Todo indica que el dinero en efectivo contra todos los pronósticos morirá pronto. Por un lado, la pandemia generó todo un mercado online muy fuerte con billeteras virtuales, home bankings y demás recursos para evitar el manoseo de billetes.

Por otro, las monedas digitales ya están dando que hablar y batiendo récords ya no en la deep web sino a plena luz del día.

Ahora es nada menos que la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, quien salió a decir que apoya la investigación sobre la viabilidad de un dólar digital. «Tiene sentido que los bancos centrales estén mirando la emisión de monedas digitales soberanas», dijo Yellen en una conferencia virtual organizada el lunes por el New York Times.

Dijo que una versión digital del dólar podría ayudar a abordar los obstáculos para la inclusión financiera en Estados Unidos entre los hogares de bajos ingresos. “Demasiados estadounidenses no tienen acceso a sistemas de pago y cuentas bancarias fáciles, y creo que esto es algo en lo que un dólar digital, una moneda digital del banco central, podría ayudar. Podría resultar en pagos más rápidos, seguros y económicos, que creo que son objetivos importantes».

Varios bancos centrales, incluida la Reserva Federal de EE. UU., Han estado investigando cómo funcionarían las versiones digitales de su propia moneda. Los funcionarios generalmente ven oportunidades y riesgos y muchos bancos centrales se han movido lentamente para abrazar la idea, mientras que China ha procedido con las pruebas del programa piloto de un yuan digital.

Bitcoin, por su parte, es defendido por sus partidarios como esencialmente un sistema financiero separado, independiente del control de los bancos centrales y de cualquier posible moneda digital patrocinada por un Gobierno.