Uno de los actores más grandes de los todos los tiempos envuelto en una serie de denuncias de abuso sexual desde octubre del 2017 cuando el también actor Anthony Rapp dijo en una entrevista que fue abusado por Spacey en una fiesta cuando tenía 14 años y el protagonista de House of Cards, 26.

Ahora, tres hombres lo acusan de agresión sexual en su país. Las autoridades de Londres están investigando un total de seis demandas, luego de que tres hombres más se presentaran con acusaciones separadas a principios de este año. Según TMZ , uno de los últimos acusadores se presentó en abril, diciendo que Spacey lo agredió sexualmente en Westminster en 1996. Las otras dos víctimas contactaron a las autoridades en febrero; uno dijo que Spacey lo había atacado en Lambeth en 2008, y el otro afirmó que el actor abusó sexualmente de él en Gloucester en 2013.

Mientras tanto, personal técnico de House of Cards lo llegaron a describir como un “depredador sexual”. En una información difundida por la CNN, hasta ocho trabajadores de House of Cards declaran, sin dar sus nombres, que Kevin Spacey tenía un comportamiento desubicado sobre todo con los chicos más jóvenes, lo que fue generando un “ambiente tóxico” en las grabaciones de la última temporada, que en su momento fueron paralizadas por Netflix por el shock que produjo ya no la denuncia pública de Rapp sino la respuesta del mismísimo Spacey, que terminó despedido.

Pero la serie se continuó grabando con Robin Wright en su rol de Claire Underwood, quien fue la que  reapareció esta semana en el Today Show del lunes por la mañana para hablar sobre el despido de su compañero y explicar por qué el show siempre debe continuar, por qué habían seguido con House of Cards, cuando claramente su hacedor ya no estaba más después de cinco temporadas al frente.

La entrevista estaba armada para permitir una especie de redención para la serie. En palabras de Wright, el elenco “avanzó y estaba tan agradecido de completar la serie, como estaba planeado”,obviando que es poco probable que el plan original fuera eliminar por completo al protagonista. Wright también demostró ignorar el comportamiento de Spacey, negó comentarios sobre si Netflix tenía razón al despedir a Spacey, y dijo que ella y su coprotagonista “se conocían entre la acción y el corte … No conocía al hombre. Conocí al increíble artesano que es”.

La sensación que dejó la entrevista es que no alcanza y que el corporativismo persiste. Hay mejores medidas que apostar a que el show deba continuar, solo para producir una temporada innecesaria: Spacey era House of Cards.

De parte de Kevin Spacey, poco y nada se sabe como siempre acerca de su vida. Más allá del bochornoso comunicado que aún sigue colgado en sus cuentas de Twitter e Instagram, los diarios sensacionalistas británicos lo acompañan en el sentimiento: el Daily Mail publicó una serie de fotos de hace 17 años donde se lo ve a Spacey con 41 años abrazado y masajeando a un modelo no identificado de 21 años en Topanga, California, en marzo de 2000. Las imágenes fueron tomadas un día antes de que Spacey ganara un Oscar al Mejor Actor por su papel en American Beauty y casi dos décadas antes de que saliera del closet, ya que cuando se mostró en pareja siempre fueron mujeres.

Desde su entorno, confirman que por estos días cumple un tratamiento en The Meadows, una organización especializada en trastornos sexuales, donde Harvey Weinstein también está siendo tratado.

Previous articleWHEELS AND WAVES 2018
Next articleMODERN ARMY
Julián es Web Editor en REGIA MAG. Escribe sobre temas de sociedad, cultura digital y artes visuales. Vive en Buenos Aires. Podés contactarlo por mail a julian@regiamag.com.