Cuando tenía que elegir mi nombre artístico, vivía en Londres y allá costaba pronunciar ‘Panchi’, que era como me llamaban mis amigas, pero sí podían decir ‘Chita’.

Francisca Gil, 22 años, de aká en más Chita, está dando que hablar, desde hace un tiempito. En 2018 fue su irrupción con su EP debut Bring Me Down, en donde algunos medios la ubicaron como una figura emergente del lo fi jazz en el nuevo indie argentino.

Nacida en Buenos Aires pero con un viaje de casi dos años a Londres donde hizo escuela y quedó marcada. «Al hacer mis temas, venía escuchando neosoul, que tiene esa mezcla de materiales orgánicos con cosas medio electrónicas. The Internet fue una influencia muy grande, así como Amy Winehouse«.

Estudié composición en una universidad y conocí a gente que estaba en la misma. Tenía tres canciones y comencé a mandar mi Soundcloud a varios pubs para tocar. Allá es mucho más frío el ambiente y la vara está muy alta”, dijo.

Ahora, cerca del lanzamiento de Encanto, su primer disco con salida durante octubre, Chita extiende sus raíces de R&B y jazz metiéndose de frente con el derrame flow de su ft. Neo Pistea y juntos estrenaron el single Nada más que hablar, otro adelanto de Encanto.

Bajo la producción de Federico Ferrer, mejor conocido como 0600, uno de los productores y DJ pioneros de la escena trap argentina.

El video, realizado por Orco Videos (que viene muy arriba dirigiendo muchos de los videos que más se están viendo en YouTube, entre ellos, los últimos de Paulo Londra, que parece ir por todo entrando al mercado latino de EE.UU.) muestra el divorcio amoroso que cuenta la canción pero lo lleva a los suburbios de la noche, con la inquietante Chita de blanco y agitando a bordo de un auto, caminando sola por un galpón repleto de coches, hasta que de pronto aparece a la vuelta de la esquina, Neo, con una bandana kun fu panda, para quedarse tirando humo en la puerta del estacionamiento.

Me parece importante hacerme cargo de querer establecer un punto de inflexión en el jazz que se hace acá. Apunto hacia la modernidad. Por ahora me siento identificada con eso. Yo no hago jazz para el nicho. Quiero que le llegue a mi generación y también a las masas. Me copa esta manera de entender el género porque tiene algo más relajado«.

Nada más que hablar además de ser un adelanto de Encanto, primer disco de Chita, llega como antesala de su presentación oficial el 28 de noviembre en Niceto Club acompañada por su banda: Lautaro “Laucha” Rico Gómez en el bajo, Francisco Azorai en los teclados, Mariano “Yuye” Domínguez en batería, y León Peirone en guitarra eléctrica.

Pero antes, este sábado, se presenta en la primera edición del Festival Capital en la República de los Niños, a las 16.30 en el escenario LNG (La Nueva Generación).

Ph: Camila Papi: @papimilanesa

 

Artículo anteriorSICILIA: GLAMOUR, CORLEONE Y GASTRONOMÍA EN EL MEDITERRÁNEO
Artículo siguienteGUASÓN
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.