Por Pau Geis

El cisne dorado es una colección de poemas escritos en años de adolescencia. Lleva como título la leyenda de una cajita de fósforos comprada en un anticuario de San Telmo donde se guardaban amuletos y sustancias. Aunque en distintos años, todos los poemas fueron escritos en la estación previa al invierno. Por eso el subtítulo «introspecciones de otoños adolescentes» y la inminente presentación durante el otoño berlinés (donde reside Delfina).

Al abrir los cisnes dorados se vuelve a la inocencia, a la corrupción y a las sensibilidades de las primeras veces. Es una pieza soft, idiosincrásica y algo dark que navega hacia la ingenuidad, la belleza y la nostalgia, principios que hoy necesitamos.

¿Porqué todos los poemas están escritos en otoño, qué representa para ti esta estación del año?

Hoy creo que es mi estación favorita pero en ese entonces me ponía un toque low. Creo que inconscientemente me resguardaba en mis cuadernos y bajaba sensaciones que tenía más y menos guardadas y encontraba ahí una satisfacción. Como los poemas fueron escritos entre mis quince y diecinueve años, no me di cuenta que todos compartían un carácter otoñal hasta que empecé a editar el poemario y vi las fechas de creación. Me gustó esa coincidencia, y más todavía cuando hoy, diez años después, resignifico esa estación desde otro lado.

¿Construiste estos poemas con esta estructura con la intención de publicarlos, o esta idea te llegó más tarde?

Para nada pensé en publicarlos. Al revés, para mí funcionaban casi como diario personal y los tenía medio olvidados. Por eso no me fue fácil darle estructura ni armar la colección. Yo estaba en Madrid en proceso de escritura de mi nouvelle y le mostré unos fragmentos a mi amiga Sofi Alazraki. Le encantó y me insistió para que le mandara esas poesías viejas que yo medio rechazaba. Le mandé un mail con poemas y le dije que no los mostrara. Me contestó diciéndome que había roto el pacto con su madre que estaba de visita de Buenos Aires y que estaban fascinadas. Que les recordaban a Patti Smith, que tenía que publicar. Me pareció un montón y me entusiasmó la idea, aunque dudaba. Una de esas noches fuimos a comer las tres a La Parra, un lugar que me gusta mucho. Ese encuentro terminó de definirlo. Y Sofi me propuso hacer fotos para incluir visualidad y potenciar los efectos.

¿Qué simbolizan los capítulos/partes del poemario?

Las secciones fueron clave para seleccionar los poemas y dar estructura al libro. Son tres: Euforia y destrucción, Todas las noches todo vacío y Mientras viva voy a hacer lo que quiera. Pensé esos tres ejes teniendo en cuenta que casi todos mis pensamientos se relacionaban con la amistad, la muerte, el enamoramiento, la noche, la distancia y el desacato. Eran un buen resumen y una forma de orden que anulaba criterios temporales.

¿Cuál es el significado de las copas y su forma, en cada una de las imágenes?

Las portadas se introducen con estas fotos increíbles de Sofi de copas de cristal con tallos humanos. Además de mi fascinación por la cristalería, exaltan la condición del objeto-ritual como portal y pasaje a otras perspectivas. Funcionan como la caja de fósforos con la leyenda “El cisne dorado”, que implicó el trasbordo a una exploración, tanto por su uso concreto como por su correspondencia temporal a una época de estreno de sensaciones de vida. Las copas se sitúan en coyunturas distintas, complementarias y antagónicas de relaciones internas y compartidas y representan esta especie de revoltijo y movimiento. Me gusta que simbolizan los estadios teen pero también tienen que ver conmigo ahora.

¿Qué sentimientos te evoca volver a leer tus poemas de adolescente?

Pasé por distintos momentos. Al principio me incomodaba el hecho de que no me representaban en actualidad y luego me fui relacionando desde un lugar más adulto que me llevó a percibirlos con una especie de ternura. Ahora, después del trabajo de edición, traducción (porque el mismo libro es un espejo en español e inglés), estructura, foto, retoque, elección de materiales y un proceso largo y enriquecedor del que participaron personas increíbles y muy talentosas, definitivamente me hace feliz. Me entusiasma al punto de estar trabajando en merchandising de cajitas de fósforos, encendedores y remeras con la estética y frases del libro. Y también en The golden swan tour, una gira de presentaciones en Berlín, París, Madrid, Londres y Buenos Aires, que irá más lento de lo planeado por motivos obvios (covid).

Entonces definitivamente estás conforme con el resultado.

Así es. Me pone contenta haber materializado esta pequeña obra de arte. Y de estar enviándolo para que sea protagonista de mesitas de luz, obsequios distintivos, vinos en soledad y parques con sol débil.

 

Ph: Michigan Rabbit.

Pau Geis es un multidisciplinary designer de Barcelona basado en Londres, responsable del diseño editorial de “El cisne dorado”, a través de Gina Guasch Team.

Artículo anteriorFINAL
Artículo siguienteROCÍO AGUIRRE: «CON LA PANDEMIA ENCONTRÉ MI LADO MÁS CREATIVO»
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.