El año 2020 fue un asalto a los pulmones. En la parte superior del ranking de eventos desafortunados muchas personas ahora deben lidiar con uno o dos factores de estrés añadido: Covid-19 y los incendios forestales. A corto plazo, ambos pueden provocar síntomas respiratorios como tos y dificultad para respirar. Pero faltan datos sobre la frecuencia con la que estas situaciones irritantes dañan el sistema respiratorio a largo plazo. Lo que los neumólogos sí saben es que pueden causar una lesión pulmonar irreversible, pero esa lesión puede no destruir la capacidad de una persona para vivir una vida activa.

Covid-19 puede dejar cicatrices en los pulmones de por vida. Pero la rehabilitación puede hacer que los pulmones estén casi como nuevos. Es clave seguir haciendo ejercicio, mediante la rehabilitación pulmonar y el fortalecimiento de otras partes de los pulmones.

La rehabilitación pulmonar, que se desarrolló principalmente para tratar a personas con EPOC, es un programa que incluye ejercicios de respiración y ejercicio guiado para ayudar en la recuperación.

Un persona que tuvo Covid, la mejor forma de volver a la actividad, es de menor a mayor. Recuperarse con ejercicios de fuerza y resistencia es lo primero que tiene que hacer. Tuve alumnos que tuvieron el virus y también aumentaron de peso por el aislamiento que provocó la cuarenterna más larga del mundo.

Entonces empezamos con una dieta balanceada, entrenamiento funcional al aire libre para que se oxigene la persona ,y después de un tiempo que se empezó a recuperar. Cuando esté listo puede empezar con los ejercicios aeróbicos, como trote o caminata rápida. No recomiendo empezar a trotar de golpe, porque puede tener lesiones en articulaciones por sobrepeso y falta de aire, sumado a una falta de fuerza en la musculatura.

Lo primero mejorar la fuerza, la flexibilidad, resistencia y bajar de peso con ejercicios funcionales.

TIPS PARA VOLVER A LA ACTIVIDAD

Ejercicios leves al aire libre: el poder de una buena caminata

La rehabilitación formal incluye una combinación de ejercicios aeróbicos, como caminar, y ejercicios anaeróbicos, como entrenamiento con pesas, para que la sangre bombee. No existe un conjunto mágico de ejercicios que devuelvan a un paciente a la normalidad; cada régimen se adapta al paciente en función de lo que puede tolerar y lo que podrá hacer en casa una vez que deje el programa.

Bicileta al aire libre

La resistencia y la duración del ejercicio aumentan a medida que la persona comienza a recuperarse. Aquellos que no califican para la rehabilitación formal deben hacer ejercicios aeróbicos y anaeróbicos por sí mismos para ayudar en la recuperación física (pero deben consultar con su médico sobre lo que sería más seguro y útil).

Comidas saludables

La comida es medicina en la lucha contra las consecuancias que deja el Covid. Mantenerse saludable en una pandemia significa tanto evitar infecciones como fortalecer nuestro sistema inmunológico. Y eso depende de los nutrientes adecuados para funcionar correctamente, en parte aumentando el consumo de alimentos frescos y disminuyendo el consumo de azúcar refinada y alimentos procesados.

Veo mejoras sustanciales y significativas con la adición de frutas y verduras frescas a la dieta. Nuestra salud siempre ha dependido del uso de los alimentos como medicina y ahora hay mucho más en juego. En cuanto a verduras, brócoli (mayor valor nutritivo), zanahoria, aguacate. Las frutas fundamental la naranja por vitamina C, acelera el metabolismo, manzanas por su fibra y es antioxidante, limón y pomelo que tienen alto contenido de vitamina C, y ananá.

Si la persona tiene problemas de salud, por ejemplo, un diabético, puedo comerlo igual pero licuandolo. De esta forma, hace un jugo de verduras o un mix con frutas también. Esto va muy bien en verano y es excelente como desayuno.

Ejercicios sin tapaboca

Se recomienda no usar barbijo o tapaboca durante un ejercicio de alta exigencia como correr o entrenamiento funcional, ciclismo, ya que disminuye el rendimiento físico y te da la sensación de ahogo y mareos. También te puede bajar la presión. Lo que sí es recomendable que se entrene a distancia y al aire libre.