Cristian Aldana pidió no estar en la lectura del veredicto, en una sala que se llenó de mujeres. Acusado por «abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores en siete casos», el caso que conmocionó a la cultura rock de Argentina, llegó a su fin. O al menos, las historias de mujeres que siendo groupies adolescentes de El Otro Yo fueron abusadas por el por entonces cantante y líder de El Otro Yo, tuvieron un cierre a la altura del dolor que significaron sus denuncias: Aldana fue condenado a 22 años de prisión. La lectura de fundamentos será el 6 de septiembre. En disidencia, la jueza Ana Dieta de Herrero solicitó 35 años.

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 25 integrado por Rodolfo Bustos Lambert, Ana Dieta de Herrero y Rodolfo Goerne, ante de dar su veredicto le dio a Aldana el uso de su derecho a hablar y dijo entonces sus últimas palabras donde volvió a negar todo. «El fiscal (Guillermo Perez) pidió 35 años de forma desmedida, desalmada y sin fundamento. La intención es usarme como trofeo. En este caso, un músico de rock, independiente y solidario políticamante con la música. El otro fiscal, De la Fuente, en la década del 80 estaba en el Batallón de Inteligencia 601 y ahora está persiguiendo a los artistas«, dijo mientras sostenía un cartel con la leyenda «sin defensa no hay justicia».

También apuntó de nuevo a las mujeres que lo denunciaron y otra vez negó la acusación. «No soy un violador, ni un abusador, ni un violento. Las denunciantes no podrían sostenerme la mirada porque es mentira. Pedí careos con ellas y no me los dieron. Mi voz no fue escuchada. Sin defensa no hay juicio. Se me violaron todos los derechos. Fui echado de más de siete audiencias. Sigo reclamando un juicio justo. Esto es un mamarracho judicial».

Para terminar, leyó un pasaje al final del Antiguo Testamento, del libro de Eclesiastés, titulado «Injusticia de esta vida» y lo usó para aplicarlo a su situación judicial. «En los tribunales reina la maldad y la injusticia«.

Aldana cambió tres veces de defensa en el año que va de juicio.

En diálogo con una radio, una de las periodistas que cubre el juicio para el sitio de policiales Cosecha Roja, dejaba en claro cómo empezó todo: «Cristian Aldana se contactaba con las chicas por un chat cerrado que tenía la banda y generaba vínculos con estas niñas«.

También apuntó a que solo 7 fueron las que realizaron la denuncia para llegar a este juicio, pero son muchas más. «La querella está compuesta por siete denunciantes que fueron las que denunciaron en el 2016, pero a lo largo del juicio empezaron a salir más chicas que se presentaron de testigo«.

Entre las evidencias durante el juicio se mostraron como evidencia chats, fotos y un gabinete de psicológos que fueron determinantes.

En medio del juicio público, la que habló después de mucho tiempo fue su hermana y socia en El Otro Yo, María Fernanda. Se mostró más preocupada por la cancelación de shows y porque mejore «la vibración en la humanidad», que por las situaciones que generó su hermano.

«Tengo 44 años y estoy muy feliz de la vida que pude lograr, de la familia que formé, tengo un dolor muy grande porque es muy triste estar censurada de esta forma. Me bajaron de tres eventos: uno en Mendoza, otro en Buenos Aires y uno en Bariloche«, dijo en un video de 11 minutos que compartió en la cuenta oficial de Facebook de la banda.

Además negar todas las acusaciones, agradeció a los «los otroyoianos» por creer en ellos y denunció un boicot contra la banda y que extorsionaron a los fans para dejar de escucharlos.

«Es muy triste que a uno lo difamen de esa manera sin darle la posibilidad de defenderse. Siento una violencia muy grande hacia mi persona, hacia mi familia. Guardé silencio durante mucho tiempo porque estaba y sigo asombrada de lo que veo pasar. Pero creo que llegó el momento de hablar, porque no estamos teniendo respuestas, ni veracidad. Es todo mentira, confusión, no hay pruebas de nada. Cristian está detenido ilegalmente. Hay un montón de detalles que así lo confirman«.

La bajista dijo que ella no es cómplice ni encubridora de su hermano. «A mí en ese momento nadie vino a decirme nada. Yo jamás vi nada irregular ni fuera de lugar. Me parece muy injusto todo lo que nos está pasando«.

También se ocupó de los medios de comunicación. «Me parece increíble la facilidad con que alguien puede ir y destruir la imagen de una persona diciendo cualquier cosa sin tener ninguna prueba. También el peligro de lo que está pasando con este juicio que le están haciendo a mi hermano, donde no dejan hablar al abogado«.

«Me hago cargo de que tenemos algunas canciones graciosas, otras medias bobas también, que compusimos de muy chicos y nos reímos mucho haciéndolas. Quizás en el día de hoy no tengan tanto sentido, donde hay mucha seriedad con respecto a un montón de temas. Quizás esto que nos pasó es una oportunidad para pulir nuestro arte . El Otro Yo siempre fue un grupo mensajero y creo que esto nos hizo dar cuenta de un montón de cosas«.

<3

Por sugerencia de mi maestro Gurudeva Paramadvaiti rompo el silencio, Krishna mediante voy a ir contando mis vivencias y cantando mis sentires.Quiero agradecer a todos aquellos de corazon abierto y pedirles por favor a los que tengan fotos en las oficinas Besotico me las envien a este mail cuadrosxmf@gmail.comGracias por tantos años de compartir musica juntos <3

Posted by El Otro Yo on Thursday, June 14, 2018