Entrevista por Julian Doyle – Fotos por Gaston Suaya

Dante, con una carrera legendaria como cantante y compositor, ¿te molesta sacar canciones nuevas y que la gente te siga hablando de Jaguar House o Abarajame?

Soy de mirar hacia adelante, obviamente todas las canciones son parte de la historia y la verdad es que no reniego de ninguna. Hubo momentos en que quizá sí me cansó tocar en vivo muchos años una canción, pero todas me dieron mucha felicidad y son parte de la gente. Una vez que ponés música en el aire, ya está, es de todos de alguna manera. Y por otro lado, ser parte de la cultura popular latinoamericana con algunos hits es muy groso eso también.

¿Sentiste que el éxito y la consagración llegó demasiado pronto, en retrospectiva, deseaste que hubiera sido más adelante en tu carrera?

Depende lo que es el éxito para cada uno. Para mi es seguir haciendo lo que amo, seguir vigente, tirando frescura, aportando a la cultura y seguir flasheando. Eso es el éxito para mi. Como dice Fito en una canción, lo importante no es llegar lo importante es el camino. Con el arte siempre hay planetas nuevos para conquistar. Soy super agradecido de ser un artista que todavía puede ser relevante, que la gente me sigue y haber tenido éxito desde temprano, eso es una bendición. Jamás lo podría mirar de otra manera porque hay muchos artistas que son muy buenos y que nunca pudieron lograr un éxito comercial y se pone difícil, conozco un montón de gente que teniendo talento tuvo que empezar a buscar otros trabajos para poder vivir. Me sigo considerando un artista exitoso aunque no tenga una gran cantidad de ventas.

¿Siempre tuviste ese tipo de confianza o valentía natural en vos mismo, o en realidad, no eras de ninguna manera uno de esos chicos extraños que tenían esta sobrenatural confianza en sí mismo?

Sí, siempre y confianza en los que me importaban, en mi círculo, porque cuando estás desarrollándote como músico, mi vieja, mi viejo, mis hermanos, amigos, me cebaban y veía también que las cosas que sacaba impactaban. Entonces la confianza la vas ganando y al mismo tiempo vas aprendiendo de la gente que no confía en uno, de la gente que te tira abajo. Depende de la personalidad que tengas eso te puede hacer mierda o hacerte más fuerte. En mi caso me hice más fuerte con todas las críticas que fui recibiendo. Imaginate que cuando salimos haciendo hip hop o rap mezclándolo por momentos eramos casi enemigos públicos en Argentina. Había mucha gente que nos amaba y otro tanto que nos odiaba y lo expresaban. Eso me hizo ganar más carácter, más fuerza, en el sentido de que a mi nadie me iba a decir lo que mierda tenía que hacer. Y después con el tiempo descubrir que era un artista mestizo musicalmente, que había crecido con el rock argentino y era parte de mi genética musical así como toda la movida del hip hop, del funk, del R&B, mezclar esos elementos y ser lo que realmente soy, sin prejuicios.

En estos días se habló mucho del entorno de Maradona. En una charla con Lalo Mir en Encuentro en el Estudio, dijiste que en plena explosión de IKV, siendo ustedes muy jóvenes, tenían un grupo de asistentes que los protegían sobre todo de ciertos personajes del mundo nocturno. ¿Cual es tu visión del entorno, de saber rodearse de las personas indicadas y no de potenciales ventajeros?

Es muy importante el entorno en el que te movés. De golpe me acuerdo cuando salía por primera vez de gira con 15 años, teníamos algunos músicos más grandes que nos acompañaban y junto con el manager nos cuidaban mucho. Había momentos que venían tipos de otras bandas que estaban re quemados y te ofrecían merca, imaginate si te enganchás a esa edad. Cómo le vas a ofrecer a un pibe de 15 años merca, lo quebrás, le quemás la cabeza. El entorno es clave pero también tenés que estar fuerte y no perder las convicciones. Hay mucha gente que es super bicha, que son re sanguijuelas y del otro lado tenés gente super mágica que te cruzás. Me ha pasado de desconfiar de alguien que se acercaba al principio y después darme cuenta que era algo re groso que se haya acercado, reconocerlo y generar una amistad que duró muchísimo tiempo. Pero es cierto que cuando estás pegado todo el mundo se quiere subir ahí con vos disfrutando de esa fiesta. No queda otra que aprender a manejarte, no nublarte con toda esa gilada porque sino te sanguijuelean!

La gente se está volviendo loca por su edad cada vez más temprano en estos días, algunos incluso comienzan con botox a los 20 años. Quizás tenga que ver con el deseo de inmortalidad. ¿Qué importancia tiene eso en tu trabajo, que pueda durar después de la muerte?

El tiempo pasa y nos va dejando enseñanzas de todo, de cada caída, de cada victoria. Y creo que las cosas que están buenas, perduran. Por eso creo en ser uno y jugártela más allá de lo que puedan decir los demás. Porque eso es lo que genera que tu tiempo haya valido algo. Tuve la desgracia y la lección de vida increíble de haber tenido que despedir gente muy cercana, familia, amigos y darme cuenta que todo lo más valioso con ellos habían sido las cosas más simples, el amor, las sonrisas, y la música también, lo que dejaste, tu corazón dónde lo pusiste. Las cuentas del banco ahí no valían, las cosas que te compraste… a lo que me refiero es a qué valor le das al tiempo. Para mi el paso del tiempo es otra cosa, tiene que ver más con disfrutar. Tener la posibilidad de seguir viviéndolo en este plano también es muy groso, así que tranca.

Hay dos máximas que me gustaría que nos cuentes tu visión. Una tiene que ver con el éxito, si crees que dificulta la creación de buena música, que en cierto punto para un artista es necesario conocer el fracaso. Y la otra es que romper con una relación te lleva a escribir mejor. 

A veces cuando uno tiene el corazón roto abre la caja de Pandora interna. En el momento de oscuridad total donde me estaba sintiendo una muerte en vida por estar tan triste me pasó de tener unas charlas super profundas conmigo mismo y darme cuenta de un montón de cosas. Una vez que abrís esa puerta oscura que no la querés abrir nunca, encontrás un montón de cosas que guardaste en tu vida. Eso te mueve mucho la cabeza y obviamente estás super sensible y salen canciones buenas. Pero no lo quisiera vivir de nuevo a eso para componer más canciones lindas. La verdad es que es mejor tener el corazón sano, no roto, aunque en verdad se rompa un rato y después se arregla. Y es aún más fuerte.

Lo del éxito creo que hay un momento que si estás demasiado en la gira, de acá para allá, no tenés esa soledad que necesitás, un rato, un tiempo para vos. Y eso atenta un poco con la creatividad. Creo que atenta contra la creatividad también estar pelotudeando todo el tiempo con el celular. Eso lo sufrimos todos hoy en día. Supe que hubo artistas que volvieron al teléfono Startac, al de la tapita, para no estar con whatsapp ni nada. Te pueden llamar o mandar un mensaje de texto y ya fue. Porque estás en el estudio y de repente te distraés viendo pelotudeces.

¿Qué lugar le das a la química con otros artistas, te vimos últimamente lanzando singles con Neo Pistea y Duki, crees que la colaboración es clave? 

Creo que la colaboración cuando es genuina y sale de un lugar de generar algo que esté bueno, mata. Son energías combinadas. Como cuando se junta la Liga de la Justicia. Muchos superhéroes juntos, más fuerza contra el mal. Pero también veo que muchas veces se dan colaboraciones nada más que por los números. Che mirá la cantidad de plays o de views que tiene, estaría bueno colaborar con ese artista… y eso es medio una cagada. Pasa seguido y es bastante triste que la gente no se junte más por el arte. Son contadores del arte y eso para mi no va y está haciendo muy mal al arte, a las ideas y al riesgo que tiene que tener el artista, a no tener miedo.

¿Seguís rapeando?

En un momento estaba todo el día rapeando, ahora ya no rapeo tanto, estoy más cebado con cantar. Me pasó naturalmente eso. Pero creo que hagas lo que hagas mantenerse creativo es básico y la pandemia fue bastante terrible en ese sentido. A mi hoy en día me está costando escribir letras porque me falta salir a la calle, encontrarme con gente, amigos, más experiencias que me agiten un poco la cabeza.

¿Quien considerás que es el mejor rapero de la historia?

Hay muchos increíbles pero a mi uno que en lo personal me voló la cabeza es Tupac Shakur. Era una especie de mesías con todos sus errores y todo pero era muy groso, muy groso… todo lo que generó.

¿Tuviste alguna vez una experiencia cercana a la muerte?

No, más allá de haber estado tan mal del corazón, de sentirme tan triste que sentí que me podía morir de desamor, fue una sensación muy fea, pero después gracias a Dios no.

Se habla de un aumento de la soledad en la sociedad como una enfermedad global por tanto aislamiento y tecnología. ¿Alguna vez te has sentido aislado, en el sentido del aislamiento moderno que te hace sentir solo aún en las grandes ciudades llenas de gente?

Sí, veo mucha soledad y creo que la pandemia agudizó eso mucho. Igual hay una soledad que es necesaria, que se da y que sirve para tener esa charla interna y mejorar cosas de uno mismo. He trabajado mucho conmigo también, viendo cosas que no me gustan, cosas que arrastro y esa conversación la tenés cuando estás solo y no te queda otra que enfrentar ese momento. Pero sí, creo que la sociedad tan consumista nos empuja cada vez más a esa situación, a estar en esa carrera de «no confíes en nadie seguí para adelante haciendo guita y jodete». Todo el día viviendo de una manera virtual en las redes lleva hacia eso, a perder el contacto con la gente. Es super importante no olvidarse de tener relaciones profundas. No me refiero solo a las de amor, sino de amistad, la familia. Desarrollar eso, dedicarle a eso, porque es lo que te da valor en la vida. Estar solo en tu casa y que no tengas a nadie para contarle lo que te pasa no es un buen negocio. Eso está atentando contra todo, contra el espíritu. Es importante dedicarle tiempo a los vínculos, a los amigos, a la familia, a la gente que uno ama, decírselo.

¿Cómo te pegó la cuarentena extrema de Argentina, tantos meses sin shows en vivo con tu gente? Vimos que sacaste un disco “Niguiri Sessions” grabado en un restaurante de sushi sin público en febrero, fue como una señal.

A nivel creativo en un momento me pegó super groso, compuse muchas canciones, inclusive del disco que viene. Me puse muy en contacto con el arte de nuevo, volví a escuchar un montón de artistas que me gustan, a tener el tiempo para poner discos enteros y estuvo re bueno. Me costó un poco escribir porque la energía de que la muerte rondaba cerca todo el tiempo y el counter de muertos y de gente, todo eso me pegó un poco, me la bajó y el hecho de no poder salir y tener esa adrenalina que te da conocer gente, hablar, pum, mirar la calle, perder todas esas situaciones me coartó un poco la lírica… pero ya está volviendo con todo.

Las Niguiri Sessions es una experiencia un poco inspirada en Tiny Desk, el hecho de tocar en un lugar que no pega tanto que uno esté tocando. Entonces nos fuimos a un lugar que se llama Nare Sushi, uno de mis favoritos en Buenos Aires, y nos metimos con toda la banda ahí, sin gente nada más estaba el sushiman, justo un mes antes de que arranque todo esto. El lanzamiento me salvó un poco la sensación de encierro porque de golpe en abril, mayo, salí con eso y me dio la sensación de que estaba saliendo de casa con la música. Así que fue una bendición las Niguiri y poder mostrar cómo suenan hoy temas de todos mis discos como solista.

También estuviste armando el documental de tu tercer disco, “Pyrámide”, que cumple 10 años y que, ademas de ser un disco bisagra en tu carrera después de IKV, tiene capturados momentos con tu viejo mientras lo grababan, entre otras perlas.

Hicimos un documental con Hernán Corera que es un director muy zarpado y un amigo. Lo grabamos hace 10 años cuando estaba metido con el disco y está filmado con una cámara que realmente es un espectador, no era como la presencia de una cámara. Al ser amigos estábamos muy relajados y me olvidaba que estábamos filmando. Se ve la cocina real del disco, cómo se hizo. De golpe, aparece mi viejo a preguntarme qué quiero comer, o vamos a la casa de Fito a grabar el piano o su voz para una de las canciones. También está cuando vino Residente o Dárgelos para escribir la letra del tema que hicimos juntos. Va más allá de si te gusta mi música o no, es ver cómo se hace un disco y la energía de cómo se van generando las cosas, es una gran experiencia para ver.

 

Fotos: por Gato Suaya @gatosuaya

Direccion Creativa: Oscar Roho @ofroho

Producción: Marcela Mayorgas @marcelamayorgas para @regiamag

Estilismo: Sol Canievsky @solcanievsky

Ropa: KEAK Vintage RAIMONDI

Artículo anteriorBUDWEISER X PARDOhats
Artículo siguienteLOUIS VUITTON DESEMBARCA EN MIAMI DESIGN DISTRICT
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.