicó fotos casuales de Weinstein mirando revistas en una estación de servicio en Westport, Connecticut, durante un fin de semana. Los testigos dicen que estaba comprando snacks, pero no pudo resistirse a revisar la foto de Nicole Kidman en el último issue de Marie Claire. Al parecer, estaba menos impresionado con las portadas de Jennifer Aniston y Gwen Stefani .

Nicole y el deshonrado magnate del cine tienen algo de historia. Algo bueno, ella protagonizó algunas de sus películas, incluyendo “The Hours” y “Lion”, y otras bastante polémicas.

Nicole no llamó a Weinstein por su nombre, pero hace aproximadamente un año, cuando sus acusadores se presentaron, dijo: “Apoyo y aplaudo a todas las mujeres y a estas mujeres que hablan en contra de cualquier abuso y uso indebido de poder, sea violencia doméstica o acoso sexual en la fuerza laboral. Necesitamos erradicar este comportamiento”.

Se cree que los abogados de las presuntas víctimas piden más de 100 millones de dólares, y las aseguradoras ofrecen pagar una fracción de eso. Muchas de las 80 mujeres que acusaron a Weinstein de acoso sexual y agresión (entre ellas, Gwyneth Paltrow y Salma Hayek) no han presentado cargos. De las decenas de acusaciones, los fiscales consideraron que solo tres eran relevantes y lo suficientemente creíbles como para construir un caso contra Weinstein.

Los abogados de The Weinstein Company, la firma de producción fundada por Harvey Weinstein y su hermano Bob, asistirán a las reuniones. La empresa se declaró en quiebra en marzo.

Barbara Underwood, la fiscal general del estado de Nueva York, dijo que la demanda de derechos civiles de la oficina , que se presentó en febrero, sigue activa y la investigación continúa. “Como ha sido el caso desde el principio, nuestras prioridades incluyen garantizar que las víctimas reciban una compensación suficiente, que los empleados estén protegidos y que los perpetradores y facilitadores de la mala conducta no estén enriquecidos injustamente”, dijo un portavoz de la Sra. Underwood.

Fue hace un año, en octubre del año pasado, cuando salieron los audios en el New York Times y el New Yorker y las primeras noticias sobre agresiones sexuales y acusaciones de hostigamiento extorsivo contra el mega productor de Hollywood.

El productor, cuyos supuestos ataques sexuales provocaron el movimiento internacional #MeToo, ha negado todas las acusaciones de sexo no consensuado. Los expertos legales ahora indican que tal vez nunca vea el interior de una cárcel, y mucho menos que vaya a juicio para enfrentar a sus acusadores. Las luchas internas entre la Oficina del Fiscal del Distrito de Manhattan y el Departamento de Policía de Nueva York como una de las razones principales por las que se cree que el caso de Weinstein no irá a juicio.