Archy Marshall, más conocido como King Krule, con 23 años, el pelirrojo de South London es conocido por su música en bruto y sin complejos que toma prestados del jazz, el hip-hop y el indie-rock al mismo tiempo.

La combinación de arrastrar guitarras y sintetizadores con su voz, que va desde murmullos hasta gritos, crea una tensión brillante que lo mantiene atrapado en sus canciones. Más allá de ser reconocido por colegas del calibre de Tyler, The Creator, todavía se pasa el día perdiendo el tiempo con sus amigos, muchos de los cuales se fueron convirtiendo en colaboradores cercanos creando mundos visuales para su música. Para su último video, Biscuit Town, trabajó con sus amigos de la infancia, Paraic y Michael Morrissey, más conocidos como  cc. WADE.

En Biscuit Town lo vemos a Archy moviéndose a través de una ciudad oscura mientras canta en un dispositivo de grabación. Todo comenzó con los hermanos Morrissey haciendo pruebas para la pista, mientras que Archy estaba de gira con su nuevo álbum The Ooz. Pero resultó que Archy ya tenía algunas ideas de cómo debería verse. “Nos encontramos y ya tenía muchas ideas para ese video, que trataban sobre un traficante de drogas y una nave espacial, un astronauta y una chica que no parecía impresionada todo el tiempo”.

Al final, decidieron un concepto diferente, con el video ambientado en un entorno urbano, centrado en la idea de que alguien se escondiera de algo. Al principio, podría parecer un escenario habitual de la ciudad, lleno de rascacielos con gente viviendo detrás de las ventanas. Pero al inspeccionarlo más de cerca, parece que hay algo raro en los edificios. Resulta que están hechos completamente de cajas de cartón.

En palabras del dúo de realizadores: “Queríamos hacer una ciudad en miniatura porque pensamos que sería la mierda más enferma. Vi estas fotos de este tipo, este artista italiano llamado Matteo Mezzadri. Él construyó una ciudad con ladrillos. Literalmente de ladrillos con agujeros. Vimos eso y pensamos, oh mierda, podés crear un mundo literalmente de cualquier cosa. Hicimos una pequeña prueba de poner cartón. Luego mueves la cámara y haces esas tomas de helicóptero. De alguna manera, si ves su forma, tu mente lo leerá como esa cosa. Fuimos a uno de los supermercados y de ahí sacamos los cartones. Luego imprimimos las imágenes de los edificios de Google, hicimos pruebas y pequeñas tomas de acción. Parecía una mierda, pero también algo enfermizo al mismo tiempo. Luego disparábamos a Archy y a la pandilla contra la pantalla verde. Archy estaba parado allí, y nos decía ¿qué diablos va a ser esto? ¿qué demonios se supone que es esto?”.

Paraic: Lo que realmente amo es tomar algo que es casi infantil, pero luego tratarlo con seriedad y crear a partir de lo abstracto como un bar falso o una ciudad de juguete. Cuando Archy llegó al set el primer día y dijo: “¿Qué diablos? Se siente jodidamente ridículo”. Yo estaba como “confía en mí”.

Archy: Lo viví como un estado de sombra. No es hiperrealismo y no es puto cartón. Es esa extraña cosa intermedia.

El interior de la habitación de KR, también completamente hecha de cartón, es un testimonio del vínculo entre el músico y los realizadores que crecieron juntos, compartiendo recuerdos y la misma base de referencia cuando se trata de películas, música y televisión.

La brillantez del video radica, además de la atmósfera lograda, en la sutileza de estas referencias. Hay muchas gemas escondidas en la primera escena y en el resto de ellas, haciendo referencia a los videos en que King Krule y cc. WADE colaboraron ??anteriormente. Pero incluso ver el video sin reconocer el material de referencia sigue siendo interesante. Hay un momento en que Archy está parado en un bote mientras la gente lo mira desde la orilla del río, en algún momento la cámara gira hacia arriba del edificio y hay alguien nadando en el cielo, y por supuesto cuando Archy sale disparado de la puerta del baño.

Hacer coincidir las letras y la música con un lenguaje visual no siempre es tan fácil. A veces surge una desconexión en esta imagen mental y la expresión de sus ideas con un video real. En Biscuit Town es la estética de una película negra lo que está en juego. Hay un aire o una atmósfera de neurosis que termina coincidiendo con la canción aunque cuenten historias diferentes.

Archy: Al hacer un video estás renunciando a algo en lo que has trabajado para que alguien más lo manipule y pueda hacer cualquier cosa con eso. Pero ese es el espíritu de la colaboración, creo. Siempre que haya una colaboración cara a cara y no demasiado desconectada, haces ese tipo de cosas. Ha habido algunos videos con mi música en los que siento que ha sido una desconexión total y salen bien. La colaboración es importante para mí, incluso trabajando con otros músicos. Prefiero estar en una habitación con ellos en lugar de solo cantar sobre eso o hacer esto y enviarlo a través de Internet.

Fotos de Charlotte Patmore para wetransfer. 

Previous articlePOR SUERTE NOS QUEDA CHILDISH GAMBINO
Next articleMONSIEUR MACRON
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.