El hombre más elegante de la moda francesa, Hubert Taffin de Givenchy, murió a la edad de 91 años. “Givenchy murió mientras dormía el sábado 10 de marzo. Sus sobrinos, sobrinas y sus hijos comparten su dolor”, escribió su compañero, el modisto Philippe Venet, en un comunicado.

Hubert de Givenchy nació el 20 de febrero de 1927, en Beauvais, en una familia protestante de la antigua nobleza francesa. Su padre murió cuando solo tenía dos años, y creció admirando a su madre. Su abuelo, conservador de las fábricas de Beauvais y Gobelins, coleccionaba telas y disfraces del mundo entero. Lo cual fascinaba Hubert y le dio su pasión para las telas y la moda.

A los 17 años, en 1945, se mudó a París para estudiar en la Escuela de Bellas Artes y encontrar un trabajo en la moda. Aprendió a coser con Jacques Fath, Robert Piguet, Lucien Lelong (según las recomendaciones de Christian Dior) y Elsa Schiaparelli.

Fundó su marca en 1952. Desde su primer desfile de moda hasta su salida de Givenchy en 1995, vendida en 1988 al grupo LVMH, Hubert de Givenchy marcó durante cuarenta años el mundo de la moda por la elegancia de sus creaciones, como el famoso vestido negro usado por la actriz Audrey Hepburn en “Breakfast at Tiffany’s”.

El diseñador había pedido que sus amigos y admiradores hicieran una donación a la organización caritativa para niños Unicef en su memoria, en lugar de enviar flores.