Después del paso de la Semana de la coctelería en Buenos Aires, en la que bares, bartenders y aficionados se reúnen para celebrar la coctelería porteña, nos sentamos a charlar con Ariel Figueroa. Una de las figuras que brilló durante esta semana y un representante de la nueva guardia de bartenders, Ariel está a la cabeza de la barra del bar Doppelgänger. Además, fue recientemente nombrado como Lead Bartender de Jägermeister.

“Hay cosas que Jägermeister como marca y yo como bartender tenemos en común” cuenta sobre la decisión de trabajar con la marca, “somos jóvenes, divertidos y tenemos mucha personalidad”. Su responsabilidad es ser un vocero de cómo pasarla bien: “como Lead Bartender para todo Latinoamérica, viajo por diferentes países del continente, comunicando el arte del buen beber, la camadería y la versatilidad de “cóctelear” con Jägermeister”.

A la hora de analizar la escena local y el estado de la coctelería en el presente, piensa que “muchos jóvenes bartenders se olvidan de lo realmente importante de un bar y la tarea de un buen bartender: generar una experiencia, preparar cócteles que respeten la bebida espirituosa y, por sobre todas las cosas, el buen servicio. Todos podemos preparar bien un cóctel, seguir una receta, usar un medidor (Jigger) y servirlo. Pero eso no es lo más importante de la cóctelería, preparar un cóctel es tan solo una pequeña parte del oficio, hablo de ser “bartender”. Se necesita tener empatía y buena oratoria a la hora de atender, ser humilde y sensible, tener conocimiento de la materia prima y ser entretenido. El bartender vino a darle diversión a la noche, a comunicar la cultura del buen beber y el resto es “cóctelear el momento”, preparar el cóctel para una persona en especial, en un momento determinado y transmitir una experiencia.”

¿Cómo nace un cóctel en manos de un conocedor? “En primer lugar busco conocimiento e inspiración. ¿Qué son y de donde vienen las espirituosas a utilizar? ¿Cuál es su historia? Luego procedo a una degustación de los productos para entender sus pantones de sabor. En tercera instancia marco el objetivo del sabor final: fresco, amargo, cítrico, dulce, floral, etc. Luego procedo a pruebas de cócteles en busca de balance y respeto: balance porque todo buen trago necesita armonía y respeto porque todos los ingredientes deben percibirse en el sabor. Y en último lugar pero no menos importante, el trabajo en equipo, todos para uno y uno para todos, es la clave del éxito.”

Cuando llega el momento de inspirarse, le gusta sentarse en un café o en un bar para pensar en su próxima creación: “es una tontería quizás, pero siento que en ese momento personal es donde las ideas llegan. Por eso siempre tengo una libreta y lapicera a mano.”

A la hora de elegir un cóctel de su creación con Jägermeister, nos presenta “Let´s Dance”, que lleva:

1 shot de Jägermeister

1/2 shot de Bourbon

1 Gajo de Naranja exprimido

3 Rodajas de Banana

Completar con Cerveza Stout.

Para prepararlo en casa, viertan un shot de Jägermeister, medio shot de Bourbon (whiskey americano) en un trago largo lleno de hielo. Luego exprimir un gajo de naranja

y completar con cerveza stout, decorando con 3 rodajas de banana. Revolver, ¡y a brindar!

Previous articleLOS GANADORES DEL FESTIVAL DE MODA DE HYÈRES
Next articleWEEKLY REVIEW
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.