Enorme calabaza siembra el terror en California. Revelaron que Winnie the Pooh era una niña. ¿Realmente el queso es tan adictivo como el crack? Veganos paraguayos piden que las carnes lleven etiquetas de “advertencias”. Los corales están amenazados por el calentamiento y las cremas solares. Los mini-cerdos, la mascota de moda en México. A la deriva rescatan a marino aferrado a su gato. Decile adiós al fiambre. Se tiró a lo «Tarzán» y casi se ahoga en el Nahuel Huapi. Chile plantará 7.000 semillas de marihuana para uso medicinal. Los cocodrilos pueden dormir con un ojo abierto si hay un humano cerca. Estudio revela presencia de ADN humano en salchichas. La cienciologia tiene en la mira a Jennifer Lopez. Los niveles de gases de efecto invernadero son los más altos en 800.000 años. Advierten sobre el ataque de orugas en soja y maíz. Papas fritas de McDonald’s regresan a Venezuela. SeaWorld cancela show de ballenas asesinas. El árbol más viejo del Reino Unido cambia de sexo. Ocho de cada diez frutas y verduras están contaminados con agrotóxicos. Kobe Bryant: «Soy realista, no resisto a la naturaleza, trabajo para ella». Video de madre que baña a su hijo con una batidora eléctrica causa polémica en las redes. Ecosex: preservativos veganos y sustentables. Ser latino, de bajos recursos y hablar español, características de las áreas más contaminadas del país. Un glaciar de Groenlandia se derrite dramáticamente. Whole Foods retira dos ensaladas por posible contaminación de listeria. Lady Gaga dice que sufre de depresión y ansiedad diaria. La dieta mediterránea podría mantener su mente más sana en la vejez. Vinculan gaseosas «light» a ataques cardíacos. Seúl erigirá una estatua en honor al ‘Gangnam Style’. Permitirán la venta de salmón transgénico en todo EEUU y ya lo llaman «frankenfish». Investigadores de La Plata encuentran glifosato en algodón, gasas, hisopos, toallitas y tampones.

unnamed (1)

KLOOSTERBOER

Copiar pegar subirse a la ola verde con la tabla de planchar entre paréntesis entre corchetes un corchazo y si te he visto no me acuerdo pero qué pelazo toxic from britney tiradito maracuyá & jengibre hoy cuando pases por una verdulería comprate un durazno levantá tu día ojo que falta poco para las cerezas dice narda ok environmental investigation agency bueno voy a almorzar 1na ensalada d atún besos mis divineeeesss @orianajuncotop copiar pegar vino una tía de holanda y me contó cómo mataban a los animales mirá vos faena district faena aleph cazuelitas de vegetales la ensalada caprese y me encanta inventar distintas salsas para las pastas ahora una amiga me regaló un libro de cocina vegetariana y estoy experimentando hay mucho tufo de tofu corchazo pelazo comprate un durazno para presencias y conducciones mandar inbox césar banana pueyrredón como alegoría de la caverna tundra infernal fruticultura trans vino una tía de holanda nunca fui un gran bebedor de leche pero me encanta la leche de soja con sabor a vainilla actualmente disfruto mucho más comiendo tengo más energía y más que nada mi aura está fortalecida uno puede sentir que su deuda kármica disminuye con cada comida espuma de albahaca animal friendly & cruelty free oriana junco top krishna asia de cuba cachete de raya remolachas y kimchi mariano javier castro quequén 31 de enero de 1978 conocido artísticamente como dread mar corchazo pelazo el chelo de grupo green environmental porfi cómo saco el glifosato de las hojas de lechu y rucu? entré a mil blogs pero ninguno me dice algo específico copiar despegar yoga toga mate lavado necesitaba creer en algo y dije voy a creer en esto es muy difícil ser vegana creo que sólo voy a ser así puertas adentro y vegetariana socialmente tofu tufo lechu rucu una tía de holanda ojo que falta poco para las certezas acupuntura turra mira cómo se menea no necesito de tu autoayuda maldito bastardo stamateas gente agrotóxica deuda kármica quequén axel íntimo en la isla de caras soy vegano y un poco metrosexual sri sri el arte de vivir del arte los cursos los surcos los curros me escurro de rodillas exhalando homebanking infotrans túnica ak47 street anyway tupperware.

Untitled
THAT’S ALL FOLKS!

Cuándo fue que el discurso grecolatino de la tía de Holanda, un té chai latte de soya en Starbucks, los desayunos de campeón by Kelloggs o Quaker, las ratas de laboratorio, el sobrevuelo de avionetas rociando escuelas y pueblos enteros con Roundup, la Bolsa de Chicago, David Rockefeller, una pulverización inteligente, la nueva Amarok, Oscorp, la persecución al yuyo colorado, El Arte de Vivir punto 1 cómo abonar, el último disco de Neil Young, cuál fue el momento en que todas estos vientos comenzaron a soplar para el mismo lado, en la misma dirección, entrecruzados huracanados, sin control y generando divisiones más cercanas a la industria del fitness que a una nueva ecología.
Nos encontramos ante un punto de quiebre pero suspensivo. Un derretimiento, un tropicalismo inusitado, naturaleza negociada, por eso investigar lo arrasado, trascender la tranquera, por eso investigar las conexiones, los mixers que se dan entre industrias dedicadas a la explotación de los campos pero que también intervienen en la cultura, afectando, derritiendo, erosionando, negándolo todo, fundiendo, creando fundaciones ecologistas.

Hola Julián: en general NO atiendo a la prensa una porque no me gusta y otra porque no tengo tiempo, tengo más de 10 personas a cargo que demandan permanentemente mi asistencia, dos cátedras como profesor y toda el área de equipamiento complejo a mi cargo, dos proyectos de extensión universitaria y tres de investigación…. más de 12 horas por día en el laboratorio y no doy a tiempo para llevar adelante las cosas, a veces no puedo quedarme esperando tener señal en el laboratorio porque los equipos están desparramados por todo el edificio y ante un problema esa es mi prioridad porque hay gente por la que asumí un compromiso institucional y debo responder. Te cuento que el día jueves es feriado acá en La Plata , por lo que tengo programado un viaje hasta el lunes porque si no no llego a fin de año, así que como único día posible tengo mañana miércoles entre las 11 y las 14 horas, porque tengo que dar clases toda la tarde, puedo asignarte una hora en ese rango y no tomes nada de esto como algo personal, yo entiendo la necesidad de comunicar de Uds, pero este último tiempo hemos sufrido una embestida periodística sin precedentes para el grupo de trabajo ya nadie quiere hablar con la prensa y yo hago lo que puedo.
Saludos
Damián

El encuentro con el Dr. Damián Marino se dio en su laboratorio de la Facultad de Ciencias Exactas-UNLP-CONICET en La Plata. Bajo su dirección, se dieron a conocer en estos días estudios contundentes que confirman glifosato en algodón, gasas, hisopos, toallitas y tampones, y herbicidas en frutas y verduras.

En la investigación “Plaguicidas. Los condimentos no declarados”, realizado entre noviembre de 2014 y abril de 2015, ¿qué implica el hallazgo de agrotóxicos en la ensalada?

Lo que nosotros vimos fue que el 80% de los productos, frutas y verduras de consumo popular no hay espárragos ni alcauciles en los estudios, sino que hay lechuga, hay morrón, naranjas, zanahorias, lo que se usa en las casas todos los días, tenían detección de al menos un plaguicida, el 30% mayor a tres, algunos hasta cinco. La variedad de plaguicidas es muy grande. Y el cóctel de químicos es muy fuerte y muchos de los compuestos que nosotros detectamos no están ni siquiera detectados por SENASA. Si vos consumís una ensalada que incorpora estos productos 4 o 5 veces por mes, vas a estar expuesto de manera crónica a distintos plaguicidas. Cuando uno hace la proyección anual, da que más de la mitad del año la persona está expuesta a plaguicidas por vía alimentaria. Esto implica alimentarse con venenos. El herbicida lo que hace es destruir el cultivo. Entre los productos que más se detectaron está el insecticida Endosulfán, a pesar que está prohibido en Argentina desde 2013. No teníamos mucha esperanza de encontrar glifosato porque puede destruir el cultivo y por lo general se usa en la presiembra no en el proceso de cultivo. Esto motivó a que algunos tontos nos acusen que éramos funcionales a Monsanto porque no estábamos investigando el glifosato. En ese espíritu y en respuesta a ese comentario diseñamos otro estudio, nosotros ya teníamos una información de ver glifosato en algodón, pero fuimos a fondo con la investigación en algodón y derivados como respuesta política a esos comentarios.

Hablás de presiones de una industria con mucho poder. ¿Cómo se banca ese lobby que hacen las multinacionales a equipos de investigación como ustedes salidos de la Universidad pública?

Esta facultad tiene una posición política muy definida, nosotros todo lo que podemos hacer es porque tenemos un apoyo incondicional, en estos días de tanta embestida hasta el Rector de la Universidad se reunió con nosotros para transmitirnos toda la confianza al equipo de investigación. En la medida que saben que estamos fuertes en lo político-universitario no es fácil meterse con nosotros. Hemos tenido reuniones con algunos representantes de empresas pero les hemos dicho que nosotros no vamos a retroceder un paso. Porque nuestra política de trabajo es la salud de la población. La prensa no ayuda con su sensacionalismo y pánico, solo ganan ellos sus puntos de rating o venta de diarios. Lo que nosotros quisimos instalar con el estudio del algodón es: gente acá nadie había visto este tema nosotros acá lo ponemos sobre la mesa por favor iniciemos estudios. La frecuencia de detección de glifosato en algodón fue la más baja, porque muchos de los productos de higiene femenina vienen constituidos en mucho material sintético entonces a mí me preocupa otro tema, en el 2001 salió una publicación científica de Francia donde declaraba que los tampones y las toallitas tienen un compuesto muy tóxico como pueden ser las dioxinas. Una dioxina es muchísimo más tóxica que el glifosato. Catorce años pasaron y nadie dijo nada. Igualmente el resultado de esta investigación es muy grave porque el algodón también se usa para curar heridas y resulta que están contaminados con una sustancia cancerígena. Entonces el problema es un cóctel, un número de compuestos y no uno sólo. Esto es el primer escalón de la información necesitamos avanzar, ir en busca del algodón en los campos y ver qué pasa desde ese momento hasta que está en la bolsita. Pero mi hipótesis es que hay más, que hay otros plaguicidas en el algodón.

dfvdfgv

¿El modelo de una agricultura artificial al extremo, de paquete, donde el año pasado se rociaron 20 millones de hectáreas de soja con más de 300 millones de litros de glifosato, conduce hacia una biodevastación?

El glifosato al menos en Argentina arranca en 1996 es decir 20 años. En el campo te dicen vos para producir tenés que aplicar esto. Y eso hace que la producción argentina se triplicó en cuanto al rinde pero el uso de plaguicidas se aumentó en un 900%. Claramente es un modelo que está sostenido por el uso de plaguicidas de manera indiscriminada y que fue instalado con un discurso de transgénicos que supuestamente iban a demandar menos. Hoy es la clave del modelo, el uso de químicos, es una lluvia ácida. 350 millones de litros de plaguicidas están entrando en Argentina todos los años, eso a algún lado va a parar. Hoy estamos hablando de cuerpos de agua, agua subterránea, suelos totalmente destruidos en su diversidad. Al principio los suelos tenían su biodiversidad propia y podían degradarlos, pero llegó un momento que el uso intensivo provocó una saturación de los sistemas orgánicos y todo lo que fue entrando ahí fue generando un reservorio de plaguicidas. Tenemos que recuperar el sistema bicho contra bicho, que está completamente destruido porque un plaguicida no es que destruye la plaga sino también el suelo, todo. Destruye los enemigos naturales, destruye al insecto que me comía la hoja pero también al organismo que me comía al insecto.

En este contexto de pool sojeros y discursos de I+D, ¿qué representa Monsanto ?

Nuestro espíritu de trabajo nos dice que no es el único. Hay muchas empresas que hasta pueden usar funcionalmente al monstruo de Monsanto para seguir haciendo su negocio. Monsanto puede ser el padre de la bestia pero después tiene muchísimos tíos y con igual peso. Obviamente son corporaciones, multinacionales muy fuertes, que se disfrazan con la responsabilidad social empresarial, se meten en los bancos alimentarios, se meten en las escuelas, se meten en el Estado. Esas son estrategias. Nos parece fantástico las resistencias que hay cuando quieren instalar sus fábricas pero hay muchas más haciendo lo mismo, Grobocopatel, Syngenta, Down, Atanor, Bayer CropScience que ahora largó su propia semilla de soja, son bestias.

¿Cómo entran a jugar ustedes en todo esto?

A nosotros los que primero nos llama es la gente interesada. Los pueblos que están en el interior y que se ven la cabeza fumigada como a bichos, ellos mismos se movilizan y buscan acciones. Y el pueblo de al lado cuando ve que el otro se movilizó hace lo mismo. Nosotros respondemos a una demanda social que costó mucho entrar porque la gente del mundo de las ciencias está muy desprestigiada porque creen que están encerrados en su laboratorio, a veces han ido a hablar con la gente de los pueblos y luego los han abandonado no los acompañaron, los han usado para lograr algún objetivo. Los primeros casos nuestros fueron de mucho esfuerzo y hoy ya la demanda supera nuestra capacidad. Nosotros tenemos el espíritu de que las comunidades no paguen sus análisis, entonces lo que buscamos es que sea una ventana de articulación social, un espacio donde la gente pueda reclamar y se le pueda atender esas demandas. Ya para el año que viene tenemos casi todo cubierto con pedidos acumulados este año también que nos indigna mucho porque la salud a ellos no los espera. Gente que se siente atropellada por las empresas y los municipios. Todo aquel que tiene una industria lo único que quiere es plata. Y si para ganar más hay que comprarle cuatro casas a los que viven al lado que son los que más joroban y mandarlos a la Quiaca se lo hacen. Saber si el agua que están tomando está bien, si el aire está contaminado, ese es nuestro deber. Somos la primera facultad del país que cuenta con un equipamiento de altísima tecnología dedicado a cuestiones sociales.

¿A futuro crees que estos problemas se van profundizar?

Va a cambiar. Hace cinco años atrás nadie hablaba de esto, hoy se lo discute. Este año llegó al Senado Nacional o en la tv abierta. Pero esto no ocurre por una política de estado sino por la presión social. Todo cambio que se logre va a venir desde abajo hacia arriba, la gente que reclama su derecho a un agua libre de plaguicidas, su reclamo a un aire sano, lo de los chicos en la escuelas fumigadas es tremendo. A tres metros del alambrado que separa al patio de la escuela del campo ahí abren los mosquitos para fumigar eso es un atropello a la dignidad humana. Todo eso se ha visualizado, ha llevado su tiempo pero hoy los maestros de Entre Ríos están muy organizados, los de Santa Fe están en proceso, etc.

Lo que pasa es que Argentina está cautiva del modelo productivo. Es un país que tiene minería, agricultura, petróleo. Su pilar económico está en esas tres pero sobre todo la agricultura es la más importante por las retenciones lo que sostiene gran parte de los planes sociales, está cautiva de eso. También hay que entender que de esto no se sale mañana. Tiene que ser un proceso donde cambie la economía en su base, la dependencia económica de esas retenciones e iniciar un nuevo modelo de producción, una producción basada en procesos. Cambiar nada menos que la mentalidad, la cultura, animarse al desafío agroecológico donde cambia totalmente el estado de salud de los sistemas ambientales pero como en este país la cultura la mueve el dinero hasta que no sean extremadamente altos los precios de los plaguicidas, que no se modifiquen el tema de las retenciones, nadie va a cambiar de modelo. La única batalla que se puede dar es la presión social.

 

ILUSTRACIONES: Axtor facebook.com/axtorcomics