En 1911, el editor francés Lucien Vogel desafió a Edward Steichen a crear las primeras fotografías artísticas, más que meramente documentales, un momento que ahora se considera un punto de inflexión en la historia de la fotografía de moda. Como la moda cambió en el siglo siguiente, también lo hizo la fotografía. El enfoque modernista de Steichen fue franco y visualmente deslumbrante. En la década de 1930, el fotógrafo Martin Munkácsi fue pionero en un estilo descarnado y de fotoperiodismo. Ya en los 60s, Richard Avedon alentó a sus modelos a expresar sus personalidades sonriendo, y Helmut Newton trajo una explosión de sexualidad a las imágenes de moda, rompiendo con los estereotipos de género tradicionales. En los 70s y 80s, Bruce Weber y Herb Ritts hicieron de la sexualidad masculina una parte importante de su fotografía. Hoy, con la integración de la tecnología digital, equipos como Inez & Vindoodh y Mert & Marcus están remodelando nuestra idea de lo que es aceptable, no solo estética, técnica y conceptualmente, en una fotografía de moda que se volvió obra de arte. Así llega Icons of Style: A Century of Fashion Photography (Getty Publications, 10 de Julio de 2018) una investigación detallada y profundamente ilustrada de cien años de fotografía de moda, que incluye más de trescientas fotografías de los referentes más famosos del género, incluido Richard Avedon, Lillian Bassman, Guy Bourdin, Erwin Blumenfeld, Louise Dahl-Wolfe, Hiro, Inez y Vinoodh, Peter Lindbergh, Man Ray, Helmut Newton, Nick Knight, Gordon Parks, Irving Penn, Herb Ritts, Edward Steichen, y Tim Walker, y artistas menos conocidos pero igual de influyentes como Corinne Day, Gleb Derujinsky, Toni Frissell y Kourken Pakchanian. Las fotografías se presentan junto con una selección de vestidos, ilustraciones de moda, covers de revistas y anuncios.

Todo lo que se ve y lo que no se ve.  Comenzó el juicio oral por el que Cristian Aldana será juzgado y podría enfrentarse a 20 años de prisión. Siete denuncias de siete mujeres que tenían entre 13 y 16 años cuando se habrían producido los hechos. Según sus testimonios, Aldana las sometía sexualmente, en algunas ocasiones con violencia, y luego las impulsaba a convencer a amigas para que participaran en tríos u orgías que él organizaba. Las obligaba a practicarle sexo oral, les introducía utensilios de cocina en la vagina y el ano y a menudo incorporaba a otros hombres en los encuentros sexuales con las menores. A esto, de por sí escatológico, se suman más detalles atroces. Todos los casos tienen puntos en común: eran adolescentes de entre 13 y 16 años, eran seguidoras fanáticas de El otro yo, no tenían experiencia sexual y vivían situaciones familiares críticas, querían ser artistas y contactaron a Aldana a través del blog de la banda. El caso se hizo público luego de que en abril de 2016, Mailén Frías denunció en un video subido a YouTube a José Miguel del Popolo, cantante de la banda La Ola que Quería ser Chau, por violación y violencia de género. El karma esta vez vez operó rápido, cuando Aldana se solidarizó en Facebook con las presuntas víctimas de abuso de su colega, Miguel del Pópolo, y esto generó que sus víctimas se decidieran a denunciarlo. Desde el 22 de diciembre del 2016, se encuentra preso en la Unidad Penitenciaria de Marcos Paz, con un embargo a sus bienes de más de dos millones de pesos, procesado por abuso sexual agravado por mediar acceso carnal y gravemente ultrajante, con corrupción de menores. Sus últimas apariciones públicas fueron disfrazado de monja, en un encuentro que se realizaba en la plaza del obelisco que denunciaba violencia de género en el ámbito del rock, en 2016. Y una entrevista para Rolling Stone, donde insistía en negar todo.

The best surprise is no surprise. Apenas eran las 7:30 a.m. en el campus de Santa Fe High School, a unos 35 kilómetros al sureste de Houston, cuando los disparos resonaron por los pasillos. Un estudiante de 17 años de la Escuela Secundaria Santa Fe en Texas abrió fuego contra sus compañeros de clase, matando a diez personas (nueve estudiantes y un profesor) con una escopeta y un revólver calibre 38 que eran propiedad legal de su padre. El vicegobernador del estado culpó de los disparos a la cantidad masiva de “entradas” y “salidas” de la escuela, y el presidente de la Asociación Nacional del Rifle dijo que las recetas de Ritalin (un psicofármaco que aumenta la concentración) eran responsables de la violencia. Pocas horas después del tiroteo, Dimitrios Pagourtzis, un introvertido que había dado pocas señales del desastre que iba a provocar, se había rendido y había sido puesto bajo custodia. En el instante que entraba el campus y grita “Sorpresa!” antes de comenzar a disparar, según descripciones de personas que lo vieron, tenía una escopeta recortada y una pistola. Además, llevaba una sobretodo de gabardina con botas de combate y una camiseta con la inscripción ‘Born to Kill’.

El CDC recomendó no tragar el agua en piscinas de hotel. Según un nuevo informe del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, de 2000 a 2014, funcionarios de salud pública de 46 estados informaron 493 brotes asociados con aguas recreativas, lo que resultó en más de 27,000 enfermedades y ocho muertes, según el informe dado a conocer el 18 de mayo. Las piscinas de los hoteles y las jacuzzis fueron el escenario de más de un tercio (32 por ciento) de los brotes, seguidos de los parques públicos, clubes / instalaciones recreativas y parques acuáticos. La mayoría de las infecciones provienen de varios organismos que pueden sobrevivir con el cloro y otros desinfectantes de uso común, entre ellas una bacteria que causa una enfermedad similar a la neumonía.

Es un lugar solitario y paranoico estar en la cima. Mientras que para algunos lo importante es desaparecer, Michael Jordan piensa todo lo contrario. Considerado uno de los mejores y quizás el mejor jugador de NBA de todos los tiempos, ganando seis campeonatos, despachando a todos sus rivales, con un estilo estético en su juego y estadísticamente dominante, protagonista de Space Jam , etc. Nadie niega sus calificaciones. Pero en los últimos años LeBron James ha hecho incursiones serias en la NBA, siendo incuestionable, aunque ganó menos campeonatos, y nunca protagonizó nada tan bueno como Space Jam. Esto aparentemente molesta a Jordan, un competidor de raza que hablaba mal de sus propios compañeros de equipo y era mucho peor con sus oponentes. Un perfil de ESPN reciente reveló que está consumido por la posibilidad de que algún día la gente piense que LeBron era mejor que él. Ahora, se confirmó que Jordan participará en un próximo documental de varios capítulos coproducido por ESPN y Netflix que abarcará 10 horas, según el reportero deportivo Richard Deitsch. El documental se lanzará en 2019, y se cree que abarcará casi todo lo que sucedió en su vida.