Un quiebre, un lunes de quiebre. Garganta con arena para algunos y para otros un futuro, un futuro negro. Benito Cerati además de ser el hijo de Gustavo, se mueve bien entre las chicanas y bambalinas del submundo de Twitter.

Desde anoche que viene siguiendo el shock que fueron las elecciones que parecían estar de paso y resultaron ser determinantes por la tremenda diferencia que sacó el frente armado de la noche a la mañana por CFK y que lleva como presidente a Alberto Fernández.

«Estos cuatro años nos sirvieron ademas para aprender sobre los medios e internet. Como nos quieren usar. Estemos siempre alerta. Aun cuando hayamos ganado!», disparó cuando los números se empezaban a conocer.

También se ocupó de hacer un análisis internacional del impacto del triunfo de Alberto. «En serio: si gana Alberto, hará algo único en latinoamerica hoy en día entre tanta derechización. Va a ser un oasis, y ojalá, como muchisimas veces ha pasado, siente un ejemplo a seguir para el resto de latinoamérica. No se puede vivir con tanto veneno, dice shakira».

«Saquen a lilita, en serio. Saquenla del pais. No puede ser. Que le quiten el título de absolutamente todo porque DESINFORMA, dice PELOTUDECES y ademas una egocentrica autorefencial eterna. Un asco. No se merece estar ahi», tuiteaba cuando fue el turno de Lilita Carrió en un discurso muy fuerte de cara a octubre en Costa Salguero.

El domingo además de las elecciones primarias en Argentina, se cumplieron 60 años del nacimiento de su padre.

Ya con los resultados puestos, Benito Cerati siguió en una catarata de tuits a favor del kirchnerismo y contra los medios e íconos bizarros más cercanos al actual gobierno.