El cineasta británico Jamie Whitby se sumergió en Marruecos para capturar las aventuras frenéticas de Anfa Riders, una crew de chicos que con sus motos son los dueños de las calles en Casablanca.

Un equipo muy unido de motoqueros adolescentes que se formó por primera vez en el verano de 2015, liderado por los miembros fundadores Yousef Boukhrais y Aymane Ait Malek, se reúnen en masa para participar en atrevidos paseos en moto, desafiando rutinariamente los mejores esfuerzos de las autoridades locales para detenerlos.

La mayoría comenzó a practicar los trucos en sus bicicletas. Reunidos en las afueras de la ciudad, los Anfa riders -que también se refieren a sí mismos como stunteurs– se adentran y salen del tráfico de Casablanca, realizando trucos y acrobacias con una teatralidad propia de experimentados.

“Al igual que cualquier stunteur en Casablanca, comencé por enamorarme del estilo, simplemente viendo a los profesionales en sus motos deportivas”, explica Malek. “Día tras día, intentas hacer lo que estás haciendo arriba de la bici. Luego, [a medida que creces] te mueves en scooters”. “Cuando estoy conduciendo, siento que estoy en mi propio mundo”, agrega el cofundador Boukhrais. “Es una sensación tan emocionante, sentir como que estás volando. Te olvidas de todos los problemas que te rodean”.

Al final del año pasado, el cineasta británico Jamie Whitby los conocoió a través de uno de sus videos de YouTube autoimpulsados. Cautivado por la unidad del grupo y sus muestras de intrepidez, se acercó a su Facebook y organizó un viaje en avión a Marruecos para pasar cuatro días fotografiando a la pandilla en su ciudad natal.

Tres meses después, Whitby regresó a Casablanca: esta vez, con un equipo que lo acompañaba. En el transcurso de cinco días, él y su gente los siguieron, filmando sus hazañas colectivas mientras recorrían la ciudad, iluminando a los personajes que forman parte del movimiento.

El resultado del viaje se puede ver en el video Before Sunrise, la tercera canción del segundo álbum de la banda británica Gengahr, Where Wildness Grows. “No fue hasta que estuve allí en el segundo viaje, que entendí realmente el nivel de riesgo que están teniendo”, dijo Whitby.

“La policía confisca sus motos a primera vista y las multa es alta, por lo que se reúnen en su mayoría en las afueras de la ciudad donde no hay policías, lo que significa también que la gente viene a robar sus bicicletas a punta de navaja. Y eso es antes de los accidentes”.

Igualmente, los Anfa Riders no se detienen fácilmente. El escuadrón crece día a día, y el video de Gengahr solo servirá para acelerar las cosas. Para Boukhrais y el resto de los chicos, las cosas nunca han parecido más claras.

“Nos enfrentamos a muchos desafíos aquí, las cosas básicas no están disponibles, como buenas rutas para circular, lugares para entrenar”, continúa Boukhrais. “La policía no nos acepta como tipos apasionados por las motos y lo estamos haciendo de corazón, sin siquiera pensar en lastimar a nadie”.

Previous articleMATIAS HERNÁN
Next articleTHE SOCIAL NETWORK SCANDAL
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.