Son días complicados para los que no creen que el hombre pisó la luna en 1969. A la conspiranoia ni hola cuando se trata del Apollo 11, una misión con evidencias, documentales, testimonios, imágenes, pero sin dejar de recordar que la motivación para este hito de la exploración espacial fue (como siempre) geopolítica, no científica. El programa Apollo estaba destinado a demostrar la supremacía tecnológica durante la carrera espacial de la Guerra Fría.

Y fue y es, también, la inspiración de tantos artistas que hicieron de aquel viaje a lo desconocido, una fuente de sonidos y atmósferas insondables para siempre.

Menos numéricamente redondo que el 50 aniversario de la misión Apollo 11, es el 36 aniversario del álbum Apollo: Atmospheres and Soundtracks grabado en 1983 por el todoterreno Brian Eno. Más en celebración de lo primero que de lo segundo, se lanzó una reedición ampliada de Apollo con un LP completo de 11 canciones nuevas.

Lanzado este 19 de julio a través de UMe, Apollo: Atmospheres & Soundtracks – Extended Edition incluirá un remaster del esfuerzo original de 12 pistas. El LP, que Eno concibió con su hermano Roger y el productor Daniel Lanois, sigue siendo uno de los discos ambient más duraderos de la historia, con sus canciones apareciendo en numerosas películas a lo largo de los años ( Trainspotting, Drive y 28 Days Later, por nombrar algunas). Pero fue creada originalmente como el soundtrack del documental del directior Al Reinert Apollo 11 For All Mankind.

Un comunicado de prensa lo describe como «composiciones instrumentales que reinventan la banda sonora«. La nueva música encuentra a los hermanos Eno y Lanois colaborando como trío por primera vez desde las sesiones de grabación originales. Mientras que la mayor parte de la música es de Brian, Roger Eno y Lanois contribuyeron con cinco composiciones: Waking Up, Under the Moon y Strange Quiet vinieron de Roger; y Capsule, Last Step from the Surface y Fine-grained se acreditan a Lanois.

 

A su vez, el mundo de la ciencia le devolvió el homenaje al pionero del ambient con una serie de elogios este año, incluido el de darle su propio asteroide.

El mes pasado, Eno asistió al prestigioso festival de ciencia Starmus V, donde recibió la Medalla Stephen Hawking para la Comunicación de la Ciencia. El cerebro de Here Come the Warm Jets recibió el premio que celebra la ciencia popular a nivel internacional junto con los otros destinatarios de este año: Elon Musk y la nueva película documental de Todd Douglas Miller, Apollo 11.

 

Además, un astrónomo del Southwest Research Institute llamado Marc Buie, en asociación con la International Astronomical Union y el Minor Planet Center, le puso a un asteroide recién descubierto el nombre de «Brian Eno». Originalmente titulado «81948 (2000 OM69)», el nuevo nombre del asteroide es un tanto confuso, ya que el verdadero nombre completo de Eno es: Brian Peter George St. John le Baptiste de la Salle Eno.