En junio de este año, Kanye West lanzó otra selección de imágenes para su campaña Yeezy Supermoon, con una serie de clones para recrear las posturas de Kim K. Estos ‘clones’ incluyen a las ex estrellas de reality del Bad Girls Club y las personalidades nacidas en Instagram conocidas como Shannon y Shannade Clermont (mejor conocidas como las gemelas Clermont).

El 11 de julio de 2018, el Distrito Sur de Nueva York envió un comunicado de prensa que detallaba algunos cargos muy serios contra una de ellas, Shannade (24): una reunión de 2017 como parte de un trabajo sexual que supuestamente terminó con la información de dos de las tarjetas de débito del cliente robadas y utilizadas por más de 20,000 dólares en compras fraudulentas, incluyendo ropa y otros bienes, tickets de avión, renta y facturas telefónicas. También creó y usó una cuenta de correo electrónico falsa a nombre de la víctima para presentarse falsamente ante terceros, con el fin de cometer fraude electrónico utilizando su identidad, haciendo transferencias a través de Western Union.

Para empeorar las cosas, la víctima fue encontrada muerta por una sobredosis de drogas en la mañana del 1 de febrero de 2017, un día después de su cita con Clermont el 31 de enero. Su muerte es lo que llevó al descubrimiento del fraude: un hombre que usa su tarjeta de crédito meses después de su muerte es probable que despierte sospechas.

#SUPERMOON #AD

A post shared by Shannon and Shannade Clermont (@clermonttwins) on

Si bien no está implicada en la muerte del hombre, Clermont podría enfrentar un máximo de 20 años de prisión por fraude electrónico, 15 años por fraude en el acceso al dispositivo y una sentencia mínima obligatoria de dos años por robo de identidad agravado, dejando atrás una carrera vertiginosa como influencer, modelo y diseñadora de modas de su propia marca Mont Boudoir.

Previous articleSOLO QUEDA UN BLOCKBUSTER EN EL MUNDO Y ESTÁ EN OREGON
Next articleINSIDE NORTH KOREA
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.