Todos los domingos durante los últimos meses, Kanye West, en otro vuelco en su intensa carrera, fue organizando el Sunday Service, que encuentra al rapero realizando interpretaciones del Evangelio de su catálogo con invitados especiales y un coro vestido totalmente blanco. Todos, desde David Letterman hasta Katy Perry y DMX, han asistido a una sesión en semanas pasadas, pero hasta ahora el Servicio Dominical ha estado fuera del alcance del público en general. Eso cambiará el domingo de Pascua (21 de abril) cuando Kanye traerá el Servicio del domingo a Coachella, en el segundo fin de semana del festival.

View this post on Instagram

Kanye West’s Sunday Service on Easter, Weekend 2 ?

A post shared by Coachella (@coachella) on

El propio Kanye anunció la noticia a bordo de un vuelo con el coro Sunday Service. «Acabamos de reservar otro programa: haremos el Sunday Service, en el amanecer de Coachella», dijo en un video filmado por su esposa, Kim Kardashian-West, quien posteriormente lo compartió en Twitter.

Desde entonces, Coachella confirmó la noticia a través de su Instagram, compartiendo un video de Kanye durante la última sesión del Sunday Service. Aparentemente se llevará a cabo a las 9 am hora local el domingo de Pascua.

Kanye había reservado previamente para encabezar el Coachella de este año, pero se retiró a última hora debido a un desacuerdo relacionado con el diseño del escenario.

Aunque no se sabe el repertorio, según los videos que se fueron filtrando, se trata de un góspel que rompe los esquemas más conservadores del género mezclando con energía la tradición con otros estilos, como el funk, el rap y el blues.

Mientras tanto, el Festival de Música y Artes de Coachella Valley le están regalando una «montaña» en los campos de polo en Indio, donde puede realizar, en Semana Santa, los eventos de Sunday Services que ha estado presentando en Calabasas, CA

Goldenvoice anunció el miércoles que estaba poniendo a la venta pases adicionales para el segundo fin de semana de Coachella para que la gente pudiera asistir al evento de música espiritual.

Billboard, confirmó con el presidente y CEO de Goldenvoice, Paul Tollett, que los promotores de Coachella están construyendo para West una estructura que se podría llamar una iglesia. Los reporteros de Desert Sun también han confirmado que están subiendo un espacio elevado en los terrenos del Club de Polo El dorado, propiedad de Tollett.