“En un momento dado, ya no estás creciendo, simplemente estás envejeciendo. Pero nadie puede indicar cuál es ese instante exactamente”. La cita es de Richard Linklater, el director de Boyhood. Ya con 30 años, ¿cómo transitás el paso del tiempo, la juventud, ESTAR CERCA DE SER UN ADULTO MAYOR?

Prefiero no pensar en los rótulos como juventud o adulto mayor. Ahora empecé a perder pelo y a tener canas. Es entre paralizante y vitalizante depende de cómo lo tomes. La energía más clara que me sobrevuela es la de escapar a la muerte, intento que eso no se transforme en ansiedad o urgencia. Creo en que abrir nuevos espacios y habitarlos extiende el tiempo, aunque muchas veces pensemos que hay que sólo hacer crecer lo que tenemos, conservarlo y exhibirlo como prueba de crecimiento. No creo tampoco que el crecimiento y el envejecimiento sean dos cosas consecutivas sino simultáneas: navego entre ambas todo el tiempo sin saber en cual estoy. Cuando me lanzo crezco, cuando temo, envejezco. Me gusta esa ‘vejez’ que nos da impunidad, nos quita peso y nos invita al juego.

En relación a este paso del tiempo, en septiembre del 2005 en una nota del diario Clarín, te hacen esta descripción: “Deja el morral verde militar en una silla de la terraza de la casa en Parque Chas donde vive con sus padres y su hermana mayor. Sirve té de valeriana con galletitas horneadas por él. “Me salieron buenísimas pero están un poco húmedas”. Sabe preparar platos con vegetales al wok y lo único que toma es vino tinto (su canal favorito es El Gourmet)”. Más allá de la descripción un tanto hippie chic de la cronista, te tomás en serio la cuestión de la alimentación? 

Lo de valeriana es invento de la cronista. La cuestión de la alimentación la tomo en serio desde que me diagnosticaron celiaquía. Eso me hizo entender que la comida era lo único que podía sanarme. Luego lo extendí no sólo a los alimentos sin gluten, sino a todos. El cuerpo es una maquina inteligente que sabe sanarse por sí sola, sólo hay que darle los buenos alimentos para que use lo que necesite y minimizarle el trabajo de liberarnos de lo que irrita, lo que intoxica. Un cuerpo que trabaja sin pausa por deshacerse de los alimentos que irritan e intoxican, y por contrarrestar los síntomas que ellos producen, es un cuerpo mucho más propenso a enfermarse.

No asociaría la alimentación al veganismo ya que el veganismo es mucho más que una dieta, es una posición ética frente al sufrimiento ajeno. Se puede ser vegano y comer muy mal. Llevo prácticamente una dieta libre de sufrimiento animal exceptuando situaciones extremas en las cuales mi intolerancia al gluten me complica mucho las cosas. El sistema en el que vivo me ofrece mayormente productos que implican sufrimiento animal, incluyendo el humano. Intento minimizar mi impacto en ello lo más posible, aunque inevitablemente cuando uno juega el juego de vivir en sociedad, deja un impacto en el planeta y sus habitantes. Lo que más me inquieta del sistema de producción es que cuanto más pobre sos, más obligado estás a consumir productos baratos producidos por personas en situación de explotación o esclavitud laboral. Mientras que si podés pagar más, tenés acceso a productos “fair trade” o producidos ecológicamente. La salud y la conciencia de consumidor está por ahora restringida a los sectores de mayor poder adquisitivo. A su vez, el sistema capitalista nos induce a ser cada vez más dependientes de los productos listos, empaquetados y en la puerta de tu casa, en detrimento del antiguo conocimiento para producir productos baratos, locales y sanos. En Filipinas, donde el clima es muy propicio para la producción de café, se toma Nescafé instantáneo, mientras que el café local se exporta en su mayoría. Si sos pobre, sólo podés comprar la dosis diaria de Nescafé en sachet financiando una de las multinacionales más destructoras del planeta y explotadora de chicos que cultivan cacao en Costa de Marfil (por nombrar sólo un ejemplo). El sistema se las ingenia muy bien para abaratas costos, aumentar sus ganancias y mantener a los consumidores de rehenes. En caso de que a algún avispado se le ocurra producir localmente sus productos, se lo invadirá con publicidad de fantasía que te picotea con la idea de que la felicidad está en el paquete y no el contenido, y se aplicarán las leyes que como siempre están dictadas en favor del mercado. Veganismo? Sin dudas sí, pero no sólo eso. La conciencia debe ser lo más amplia posible.

10554121_1588329308120413_291029756_n

En una época que se da manija desde la publicidad al reviente y a la estética del reviente como esenciales para “vivir la vida”. ¿Cómo ves esto?

No veo publicidad audiovisual hace bastante. Entiendo que el mundo capitalista en el que vivimos, nos comprime, nos exige, y no nos da margen para ser más que el útil rol asignado/asumido en la máquina. El reviente se da como escape ante tanta presión, y ahí creemos vislumbrar una apertura hacia nuevas sensaciones. Sería bueno poder vivir la vida intensamente cuando se nos dé la gana y no sólo los fines de semana bajo condición de rozar el coma. Me encantaría también que se legalizaran todas las drogas y que fueran producidas por el Estado o bajo su estricto control. Hay que asumir y transformar la realidad; prohibiéndola solo se logra estigmatizarla y volverla aun más destructiva.

Google. Búsquedas relacionadas con nahuel perez biscayart: nahuel perez biscayart twitter, nahuel perez biscayart biografia, martin piroyansky, nahuel perez biscayart entrevista, todos estan muertos, nahuel perez biscayart imdb, nahuel perez biscayart películas. ¿Cómo hacés para que tu nombre aún no aparezca asociado a XIPOLITAKIS, PEGAMENTO, LAZARO BAEZ, ERREWAY? 

No hago nada. No tengo nada que ver con eso. Me googleo de vez en cuando en relación a alguna nota o artículo que puede haber sido publicado.

La improvisación como filosofía de vida. ¿Qué lugar le das a la improvisación tanto arriba como abajo del escenario?

La improvisación es la herramienta más fuerte para mantenerse despierto, para renovar energía y estimular la imaginación, todas cosas fundamentales para la actuación y para la vida.

Viendo algunos posteos en tu Fbk, ¿qué te produce enterarte de casos como el de la minera Barrick Gold que contaminó ríos con cianuro en San Juan y siempre lo negó con la complicidad del gobierno Provincial y los medios locales? 

Me indigna mucho. Me duele saber que un país saqueado y contaminado siga fomentando dicho saqueo, vete leyes y legisle para abrirle el camino a corporaciones dedicadas a eso. Lo único que nos dejan son unos pocos puestos de trabajo que no justifican la contaminación descontrolada del agua y la destrucción de la cordillera. Todo esto por unas regalías bajísimas que se pagaban bajo declaración jurada sin ningún tipo de control de la cantidad de materia prima exportada. Ahora con el nuevo gobierno alcanzamos un nivel aun más profundo de saqueo gracias a la anulación de las retenciones a la minería.

A medida que fuiste haciéndote famoso, imagino que inevitablemente aparecieron los amigos del campeón, ¿cómo manejaste eso?

No soy famoso por suerte. Me volví cada vez más anónimo gracias a trabajar en diferentes países y no generar ningún anclaje ni continuidad. Los amigos es un sentimiento muy fuerte, las eventuales relaciones que nacen en torno a cierto interés preciso no maduran a no ser que superen ese interés inicial. Supongo que por amigos del campeón te referís a eso, no?

¿Cómo ves este momento y este nivel de exposición con las social media que vivimos?

Me intriga mucho esa nueva performance de “mi vida” en las redes sociales. Una doble vida, la que muestro y la que llevo. Dependemos cada vez más del otro en cuanto a que nuestra supuesta felicidad -que no es más que un subidón de ego- sólo puede existir si hay otro que la mira, la aplaude o la envidia. Me fascina como gente que está teniendo un viaje de mierda por ejemplo, no para de subir fotos de alevosa #felicidad, #plenitud, #lifeisnow, #embracethepresent. Esta frase de la canción “Ancora tu” me ayuda a entender que la cosa no pasa por idealizar las vidas ajenas, sino por darle valor a la propia. “E come stai? Domanda inutile. Stai come me e ci scappa da ridere”.

1168939_262957353889708_1003360409_n

¿Tenés alguna cábala para laburar?

Respirar

La mayoría de tus proyectos en los que participás son experiencias intensas. ¿Qué pasa después, cómo quedás físicamente?

Las experiencias intensas tienen finales movilizantes y eso es parte de la aventura. No existe una sin la otra creo. Una parte queda detrás y hay que aprender a hacer el duelo. Es un músculo que lo tengo bastante ejercitado, aprendí y sigo aprendiendo a darle todo el lugar posible a las experiencias y a poder soltar cuando llegan a su fin. Lo duro es cuando no viene otra experiencia tan o más enriquecedora después. Y por eso sigo supongo. Cuanto más avanzás, más le pedis a la vida. O mejor o bien distinto.

¿Crees que te podés llegar a dedicar a otra cosa full time algún día?

Me encanta pensar que todo puede pasar. Y me gustaría que algo me lleve a una nueva situación de vida sin darme cuenta. En las personas que tenemos la suerte de no tener que pensar en la supervivencia inmediata, el futuro puede ser abrumador si cambia su calidad de ‘potencial’ por la de ‘expectativa’, o si nos ahogamos en la sensación de infinita libertad. Me gusta pensar el futuro como resultado de nuestra imaginación.

En esta corta (más de diez años no es corto la verdad pero calculo que van a hacer muchos mas) pero intensa carrera ¿Recordás algún consejo que te marcara especialmente?

Respirá.

¿Pintaste alguna vez?

Sí, hice dos años de Bellas Artes.

¿A dónde va a parar un país que se rinde ante un nuevo tatuaje de Cande Tinelli?

Quiero creer que Argentina es más que esa parte de la población rendida ante el tatuaje. Supongo que la importancia que se le da a ese tatuaje es la clara muestra de como la apreciación está siempre puesta en el afuera. Seguimos consumiendo todo lo que se nos hace creer como necesario y fundamental. Nos manejan como quieren, a tal punto que votamos a nuestros verdugos: no queremos ver y asumir lo que somos, sino representar lo que no somos.

¿En relación a la cultura, te ves más cercano a lo académico, de conservatorio, o te producen asfixia esos ámbitos?

Si bien nunca fui al conservatorio ni frecuenté realmente ambientes académicos, no me cierro a nada e intento servirme de todo. Si algo de lo que mencionás me produce asfixia no es tanto por el contexto sino por el contenido.

n

Cansa no poder ser invisible para patear el bosque en la oscuridad. ¿Cuál es la fantasía que más te gustaría?

Volar!

Vivimos en una sociedad sumergida en el consumo y en la tristeza pero que hace todo lo posible por inventar mecanismos para negar esa tristeza. Desde tu lugar como artista, ¿cómo ves esta parodia y cómo se puede soportar la incertidumbre y la tristeza, sin caer en la cocaína o en Victoria’s Secret?

Abrazando a los amigos, buscando compañeros de lucha y compañía, enfocando la energía colectiva en algo más profundo e inspirador que el último modelo de celular, valorando más las experiencias que los objetos, soltando la idea de estabilidad y sobre todo pasando tiempo en la naturaleza. Eso es imbatible.

En relación a Glue. Es una de las películas que más me gustó tanto la historia como las actuaciones. Se cumplen diez años de esa gesta histórica en la Patagonia. Lo que me gustaría saber es qué significó Glue para vos, como proyecto, experiencia, y comunión.

Vimos nevar en pleno verano, nos unió en un gran viaje de descubrimiento, de comunión, de festejo, de amar la vida en todo sentido. Llevamos a la pantalla lo que veníamos haciendo con Ine y Nahue en las clases de Nora Moseinco bajo la mirada amorosa e inspiradora de Alexis Dos Santos.

En una entrevista decís que en Glue nunca se decía acción. Esto es muy inspirador para todo en la vida. Pero siento que en la mayoría de los proyectos, sobre todo los grandes, esto no pasa.

Pasa poco, sí. Pero cuando todo fluye bien inevitablemente ocurre. Más, menos, pero ocurre. El cerebro colectivo toma el control y es hermoso ser parte de una gran máquina que se articula, cuestiona y avanza sin necesidad de estructura o de pautas claras. Tampoco diría que tiene que ver con la escala de la producción sino con el tipo de búsqueda, aunque es bastante común encontrarse en proyectos grandes en donde por cuestiones financieras y de presión se deja poco margen a la sorpresa, como si lo encuadrado y premeditado fuese siempre garantía de hallazgo…

10735578_699690066781583_497600824_n

Francia. ¿Cómo arranca tu vida en París, fue de pura casualidad o hubo casting etc?

A través de Benoît Jacquot que me vio en “La sangre brota” y me propuso actuar en su peli “Au fond des bois”. El idioma lo fui aprendiendo trabajando y luego estudiando tres meses intensamente.

Au fond des bois, Grand Central, 120 BATTEMENTS PAR MINUTE. Comentanos un poco el trabajo en estos proyectos, si hay alguno más que me esté perdiendo y si tienen estreno en Argentina próximamente.

Terminé en marzo la primera película de Joan Chemla. Película que gira en torno al exilio de un personaje que es echado de su propia comunidad ante un accidente del cual se lo culpa. Ahora mismo estoy filmando la próxima película de Albert Dupontel “Au revoir là-haut”, adaptación de la novela de Pierre Lemaitre en la cual interpreto a Édouard Péricourt un artista sobreviviente de la gran guerra que queda desfigurado y se propone armar una gran estafa nacional para demostrar la ridícula pasión por glorificar a los caídos en guerra, mientras que los responsables de la guerra se han vuelto cada vez más ricos y poderosos, sin importar si perdieron o ganaron. El lunes 25 de abril proyectamos un video que hicimos con Teddy Williams en el marco de Hors Pistes del Centro Pompidou en el cual se conjugan manifestaciones y revueltas en muchas partes del mundo con un ex-militante abatido y con jóvenes alienados por el trabajo.120 battements par minute es en septiembre y cuenta los primeros años de la asociación Act Up de París.

A propósito de Francia. Últimamente la vemos muy nerviosa en la guerra contra el terrorismo, como principal país aliado a EEUU y también sufriendo por esa alianza atentados múltiples. ¿Pudiste en estos años ver algunas fisuras en la sociedad francesa al respecto?

Hablando muy groseramente y sobre todo de París, veo claramente una manera de ver las cosas muy similar a la estadounidense, un sentir bastante centralista, colonizador e imperialista. Francia tiene una historia colonial muy fuerte y mismo hoy en día conserva sus departamentos de ultramar sin hacer el más mínimo cuestionamiento. Detrás de la Liberté, Égalité et Fraternité se esconden los mismos intereses imperialistas que en Estados Unidos en cuanto a política exterior se refiere. Francia duplicó sus exportaciones de armamento entre 2014 y 2015 y su principal comprador es Arabia Saudita. Habiendo dicho esto, está en pleno auge el movimiento Nuit Debout que está concentrando cada vez más personas en las plazas de todo el país en torno a actividades muy críticas al sistema político actual y en donde se escuchan voces disonantes y con mucha energía enfocada en producir cambios.

11421861_1597889003831944_1967680869_n

Rodaje. ¿Qué no puede faltar en un buen catering? 

Humus, palta y sopa de miso idealmente.

Estando afuera, ¿cómo te llevás con los nuevos formatos para ver películas o series? 

Bastante mal. Me cuesta mucho seguir series, me confunden las historias tan largas y pierdo el interés rápido. En cuanto a películas si puedo ir al cine, prefiero.

¿Cada corazón merece una oportunidad?

Claro que sí.

En relación a los miedos, ¿a qué le escapás?

A la nostalgia, a la exigencia y a la urgencia.

¿Escuchaste Purpose, el último disco de Justin Bieber?

No.

10483335_336808593134357_1167762313_n

La invasión. ¿Si te llaman de Hollywood, algo que puede suceder tranquilamente, irías sin problemas? (recuerdo que una vez Darín dijo que nunca aceptó nada de Hollywood entre otras cosas porque los papeles que le daban era siempre un latino narco o por el estilo)

Hay varios directores estadounidenses muy interesantes con quienes me gustaría trabajar. Pero no depende de Hollywood sino del proyecto en primer lugar y del personaje en segundo. Así como nunca hice una publicidad de leche, tampoco haría una película que refuerce los ideales imperialistas estadounidenses o que justifique las atrocidades que cometen en el planeta.