La noche del 19 de marzo, Elaine Herzberg, de 49 años, cruzaba la calle en Tempe (Arizona) cuando un coche autónomo de Uber la golpeó y mató. Según informes de la policía, el auto viajaba por debajo del límite de velocidad, pero no mostró signos de disminuir o frenar cuando apareció la mujer. Uber ha suspendido las pruebas de todos sus vehículos automatizados mientras se inician las investigaciones, al igual que otras compañías que desarrollan tecnología AV .

Pero apenas se había secado la sangre cuando la jefa de policía de Tempe, Sylvia Moir, emitiera declaraciones a la prensa para lavar las culpas de UBER. Moir le dijo al San Francisco Chronicle que nadie podría haber visto a la mujer “basándose en cómo ella vino de las sombras hasta la autopista”. Moir parece ignorar que los vehículos autónomos usan LIDAR, un sistema basado en láser, y por lo tanto no debe ser afectado por las sombras o los niveles altos de oscuridad.

Lo que este accidente y la presencia de AV significa para las personas sin hogar que viven en la calle, como era el caso de Herzberg, es otra pregunta abierta. Los desarrolladores de estos coches autónomos insisten en que las pruebas deben realizarse en las calles del mundo real con el fin de avanzar en la tecnología. Pero se olvidan de que ya existen espacios que simulan nuestro mundo real como Mcity, el campo de pruebas construido específicamente en el campus de la Universidad de Michigan, donde los autos que conducen por sí mismos aprenden a conducir en recorridos artificiales diseñados para parecerse a los escenarios viales del mundo real.

Elaine Herzberg fue atropellada por uno de los vehículos autónomos de Uber cuando intentó caminar llevando su bicicleta por una autopista de ocho carriles, sin usar el paso de peatones correspondiente.

Un video publicado este miércoles por el departamento de policía muestra a Herzberg caminando llevando su bicicleta cuando es golpeada por el vehículo. Al conductor de seguridad (humano) detrás del volante se lo ve mirando hacia abajo y no hacia la ruta durante la mayor parte del tiempo antes del impacto.

Arizona tiene la tasa más alta de muertes de peatones de todo Estados Unidos. Diez peatones fueron asesinados en el estado en la última semana por coches que no son autónomos sino conducido por humanos. Todos caminaban en cruces de peatones marcados. El hecho de que el estado sea tan mortal para los runners no es una coincidencia. El mismo factor que es responsable del gran número de muertes de peatones en Arizona es la misma razón por la cual Uber está realizando pruebas allí: el estado prioriza los autos por sobre las vidas de los peatones.

Cuando a Uber se le ordenó suspender sus pruebas de autos autónomos en San Francisco por negarse a presentar un permiso a finales de 2016, la compañía orquestó un éxodo a Arizona, donde el gobernador Doug Ducey le dio la bienvenida.

Los expertos dicen que la alta tasa de muertes de peatones del estado se debe más que nada a calles excepcionalmente anchas que están diseñadas para mover automóviles rápidamente y no proporcionan una infraestructura de seguridad adecuada para las personas que están a pie o en bicicleta.

La gran promesa de los vehículos autónomos para los defensores de la seguridad vial es que están destinados a eliminar los errores que cometen los conductores humanos. Se supone que no deben exceder el límite de velocidad, ni distraerse enviando un mensaje de texto, ni tener la visión afectada conduciendo por la noche, cuando ocurre la mayoría de las muertes de peatones.

Según los informes, justo en el tramo de North Mill Avenue donde ocurrió el accidente, hay mucha información que debería haber hecho que el vehículo de Uber maneje con más precaución. Hay un carril para bicis, hay un camino pavimentado de usos múltiples, y varias señales que dicen “carril para bicicletas” y “ceda el paso a las bicicletas”. La programación de Uber debería haber tenido en cuenta que en este tramo de la autopista en particular, es probable que haya gente caminando o en bicicleta.

Recientemente, la compañía con sede en San Francisco fue denunciada por contratar delincuentes. La Comisión de Servicios Públicos de Colorado multó a la compañía matriz de Uber con $ 8.9 millones en noviembre de 2017 luego de que una investigación determinó que el servicio de transporte había contratado a casi 60 conductores con condenas por delitos previos.

Uber tiene más de 18,000 conductores contratados y 1,000 empleados en Arizona, y cerca de 300 personas trabajaron en las operaciones autónomas en Tempe a partir de noviembre de 2017. El dueño del vehículo autoguiado de Uber que golpeó y mató a la mujer de 49 años el domingo por la noche había cumplido casi cuatro años en una prisión de Arizona a principios de la década de 2000 por un intento de robo a mano armada.

Todos los problemas apuntan a Uber por operar este auto con solo un controlador de seguridad (la persona que se ve en el video detrás del volante totalmente distraído). Muchos equipos corren con dos. Por lo general, el que está en el asiento derecho está monitoreando el software mientras que el que está sentado en el lado izquierdo monitorea el camino. Sin embargo, el “operador de software” del asiento derecho es también un segundo par de ojos en la ruta con bastante frecuencia.

También es importante darse cuenta de que estos automóviles son prototipos, y se espera que fracasen de varias maneras, y es por eso que tienen controladores de seguridad que supervisan.

Tesla Motors fue el primero en revelar una muerte que involucró un auto sin conductor en 2016 cuando los sensores de un modelo S que conducía en modo piloto automático no detectaron un camión blanco grande de 18 ruedas y un remolque que cruzaban la ruta. El auto se terminó metiendo debajo del remolque, y mató al conductor de 40 años al volante del Tesla.