Kalen Hollomon

y

Las nuevas formas de agitar de un fotógrafo profesional nacido en California pero que con el tiempo se fue a vivir a Nueva York, se abrió una cuenta en Instagram y ya tiene 100 mil seguidores a fuerza de collages y mixturas que atraviesan la cultura pop en su dimensión más paradójica. Las mismas marcas a las cuales Daniel Arnold, el alter ego de Kalen Hollomon, atraviesa y cuestiona con su arte como Prada, Céline o Gucci, por citar solo algunas, son las que luego lo terminaron contratando para viralizar campañas también en Instagram (También Vogue ha tomado nota de su creatividad. Hollomon colaboró con ellos para la Semana de la Moda de Nueva York, y luego para la Semana de la Moda de París).

+ info

Naro Pinosa

tumblr_o936n034Cv1spwlyxo1_1280

Por Julián Doyle

La era de la manipulación, del copiar pegar, de las mezclas, del mixtape, la apología del mejunje, lo abyecto y desarmado, la penetración, el arte visto como una tortila española, como su deconstrucción, globo de ensayo nunca taxi, mesaza, las meninas atravesadas por el sexo duro, en el fondo todo bien, carga virtual, so we can speculate about it, ojo de loca no se equivoca.

Naro Pinosa atraviesa su mejor momento que como sus creaciones, es una mezcla de muchas sensaciones. La sensación de haber roto límites, de haber crecido, la grata sensación de haber encontrado un medio de comunicación, de ser él y sus creaciones su mejor medio de comunicación, la sorpresa de la multiplicación de los likes, los llamados de las corporaciones más grandes del mundo de la moda que justamente es el mundo que pone en debate-debacle.

+ info