A fines de 2014, un sitio llamado Archillect apareció por primera vez en línea. A primera vista, Archillect no parece demasiado fuera de lo común; es un “tablero del estado de ánimo” bastante normal, es decir, una colección de imágenes curadas de otros lugares de Internet, fundada por un artista que buscó crear una fuente de inspiración estética para ellos y para los demás.

Un montón de formas abstractas, snaps de moda, mucho cemento y ornamento, GIFs surrealistas, robots y ciencia ficción. La primera impresión no toma tanta distancia de los tableros mejor curados que han existido en Tumblr durante bastante tiempo. En cambio, lo que hace que Archillect sea único es quién está haciendo la curaduría.

Ningún humano está directamente involucrado en decidir qué se publica en Archillect. Archillect es una inteligencia artificial que cura su propio contenido. Desplegando una red de bots que rastrean Tumblr, Flickr, 500px y otros sitios pesados de imágenes, Archillect busca palabras clave y metadatos que le gusten y publica los resultados más prometedores.

Murat Pak, el creador de Archilect, tiene dificultades para definir lo que hace exactamente para ganarse la vida. En parte desarrollador, parte diseñador, parte artista, ninguno de esos términos resumen su trabajo. En su lugar, podría ser mejor descrito como un automatizador.

“No me gusta hacer las cosas de forma manual”, explica Pak. Los métodos de outsourcing de su trabajo son únicos, y en Archillect, ha demostrado lo efectivas que pueden ser. Sin embargo, esta ambiciosa creación empezó de manera bastante discreta. Al igual que con otros tableros, simplemente quería encontrar y proporcionar inspiración.

“Es algo que lleva mucho tiempo si realmente estás tratando de crear tu propia colección, porque tenés que cavar profundo para encontrar cosas hermosas que te van a inspirar”, dice Pak. “Así que yo estaba pensando, ¿y si toda esta excavación y descubrimiento fuera hecho por una inteligencia artificial en lugar de un ser humano, pero también fue impulsado por el comportamiento humano de una manera, por lo que no son imágenes al azar, pero se podría decidir que es basado en lo que la gente le gusta “.

Después de trabajar en Archillect en privado durante un tiempo y ajustar sus algoritmos varias veces, eso es exactamente lo que Pak lanzó a finales del 2014. Justo como él describió originalmente, los posteos de Archillect son influenciados por los seres humanos que la ven. En la práctica, esto significa que la IA mira cuántas personas (y qué tipo de personas) están compartiendo sus posts, y se adapta para proporcionar más contenido que la gente parece estar disfrutando.

Este proceso en constante evolución ha llevado a Archillect y Pak a hacer algunos desvíos inesperados de su misión original. A medida que evolucionó y se adaptó a su audiencia, fue tomando cierta distancia del gusto de su creador. A principios del proyecto, Pak la dirigió hacia un arte visual de mayor altura, pero en los últimos tiempos ha estado permitiéndole más libertad de acción.

“Ya no refleja mi gusto”, dice Pak. “Yo diría que el 60 por ciento de las cosas que ella publica no son cosas que me gustaría compartir, pero todavía es divertido ver que lo están haciendo mejor que las cosas que yo compartiría”.

Sin embargo, no la ha dejado por completo a sus propios medios. De vez en cuando ajusta sus algoritmos si piensa que se está desviando hacia lugares indeseables, lo que ha ocurrido unas cuantas veces. Describiendo uno de esos incidentes, Pak dice: “Abstract” fue una de las palabras clave con las que Archillect empezó, y de alguna manera de ‘abstract’, Archillect pasó a ‘sphere’ como palabra clave y comenzó a excavar allí, y desde ‘sphere’ se sumergió en “round” y de “round” se sumergió en … culos. Ella (la Inteligencia Artificial) estaba de alguna manera publicando un montón de partes del cuerpo de la mujer, y estaba lleno de eso, así que tuve que reajustar las cosas, armar bloqueos, y ahora el algoritmo es mucho más complicado”.

Con casi 500.000 seguidores en Twitter (en octubre de 2015 tenía 35 mil) y con presencia obviamente en Tumblr y Facebook, y un sinnúmero de fans que pasan por su sitio web de forma regular. Esta popularidad ha resultado quizás en el cambio más profundo -y más inesperado- en su comportamiento hasta ahora.

“Cuando estaba diseñando Archilect, nunca me lo imaginé”, dice Pak. “Ahora mismo, la situación es que la gente está pensando que cualquier cosa que Archilect comparte, debe ser bueno, así que hace un retweet”. Toda esta popularidad ha ido directo a la cabeza de Archillect un poco. Debido a su propia reputación, a sus seguidores les gustan sus posteos simplemente porque provienen de ella, lo que hace que sea difícil para la IA discernir cuáles de sus posts son realmente “buenos”. Puesto que todo su método de curación se basa en la popularidad relativa de sus diferentes posts, esta situación le está dando una pequeña crisis existencial. Sólo tendrá que aprender a ser productiva a pesar de sus neurosis.

@archillet