Capitalismo tardío a orillas del desierto. La historia de una puesta en escena que fue padeciendo los cambios bruscos que trajo internet, la avanzada de las redes sociales, la post fotografia con las autofotos y el palito de la selfie, todo lo que nos pasó desde el 2005, un antes y un después también para una instalación artística como lo fue y es Prada Marfa.

Situada a 2,3 km al noroeste de Valentine, Texas, justo al lado de la autopista US 90, y a unos 42 km de la ciudad de Marfa, de 2000 habitantes. Una escultura de adobe, yeso, pintura, paneles de vidrio, marcos de aluminio y alfombra, que replica una tienda cualquiera de Prada ideada por los artistas nórdicos Michael Emlgreen e Ingar Dragset (con estudio en Berlín) y realizada con la ayuda de los arquitectos estadounidenses Ronald Rael y Virginia San Fratello, tuvo un costo de 80.000 dólares y tenía la intención de no ser reparado, destinado a degradarse lentamente en el paisaje natural. Este plan se desvió cuando, seis días después de que se completó la escultura, fue vandalizada por graffitis en el exterior y también irrumpieron en el local robando bolsos y zapatos que solo tenían para pie izquierdo.

La no-tienda fue construida en 2005 y en su interior hay una selección de bolsos y zapatos de la colección Otoño Invierno de ese año de la marca italiana, seleccionados personalmente por la propia Miuccia Prada, nieta de Mario, el fundador de Prada.

Desde ese día, miles de visitantes que van a posar delante de la instalación. Desde ese día, Prada Marfa como un fake store en la intersección del arte, la arquitectura, la moda y el turismo, una escultura con una exposición permanente de seis bolsos y catorce zapatos izquierdos (tras el robo, Prada les dio los mismos zapatos derechos) en plena aridez walker texas ranger.

Pero los planes iniciales cambiaron rápidamente ya que, durante la última década, el local ha sido robado, dañado, e incluso completamente destrozado, cuando en 2014 un artista que se hace llamar 9.271.977 (nombre real Joseph Magnano) cubrió toda la instalación con afiches de la marca de zapatillas TOMS, pintando sus paredes en azul y pegando carteles en sus ventanas. Fue detenido inmediatamente, y tuvo que pagar 12.000 dólares en multas. También, recientemente, fue amenazado de demolición por considerarse para el municipio de Valentine una publicidad encubierta, hasta que finalmente fue declarada museo (con una sola exhibición).

Cabe aclarar algo. Rita Weigart, una secretaria de una escuela pública en Valentine, donde también es residente, vio los actos de vandalismo alrededor de las 8:15 am en su camino hacia el aeropuerto de El Paso (queda muy cerca de la frontera mexicana) y alertó a la policía del condado. Cabe aclarar también, que a pesar de la campaña de la compañía TOMS “One for One”, comprometiéndose a donar un par de zapatos a alguien necesitado por cada par comprado, TOMS ha sido durante mucho tiempo objeto de controversia debido a que su fabricación se lleva a cabo en los países africanos y asiáticos y porque la empresa a menudo realiza donaciones a causas conservadoras, como organizaciones pro-vida.

Las nuevas carteras de Prada Marfa no tienen fondos y cualquier movimiento interno monitorea a un sistema de seguridad que alerta a las autoridades de Marfa si las bolsas se mueven.

A pesar de la agitación, el proyecto ha permanecido firme más allá de los presidentes que pasaron, un colapso financiero en el medio, y la explosión de las redes sociales. Las preguntas que rodean a Prada Marfa tienen que ver con el hecho de haberse convertido en un telón de fondo para selfies, descolocando por completo los objetivos de los creadores, que la habían pensado como una declaración anti-consumista. La instalación que justamente quería hablar de la decadencia y vulgaridad del lujo con el paso del tiempo y el concepto de deterioro, terminó siendo cómplice de las estructuras policiales y turísticas locales para meter presos a los que quisieron modificarla, en su mayoría gente nativa no turista.

Michael Elmgreen: El local en sí es bastante barato hecho en piedra tradicional de arcilla que se utilizó en esa región originalmente para construir casas, y luego llegó el punto en que teníamos que llenarlo con estos artículos de lujo, y eso no es tan barato, por lo que llamamos a Prada y dijimos que estábamos haciendo esta tienda, y que necesitábamos que nos proporcionaran los zapatos y los bolsos. Y fueron muy agradables, Miuccia misma seleccionó las cosas que fueron elegidas muy hábilmente en los colores de arena porque está en el medio del desierto de Texas, donde todo tiene estos tonos. Por lo que las bolsas y los zapatos de esa colección AW05 tenían piezas que corresponderían a esa combinación de colores.

Ingar Dragset: Ella fue muy generosa, nos escribió una carta que decía que se podía utilizar el logotipo libremente y que no iban a demandarnos por eso. Sabíamos que era una propuesta extrema para ellos, salir de Paris, de Milan, de Nueva York y verse puestos en medio de un desierto, bajo una consigna de anti-consumo.

Michael Elmgreen: Nos sorprendió mucho y nos dio tristeza la noticia que tres días después de la apertura, la habían saqueado, alguien que conducía un camión fue hasta la puerta y sacó los zapatos y se escapó con los zapatos del pie izquierdo! y las bolsas, por suerte tenían los zapatos del pie derecho para sustituir los productos desde Prada, también enviaron más bolsas.

Ingar Dragset: También nos sorprende lo popular que es. No había nadie allí para la apertura. Fueron sólo algunos ranchers que estaban allí (texanos cowboys) y cinco amigos de Nueva York! Pero todo esto fue pre-Instagram, estoy seguro de que también es casi pre-Facebook, por lo que no estaba en nuestro deseo un rebote así ni sabiamos lo mediático que se iba a convertir todo.

Michael Elmgreen: Los autorretratos tienen una larga tradición, pero la selfie, a pesar de su inocencia, es una especie de fotografía maldita, muy narcisista y enferma. Es como si el mundo no existe si su rostro no está adelante. No importa cuán bello es un entorno natural, su cara está allí, frente a eso, eso es lo que les importa. Es como si todo el mundo es sólo un telón de fondo para usted como persona.

Ingar Dragset: No desconecta a la obra en sí, pero es obvio que ha tomado su propia vida también. Una vez más, los tiempos han cambiado desde que empezamos a hacerlo, y el trabajo ha cambiado en diferentes contextos. Muchos de los artistas del Renacimiento hicieron sus trabajos con un cierto espíritu de época y es completamente diferente como se percibe en la actualidad. Obras que estaban en contra del consumismo en el Arte Pop en realidad se convirtieron en parte del mercado comercial, como un Andy Warhol o Jeff Koons o lo que sea. No se puede controlar eso como artista. El trabajo de Prada Marfa también analiza cómo percibimos la naturaleza hoy en día, porque todo en nuestro mundo se ha perforado, todo se ha vuelto manoseado por el hombre, y es bastante claro con esta tienda en el medio del desierto.

Previous articleTHE XX – I DARE YOU
Next articleVERA SPINETTA x CLARA COHEN
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.