La caja de pandora se está abriendo en los sitios menos pensados. Y cada vez más cerca. El estallido este fin de semana en Santiago de Chile significó hasta el momento 11 muertos entre los manifestantes, la mayoría quemados durante los saqueos brutales en las cadenas de supermercados norteamericanas.

Lo que comenzó como una protesta por un aumento en el precio del subte derivó en un escándalo de niveles insospechados para los que no están en el día a día de Chile, una país que parece haber tocado fondo en muchos sentidos. Desde la privatización casi total de la vida pública hasta un presidente que arma una conferencia de prensa con militares para declarar la guerra y apuntar a un «enemigo poderoso».

Alex Anwandter, músico, cantautor, productor, y un referente de la escena indie pop de Chile, que supo ser la portada de REGIA hace unos años, y que estuvo en Buenos Aires la semana pasada, se viene expresando en las redes sociales acorde al nivel border de las imágenes y videos que están circulando.

Alex además está en un momento especial de su carrera en cuanto a reconocimientos, ya que recibió la nominación a mejor álbum de música alternativa en los Grammys Latinos.

Aunque reside en Estados Unidos, nació y creció en Chile, y justo en estos días se encuentra por estas latitudes (el 11 de octubre tocó en Niceto).

Claramente a favor de las protestas y mostrando la furia de los policías y militares que están dominando las calles en la capital y Valparaíso, dejó en claro su pensamiento en varios tuits y mensajes en Instagram.

«Ahí está Pinochet, siempre presente. Este gobierno facho y su toque de queda total ni disimulan su amor por la represión y la opresión. Milicos csm».

También le dio lugar a otras cuentas que mostraban el nivel de violencia policial en transporte público.

Con cuatro discos editados, «Odisea”, “Rebeldes”, “Amiga” y el último muy celebrado, “Latinoamericana”, Anwandter siempre se ocupó de lo que pasaba abajo de la alfombra en la sociedad chilena.

En otro posteo, Alex reafirma su mira puesta en los temas tabú de un país que últimamente parecía una caja de cristal, sin tormentas a la vista.

«Hace unos años hice esta canción y lamentablemente se sigue aplicando. Cada vez que Chile piensa y se manifiesta, nos reprimen. No se confundan: no es violencia, es resistencia! Los que van a hablar de casos puntuales que no tienen que ver con los temas grandes y reales que afectan al pueblo, pasen por el ladito y sigan derecho. También, dicho en buen chileno, me importa un pico que me ataquen personalmente a mi porque estos son temas *colectivos*. Gracias».

En una entrevista reciente con P/12 antes de su show en Niceto, decía que «las semillas del ultraconservadurimos o fascismo si crecen se transforman en cosas muy peligrosas que ya hemos vivido».

En febrero de este año interesante para Alex, recibió el premio Maguey Ícono Queer en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, por su película “Nunca vas a estar solo” basada en el crimen de odio de Daniel Zamudio, un joven chileno al que le tatuaron esvásticas en su piel con el pico de una botella y murió luego de varias semanas de agonía.