Nos encontramos en algo más que el amanecer. La mitad de un siglo destinando presupuestos millonarios a investigaciones cercanas del tercer tipo para descubrir lo que hoy, gracias a las imágenes en ultraHD del robot Curiosity, es un inmenso Dakar de aridez y rococó western. Marte significó demasiado para un siglo veinte con tecnologías pesadas y que no contaba con la compresión de datos que hoy se respira ni con el optimismo de especialistas que vaticinan un 2030 con humanos allí.

Antes de que la NASA, la principal corporación estatal obsesionada en esto, envíe a los seres humanos a Marte, tiene que averiguar un problema básico: ¿Cómo será la convivencia de seis o más personas en un espacio muy reducido, en el desierto, sin que se produzca de forma natural oxígeno, durante un año, sin querer matarse unos a otros?

Lo que se piensa como una de las expediciones más alucinantes de los últimos tiempos tiene como trasfondo un reality y a la humanidad embebida en Endemol. La NASA puede lanzar con éxito un cohete a Marte pero si en la tripulación surgen sentimientos encontrados, la misión va a colapsar.

En el pasado, las colonias espaciales simuladas terminaron mal. El proyecto Biosfera II de siete personas en 1994 finalmente se dividió en facciones enfrentadas que se negó a hablar el uno al otro.

El experimento de vuelo simulado a Marte, denominado Hawaii Space Exploration Analog and Simulation (HI-SEAS), es el segundo de este tipo por su duración: el más largo –de 520 días– fue organizado en 2011 por la corporación espacial rusa Roscosmos.

58807203829cd

Faltan unos años pero los entrenamientos ya arrancaron. La NASA ha estado llevando a cabo simulaciones en la cima de un volcán aislado en Hawai. La misión se llama HI-SEAS. En el volcán Mauna Loa, en Hawai, seis aspirantes a astronautas viven en el ambiente marciano simulado durante ocho meses o más. La ubicación se asemeja a la geografía de Marte.

Asociada a la Universidad de Hawai en estos días están poniendo en marcha la quinta ronda de la misión. Seis participantes entrarán en la instalación para una estadía de ocho meses. La nueva tripulación incluye a dos mujeres y cuatro hombres.

Más de 700 personas solicitaron participar en esta misión. La NASA también recluta regularmente a los participantes para un estudio donde las personas están confinadas a una cama durante meses para simular los efectos de la microgravedad en el cuerpo. Hace dos años, Vice envió a uno de sus periodistas para comprobar cómo funciona.

Los estudios son de vital importancia, porque incluso el ambiente marciano simulado puede ser un lugar solitario y frustrante. En la última ronda de la misión, la NASA experimentó con la realidad virtual para ayudar a aliviar la soledad, y para que pudieran ver a su familia comer durante Acción de Gracias.

En esta misión, la NASA y la Universidad de Hawai estarán utilizando la realidad virtual en ejercicios en equipo «para predecir el comportamiento y el rendimiento y el estrés múltiple.» También informan, en un comunicado a los medios, que será un seguimiento continuo hasta de las expresiones faciales de los compañeros de tripulación para obtener una mejor idea de las circunstancias óptimas para la cooperación cuando los días avanzan con poca variedad aparte del sonido del viento o la lluvia en la cúpula. La soledad es visto cada vez más como un factor de riesgo para la enfermedad y el deterioro mental.

tumblr_ojst471HlV1ss8k4ao3_1280

Un tal Elon Musk también quiere lo mismo y va mas lejos cuando promete enviar a 100 personas en 2024, seis años antes de lo planeado por la NASA. Nacido en Sudafrica nacionalizado norteamericano, es el fundador de PayPal, el sistema de pagos online más grande del mundo. Desde ese proyecto se embarcó en Tesla Motos, con la fabricación de tecnología sostenible aplicada a autos que ya está avanzando rápido en Europa y US y luego SpaceX, su NASA.

Segun Musk, Marte será un planeta lleno de cúpulas de cristal ajardinadas, túneles subterráneos para que vivan los humanos y cohetes reutilizables volando habitualmente a la Tierra. De acuerdo a sus proyecciones, los humanos viviríamos bajo los túneles, “se puede construir una enorme cantidad de espacio presurizado bajo la superficie, dejando las cúpulas de cristal como verdaderos jardines de vida vegetal en medio de la aridez roja».

El jefe de SpaceX ha anunciado sus planes para enviar una nave con 100 personas a Marte en el año 2024 iniciando así un proceso que podría durar hasta 100 años. Con este sistema, Musk adelantó que sería posible trasladar a 1 millón de personas a Marte en un plazo entre 40 y 100 años.

«Cada vuelo tardaría unos 115 días en llegar a su destino, aunque la cifra podría variar entre los 80 y 140 días dependiendo de la distancia que haya en cada momento hasta Marte». El valor se estima que será de 200.000 dólares.

tumblr_oe6m1u0RgZ1v5tntzo1_1280

La conquista del nuevo mundo está cerca, a lo lejos. Será una vez más un grand prix entre corporaciones con financiamiento científico para la instalación de una nueva sociedad cosmopolita trasplantada y que llevará a tierra de nadie sus conflictos de ego.

La NASA mantiene viva su magia interestelar pero con una estructura cada vez más preocupada por la psicología de sus astronautas vistos como participantes de un reality.

Elon Musk es un caso serio y la ciencia ficción inmediata que plantea a través de su flota de cohetes y autos, se vuelve thriller cuando las cosas estallan por el aire. Musk además y sobre todo tiene un talento para las relaciones públicas que es justamente lo que a veces le juega en contra y le da demasiado humo a sus sueños.

Mientras tanto en Marte, las noticias siguen bajando a través del Curiosity, un robot diseñado por el científico argentino Miguel San Martin. Las últimas novedades parecen salidas de Canal 26: Curiosity capta imagen de ‘cuchara’ en Marte y la NASA la difunde; El impactante selfi de ‘Curiosity’ en Marte.

Cada vez falta menos. 2030 la NASA, quizás de atreva antes Musk con su SpaceX. Pero la preocupación por el oxígeno parece ser algo muy banal al lado de la soledad y el confinamiento.