Nico Wussy aprendió a tocar la guitarra a los once años y a los catorce ya tenía su primera banda. Tocó Thrash Metal, Hardcore Punk, Grindcore y Black Metal. En 2012 junto a su hermano formaron Santos Wussies, un dúo de punk alter­ nativo con el que grabaron tres discos. A finales de 2014 se mudó a Londres y estuvo de gira tocando en varias capitales europeas. En 2016 consiguió un trabajo como representante de ventas para un estudio de diseño textil. Su trabajo consistía en viajar por todo el mundo. Así pasó la mayoría de los días del 2016, 2017 y 20 18 en avio­nes y aeropuertos, sufriendo de un jet lag constante que parecía no tener fin, y un estado de soledad infinita. Tales fueron sus horas de silencio y aburri­miento que, inspirado por Charles Bukowski, Tao Lin y Brel Easton Ellis, decidió empezar a escribir lo que luego terminaría siendo Espiral, su primera novela. Hoy en día, Nico Wussy se encuentra escri­biendo Todo buen chico merece dulce de leche: su segunda novela y precuela de Espiral

En este nuevo encuentro con REGIA en la distancia, le preguntamos al vampiro milenial sobre las 7 curvas que lo llevaron directo hacia el punto sin retorno de su espiral.

Yves Magiap

El anti héroe de Espiral. Un día pensé “voy a escribir una novela sobre un vendedor de diseños textiles que viaja por el mundo vendiendo diseños textiles”. Tenía la historia pero no tenía el plot. No tenía ni idea de cómo iba a empezar, de cómo iba a seguir, ni de cómo iba a terminar la historia. Creé a Yves Magiap y a su universo, le di vida y dejé que él tome el control absoluto de su propio destino. Yo en ningún momento interferí en sus decisiones ni en su camino, nunca intervine en sus acciones, ni lo influencié con mi moral ni mis creencias ni mi forma de vivir la vida.

Jet Lag

Encontré que mi mejor estado mental y de consciencia para escribir Espiral no era estando ni drogado ni borracho ni triste ni contento. En el estado que más cómodo me sentía para escribir era estando de Jet Lag.

Aeropuertos

Nunca pasé tantas horas muertas en aeropuertos como en estos últimos dos años. Esa sensación de estar atrapado sin saber a donde ir, en ese lugar sin ventanas abiertas ni aire natural, es horrible. Nunca estuve preso pero empecé a sentir que esto que sentía se le debía parecer bastante. Pasé tantas horas sólo y aburrido que me tuve que encontrar una nueva distracción. Los libros y las redes sociales ya no eran suficiente. Probé con llevarme un ukelele a mis viajes pero no me funcionó porque me parece un instrumento de mierda. Un día abrí el word y empecé a escribir unas líneas, y así fue.

Sleep – Dopesmoker

Casi siempre que me sentaba a escribir ponía “Dopesmoker” de Sleep. Es una canción mantra doom que dura 63:36 minutos. Cada vez que le daba play cerraba los ojos, entraba en trance, ponía los dedos sobre el teclado de la laptop y me dejaba perder en el mundo mágico de Yves.

Lao Tse

Siempre que me encuentro en situaciones de espiral extremo pongo audio libros de Lao Tse y me relajan.

David Lynch

Me fascina esa facilidad que tiene para transformar una historia realista en surrealista en un segundo. Lo hace con tal naturalidad que casi ni me doy cuenta del proceso y quedo sin entender nada, pero tampoco me pregunto muchos “porqués” y me dejo llevar por la historia de una forma pasiva.

Charles Bukowski / Bret Easton Ellis / Tao Lin

Less Than Zero de Bret Easton Ellis fue la novela que hizo que me interese por la literatura, pero con American Psycho lo llevó todo a otro nivel. La naturalidad y soltura con la que escribe sobre violencia me flashió a otro extremo. Leer un libro gore puede ser más gore que ver una película gore? Bret Easton Ellis lo hizo.

Descubrir a Tao Lin me dio fe en el presente literario. Leer a un autor contemporáneo y millennial que toca temas tan cotidianos con los que me siento identificado, usando un lenguaje narrativo moderno y diferente me inspiró muchísimo.

Charles Bukowski es el 1 en mi corazón. Su sabiduría me salva la vida casi a diario. Me enseñó a verle el lado cómico a la tragedia. Gracias a él pude ver que casi todo es posible, incluso cuando no tenes nada y sos feo.

View this post on Instagram

Introducing my dad to cannabis

A post shared by Tao Lin (@mtgjdfjdfgukkhddtyhcffghhvdfyg) on

 

Espiral (Caleta Olivia, 2019) será presentada en Buenos Aires el sábado 16 de Marzo en la Galería BETA SUR, a las 19 hs en Caboto 725, La Boca.