Hasta que un usuario de Reddit, Sophiacoolerthanu, subió la nueva música en Soundcloud y publicó en / r / hiphopheads, muy pocas personas sabían que había buenas nuevas del rapero de Sad Boy, que vuelve a su alias más experimental ‘jonatan leandoer127’ para dos EPs y un single.

 
En lugar de promover lo nuevo a través de su plataforma más grande como Yung Lean, dejó caer los nuevos lanzamientos en gran parte como si tuvieran una vida propia, que es un movimiento raro en una industria saturada donde los artistas dependen de la autopromoción y destacándose de la multitud.

Yung Lean es su alter ego más conocido en las composiciones y todo el rapeo de autotune solo y con los Sad Boy. Pero también tiene muchos proyectos paralelos. Hace punk con su banda Död Mark, y también escribe canciones inusuales y difíciles de clasificar bajo el alias jonatan leandoer127 – un nombre muy cercano al nombre real de Yung Lean, Jonatan Leandoer Håstad. Ahora ha compartido una pila de material bajo el último alias.

 

 
En cuanto a la música en sí, los dos EP son Katla (que fue producido por el cantante y compositor británico Palmistry) y Psychopath Ballads (que incluye canciones que habían estado disponibles anteriormente a través del canal jonatan leandroer127). Ambos son, como ha sido el proyecto jonatan leandoer127, una salida de lo ya hecho bajo el proyecto Yung Lean: Katla tiene dos toques R&B (“Helvetet & Jag”), mucho pop barroco profundamente disuelto y las Baladas de psicópata es un trabajo de sonido más áspero y de texturas duras con algunas influencias de Daniel Johnston (“On the Road”) y mucho del imaginario emo. El sencillo, “Toxic”, pone a Yung Lean nuevamente en lo más alto de la composición no convencional del rock alternativo.

Stream a continuación a través de su SoundCloud.

 

Previous articleDEMANDAN A TRUMP POR BLOQUEARLOS EN TWITTER
Next articleVILLA INSUPERABLE
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.