Por @giuliaricciotti

En los últimos años Portugal constituye sin dudas uno de los puntos turísticos más en boga en Europa. Jóvenes y familias enteras se están mudando a sus ciudades, principalmente Lisboa. El atractivo no consiste solo en el hecho que, en comparación de los otros países europeos, los precios estén mas contenidos, sino también que sus paisajes y vida mas relajada dan una perspectiva de vida muy tranquila y diferente de las otras capitales europeas muy caras y siempre en estado de agitación.

Sin embargo, Lisboa en los últimos dos años se ha convertido en una nueva ciudad por la cantidad de franceses y otros turistas de la zona que a causa de la atractiva exención de los impuestos se han instalado allí, produciendo un aumento de los precios de las viviendas, de la vida y una pérdida de se espíritu bohemio que tanto la caracterizaba.

Porto es otro cantar, ubicada en el norte del país, sigue siendo una pequeña joya del territorio portugués. Sus casas coloreadas que se reflejan sobre el río Duero, su ritmo de vida calmo y su gente cordial están atrayendo siempre a más turistas.

El sur constituye sin duda el aspecto mas atractivo. Playas salvajes, surfistas, pequeños pueblos, buena comida. Grupos enteros de viajeros en camionetas que pasan de una playa a la otra. Si quieren pasar un lindo verano en contacto con la naturaleza y en la playa, Algarve no los decepcionará.

Neopop Festival x Diogo Lima Framekillah.

Obviamente que las últimas migraciones también fueron cambiando el panorama artístico y cultural. La presencia de más turistas y más jóvenes ha producido el desarrollo de más eventos sobre todo musicales. Viviendo en Berlin no es que sienta particular fascinación hacia otros festivales de música electrónica pero tengo que admitir que últimamente Portugal está yendo por la mayor y sus festivales se están convirtiendo en un fenómeno cultural importante.

Si queremos poner el foco sobre este aspecto, en primer lugar, tenemos que nombrar el ya muy conocido Boom. Como el Fusion Festival en Alemania y el Burning Man en Estados Unidos, Boom que empezó siendo un festival de música trance, ahora con la presencia de cinco stages se ha convertido en un punto de encuentro de cultura alternativa. Es un festival imponente que este año llegó a contar con 30 mil personas. Lo que caracteriza estos eventos es desde siempre una atención particular a la sostenibilidad ecológica, la ausencia de sponsors y la oportunidad de ver a artistas de todos lados del mundo. De esta forma se están creando festivales alternativos donde el bien común, el respecto y la auto sostenibilidad son las palabras claves. Nuevas propuestas para acercarse a la música de manera diferente.

WakingLife Festival x Alexandru Ponoran.
WakingLife Festival x Alexandru Ponoran.

Desde hace dos años existe también otra pequeña realidad que en el este del país se está desarrollando con mucha rapidez. El WakingLife con 3 mil personas, este festival regala un maravilloso clima de paz y amor y buena energía. Creado alrededor de un pequeño lago el WakingLife se contrapone al ya masivo Boom y propone los mismos aspectos de eco sosteniblidad, reciclaje, workshop con yoga y meditación y un line up de muy buena calidad. También lo caracteriza la música. Une elección muy atenta que tiene en cuenta los momentos del día y de la noche y acompaña a sus visitadores a sumergirse en la energía del lago y en los mágicos juegos de luces coloreadas.

La realidad de estos festivales es muy diferente de lo que uno se podría esperar y cada vez te encuentras más sorprendido. Hay un punto de buena onda y sentido común que se transmite en todos los participantes. Pasas por un stage a otro, te paras en un pequeño cine adonde podes mirar viejas películas surrealistas, niños que corren, comida vegana, un baño natural en el lago y música, muy buena música. La gente en WakingLife te sonríe todo el tiempo y espero que la energía de este pequeño festival no cambie nunca. Lo recomiendo sin ninguna duda.

WakingLife Festival x Alexandru Ponoran.
WakingLife Festival x Alexandru Ponoran.
Neopop Festival x Diogo Lima Framekillah.

Pero Portugal propone también festivales áas del lado de la música techno donde la finalidad no es la cultura alternativa sino solo proponer un buen nivel de música y de grandes etiquetas discográficas como el Festival Forte o el Neopop Festival. Tuve la oportunidad de participar de este ultimo y tengo que admitir que el line up fue sin ninguna duda sensacional. Cada año, después de diez ediciones, el pequeño pueblo de Viana do Castelo, en el norte de Portugal, atrae a millones de personas bajo los muros de su castillo. Grandes nombres que llegan de la escena berlinesa como Ben Klock, Jeff Mills, Nina Kraviz, Len Faki, Dax J y Freddy K. Nada para envidiar al público del Berghain. Es un festival diferente de los demás, que propone solo música pero seguramente cuatro intensos días bajo el signo de la danza.

Un país que te encanta por su gente, sus paisajes salvajes y su océano. Portugal es absolutamente maravilloso y en un momento en el cual estamos totalmente invadidos por el ritmo siempre mas acelerado de la vida creo que es importante aun encontrar lugares así y tratar de aprovecharlos con mucho amor.

Previous articleMADE IN ARGENTINA
Next articleJIMOTHY LACOSTE — FASHION
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.