Hendrick’s Gin tiene la marca de la historia y de ser visto generalmente en la cima de su juego. Con una serie de giros inusuales en una combinación de once ingredientes botánicos, así como las infusiones exclusivas de pepino y pétalos de rosa, produciendo un gin maravillosamente refrescante con aromas sutiles únicos.

Hendrick’s fue lanzado por William Grant & Sons en un momento en que el gin no era tenía la diversidad y prosperidad que tiene hoy en día. En una clara devolución de favores a los antepasados del gin la botella de estilo boticario apunta a un momento en donde los remedios se guardaban celosamente en botellas oscuras o negras para evitar los rayos del sol y así, otorgarle mas tiempo de vida a su contenido.

Mucho de lo que hace Hendrick (y lo hace bien) prepara el escenario para algunas de las ginebras contemporáneas que vemos hoy. En primer lugar, en cuanto al proceso, la ginebra se destila utilizando una Carter-head still, diseñados especialmente. Los ingredientes botanicos se colocan en una cesta de cobre, y el vapor pasa a través de ellos. Es un tipo muy específico de “cesta de ginebra” diseñado por los hermanos Carter.

Pero también usan un método tradicional de alambique donde las flores se maceran durante 24 horas (todas menos la rosa y el pepino) y se destilan. Hendrick’s luego combina los dos, el mejor de los sabores más profundos de la olla, y el sabor más ligero de la superficie. Después de licuar los dos destilados, agregan esencia de rosa y pepinos persas antes de la dilución. Son las dos notas que destacan a Hendricks, una impresión floral pero también notas cítricas similares al caramelo de naranja dulce, ralladura de lima y una pizca de flor de saúco también. Las notas de pino le dan estructura, pero las notas florales le dan un carácter único aunque la columna vertebral es de una ginebra muy clásica con una raíz de angélica, cilantro, enebro y lirio.

Duncan McRae es el Embajador global de Hendrick’s. Un escocés que representa una gin de esos terruños, el papel de Duncan es viajar por el mundo educando a la vanguardia de los bebedores de gin premium y sus bartenders, sobre las cualidades intrincadas de Hendrick’s Gin.

Antes de su compromiso actual, se ocupó de difundir la buena palabra de Hendrick’s Gin en su mercado local, donde la marca ha crecido rápidamente en los últimos cinco años. Pero su destino actual eran los viajes por todo el mundo y la organización de experiencias de alto perfil alrededor del gin, incluyendo MTV Europe Awards, Grand Prix y otros eventos exclusivos en los lugares más inusuales del mundo.

Duncan prefiere su Hendrick’s en un Hendrick’s Gin Martini ligeramente mojado, con una ralladura de limón rociada sobre el vaso antes de que se le caiga una rodaja de pepino.

La gira de Duncan por Buenos Aires fue con una agenda intensa que incluyó una entrevista en la FM Metro, una Masterclass en el Four Seasons exclusiva para bartenders, almuerzo en Casa Cavia, una comida por la noche junto a influencers en el restaurante Viuda Negra, y un tour en limusina por bares: Nicky Harrison, Victoria Brown, Anasagasti, Floreria Atlántico, Isabel, Docks y J. W Bradley.

En Viuda Negra, en medio de una decoración y ambientación como si fuera un castillo de época, con pinturas de retratos que se lucen, esculturas de hierro (atrás de la barra se pueden ver unas casas en miniaturas iluminadas) comenzamos con un gin tónic clásico, y luego nos invitaron a sentarnos en la mesa. Había porta velas antiguos, pétalos de rosas, un ramo compuesto por pepinos y rosas, los ingredientes que agregan al final del proceso de fabricación del gin Hendricks (esencias de rosas de Damascena, de Bulgaria, y de pepinos)

Cada uno de los invitados recibió una mini botella de gin Hendricks y cuando llegó Duncan, nos contó que había viajado a Perú y Colombia y que había llegado justo a la mañana a Buenos Aires desde Bogotá. Nos dieron a cada uno, una baya de enebro que teníamos que guardar en nuestro bolsillo, sinónimo de buena suerte y protección.

Duncan empezó a trabajar de bartender en Dragonfly (Edimburgo) a los 18 años mientras estudiaba psicología. Un día llegó una señora que le pidíó un negroni, él no tenía idea de cómo hacerlo y le pidíó que le ayudara. Pensó “algo está mal, a nadie le puede gustar un trago tan amargo”. Empezó a venir muy seguido y le contó que ella era Geraldine Coate, una periodista que escribía sobre tragos y así fue que de charla en charla, Duncan se enamoró del gin (Hendrick’s funciona muy bien en un Negroni. La amargura de Campari amplifica la amargura que la ginebra parece traer por sí sola, mientras que el enebro se eleva a primer plano).

Cada vez que un plato llegaba a la mesa, Duncan nos preparaba un cocktail. Tomamos un Gin Basil Smash mientras comíamos un salmon gravlax, mollejas, un Floradora mientras comíamos unos alcauciles braseados, Martinez cocktail con el postre. Siempre servido con un vaso de agua con pepino y flores.

Hendrick’s es un gin versátil para los bartenders, porque funciona bien en un Gimlet hasta Martini , e incluso en un Gin and Juice.

También nos contó que Hendrick’s es elaborado a mano en Escocia, en lotes no mayores a 450 litros. Pertenece a la destilería William Grant & Sons, la única empresa en el mundo de los destilados que sigue siendo familiar.

William Grant & Sons Holdings Ltd es un destilador independiente de propiedad familiar con sede en el Reino Unido y fundado por William Grant en 1887. Actualmente, la quinta generación de su familia dirige la compañía global de licores premium y destila algunos de las principales marcas mundiales de whisky escocés, incluida la malta individual más premiada del mundo, Glenfiddich®, la gama de maltas artesanales The Balvenie® y el tercer whisky escocés más grande del mundo, Grant’s®, así como otras marcas emblemáticas como Hendrick’s® Gin , Sailor Jerry®, Whisky irlandés Tullamore DEW®, whisky triple de malta Monkey Shoulder® y Drambuie®.

Hendrick’s Gin tiene un ABV del 44%. Por favor, disfrute de lo inusual de manera responsable. Para obtener más información, visite hendricksgin.com.