Por Diego Sadrinas *

El 28 de octubre tendrá lugar el balotaje en Brasil y los sondeos muestran con mayores posibilidades de ganar y convertirse en el próximo presidente de Brasil a Jair Bolsonaro.

Pero, ¿quién es Bolsonaro y por qué genera tanto repudio a nivel mundial? Es considerado un dirigente pro militar, xenófobo, racista y homofóbico, todo lo cual ha sido aceptado y reiterado en más de una oportunidad por él mismo y por su entorno que incluye a sus hijos también metidos en la campaña. Lo interesante de analizar es por qué tiene posibilidades serias de ganar las elecciones una persona con este tipo de expresiones y consideraciones.

Antes de dedicarse a la actividad política, Bolsonaro fue miembro del ejército en donde se especializó en paracaidismo y con el paso de los años fue promovido internamente y conquistando el respeto de sus colegas militares. Su carrera política comenzó en 1988 cuando fue electo concejal en Rio de Janeiro por el Partido Demócrata Cristiano (PDC). En 1990 fue electo diputado federal cargo que ejercería durante 5 mandatos consecutivos.
Entre sus proclamas centrales como miembro del Congreso Nacional se destacan su defensa irrestricta del salario militar junto con la reivindicación del rol indispensable de las FFAA para luchar contra la corrupción y la inseguridad que golpean a Brasil.

Tiene una posición contraria a la legalización de las drogas ya que considerada que la forma de combatir el consumo es a través de la militarización del conflicto. Estuvo en contra de la aplicación de cuotas para el acceso a las universidades públicas. Asimismo, promovió la re instalación de la pena de muerte ya que “los bandidos solo respetan lo que temen” y se manifestó en contra de las minorías, sin distinción, las cuales, sostiene, deberían adaptarse a las costumbres y prácticas de las mayorías.

Nacionalista y conservador, forma parte del movimiento antiglobalización en pos de defender la autonomía relativa de los Estados Nacionales; es a causa de esta lógica que, al igual que Trump, está en contra de las políticas mundiales en pos de prevenir el calentamiento global y de ser electo presidente planea retirar a Brasil del Acuerdo de París.

View this post on Instagram

Me preparando para voltar à ativa!

A post shared by Jair Bolsonaro 17 (@jairmessiasbolsonaro) on

Dos cuestiones más a tener en cuenta son, por un lado, su devoción y fe cristiana y por el otro, la denominación fascista que le endilgan aquellos que se le oponen. Bolsonaro tiene un pensamiento y razonamiento típicamente cristiano: defiende el concepto de familia tradicional, es intransigente respecto del aborto y cuestiona la ideología de género.

Todo esto en el país del mundo que más cristianos practicantes tiene (según estimaciones del Vaticano). Es un elemento que permitiría entender sus crecientes chances de coronar el cual queda explicitado en su lema de campaña: “Brasil por encima de todo, Dios por encima de todos”.

Sobre su denominación de hombre fascista se lo puede considerar apropiado en aquellos elementos que promueven el seguimiento y culto al líder; en la exaltación de la colectividad o identidad nacional, despreciando lo ajeno u otredad y el rechazo de cuajo a cualquier forma o pensamiento que se asemeje al comunismo o socialismo (lo cual estaría representado en su contrincante Haddad).

Este fin de semana sabremos qué depara los próximos 4 años para el gigante del sur y que pasará con el amigo Jair, quien parecería no querer tener un millón de amigos sino mas bien, enemigos.

 

(*) Lic. en Ciencia Política (UBA)

Previous articleEL HOLOGRAMA DE AMY WINEHOUSE SALE DE GIRA EN 2019
Next articleNACE UNA ESTRELLA
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.