Una mujer, una mujer atrás, una mujer atrás de un vidrio empañado. Que Natacha Jaitt haya terminado su vida tirada en una cama de un salón de eventos en Villa La Ñata, explica muy bien el poder de la justicia poética cuando ya no queda suerte por cargar.

Las últimas noticias hablan por sí solas. Encontraron una mochila que pertenece a Natacha con 800 doláres y 20 mil pesos. Su abogado sostiene la hipótesis de que la mataron “por algo que ella quería denunciar, algo nuevo” y que “no se puede descartar que Raúl Velaztiqui Duarte sea parte de los servicios de inteligencia”. Velaztiqui Duarte, único detenido hasta ahora, es el productor de eventos que llevó a Jaitt al complejo donde se iba a dar una reunión de trabajo para terminar de definir los términos y condiciones de su stand up, pero que luego se contradijo en su testimonio: dijo que no vio a Jaitt consumir estupefacientes.

Los investigadores ya vieron los videos de las 12 cámaras de seguridad del complejo “Xanadú” donde pasaron esa noche, en donde se ve a algunos de los presentes, entre ellos Natacha, acercarse a una mesa de mármol e inclinarse como para aspirar cocaína, tal como contaron otros testigos. Después las pericias encontraron además de cocaína, LSD y clonazepan.

Otra de las contradicciones que notaron los fiscales Sebastián Fitipaldi y Diego Callegari es qué pasó con el celular Samsung de la víctima, que fue secuestrado dentro del auto Fiat Adventure de Velaztiqui Duarte. Se sabía el permanente uso que le daba Jaitt a su equipo y para los fiscales, también mintió en esto: creen que sacó el celular de Natacha de la mochila y lo llevó hasta su auto con algún fin. O inlcuso, que una vez sin vida, podría haber usado sus huellas de la mano para poder acceder.

A horas de conocerse la noticia, el periodista Luis Ventura publicó en su Twitter una foto de Jaitt desnuda sin vida en la cama pero el abogado solo va a iniciar acciones legales contra el policía que le pasó la foto a Ventura, quien ya fue separado de la fuerza. A principios de enero, la ex chica Playboy llamó a una conferencia a los medios para denunciar que había sido violada por dos amigos: “Abrí los ojos y me practicaban sexo”. Según el bailarín de tap Anibal Pachano, la ONG Actrices Argentinas “abandonó a Natacha Jaitt porque ejercía la prostitución”.

Para el Daily Mail, uno de los medios más visitados en UK, “la modelo de Playboy fue encontrada muerta ‘por sobredosis de drogas’ después de una fiesta, un año después de que ella trató de exponer el ‘círculo pedófilo’ y advirtió que podría ser asesinada”. El año pasado, en plena cena en lo de Mirtha Legrand, la ex estrella del Gran Hermano de España, afirmó que tenía evidencia de una red de pedofilia VIP con vínculos en el mundo del fútbol, el periodismo y empresarios, con Guillermo Coppola entre otros aquella noche en la mesa.

Al igual que con Ricky Fort, nos quedarán sus tuits prendidos fuego que parecen atar sus cabos sueltos con una capacidad innata para viralizarse. Y también nos queda Ulises, su verdadero gran hermano, mejor guardían y más smart, que promete venganza para sanar el legado de delirium tremens, traiciones y relaciones carnales con gente tóxica que le dejó su hermana para siempre.