REGIA – Cómo empezó tu carrera en periodismo de música? 

Estefi Kröl – Siempre fue melómana y desde chica supe que haría algo relacionado con la música. Estudié Comunicación Periodística y mi primer trabajo, después de un par de pasantías en medios gráficos, fue en la radio Metro 95.1 por lo que desde muy chica empecé a trabajar en la industria que tanto quería. Estuve muchos años ahí, primero escribiendo para la web y más adelante participé en algunos programas en vivo como Comunidad Metro y Su Atención Por Favor. En estos tuve mis columnas sobre música nueva y entrevisté a grandes artistas. Lo más valioso para mi, fue que Metro me dio la posibilidad de viajar para cubrir shows y festivales alrededor del mundo. Una experiencia increíble! Así empecé, después pasé por muchos otro medios, trabajé en Rock & Pop, Vorterix, Revista Soy Rock, En Estereo (Canal 9), Billboard y escribí en varias oportunidades para Regia!. 

 

Fuiste a festivales importantes en NYC y California. Contanos la experiencia de estar ahí. 

EK – Parte de mi trabajo, además de cubrir un evento, es estar al tanto de lo que pasa en la industria de la música a nivel mundial. Ser una “festival hunter” te abre puertas a no solo conocer nuevos artistas, sino que a aprender cómo se manejan ciertas cuestiones en las grandes ligas, hablo tanto a nivel de producción, nivel artístico, logístico y hasta cultural. Es muy distinto estar en el medio del desierto en California, en Coachella, a vivir la experiencia de Governor’s Ball en el medio de la ciudad de New York o mismo, respirar historia en el festival Reading & Leeds de Inglaterra. Son mundos completamente diferentes. Cada uno tiene su estilo, su gente y su propia energía. La “vibe” es realmente muy disímil y hasta cambia abismalmente el outfit de la audiencia. 

La organización es todo, por ejemplo, si te dicen que a las 3pm tenés una entrevista en backstage con tal artista, se cumple a rajatabla. 

Coachella, por ejemplo, es tendencia en moda. Qué viste cuando estabas allá? 

EK – Coachella es otro planeta, otra historia, otro concepto. Es cierto que hay un line-up interesante año a año y si te gusta la música moderna, es el lugar donde tenés asegurados mega shows de los artistas que están en los top charts hoy, pero lamentablemente la música está en segundo plano. Trabajo en periodismo musical desde hace 9 años y tengo vasta experiencia en festivales de todo tipo, pero cuando llegué a Coachella viví algo totalmente diferente, ni mejor ni peor, diferente. La gente estaba realmente preocupada por su look y por subir stories a Instagram, dejando de lado la atención al show. Me encontré cantando Portugal. The Man sola, rodeada de cientos de personas que ni sacaban la mirada de los celulares para ver a la banda que estaba tocando. Le dan muchísima más importancia a las celebrities que dan vueltas por el predio, que a los artistas en escena. Yo estaba en el sector VIP, yendo y viniendo del backstage, y tuve un par de encuentros divertidos con personajes que nunca hubiese imaginado cruzar. Por ejemplo, uno de los momentos en el que la gente se volvió loca fue cuando las hermanas Hadid hicieron una gloriosa entrada al sector VIP rodeadas de seguridad y fanáticos sacando fotos. También las Kardashian estaban ahí, actores, músicos y hasta ángeles de Victoria Secret, de hecho, tuve una breve conversación con Ambrosio porque se acercó a decirme que le gustaban mucho mis gafas, unas grandes color naranja que había comprado días antes en Free People. En cuanto a los outfits, cada uno podía ponerse lo que quiera, o mismo no ponerse nada, y no sería juzgado… todo lo contrario, más bizarro o más desnudo mejor, como fue el caso de Bella Thorne que estaba con un vestido transparente y prácticamente sin nada debajo. Por ejemplo, la última vez que fui fue en 2018 y la tendencia era el hot jean, un pantalón con un inmenso agujero en la parte de atrás. 

Si te gustan disfrutar de la música no es un festival para recomendar, es excesivamente masivo, los attendees van por la selfie y al estar en el medio del desierto, hace mucho calor de día y se pone frío de noche. Así todo, es una excelente y muy divertida experiencia para vivir. 

A qué festival nunca fuiste y te gustaría ir? 

EK – Un motón! Hay muchos en Europa que espero poder ir pronto como el Open’er  Festival en Polonia o a Nos Alive en Lisboa porque el line up marca la diferencia, no tiene solo a los artistas que están on tour promocionando un nuevo disco.

Otra parte interesante del trabajo de un periodista es entrevistar a artistas, cuál fue tu nota preferida? 

EK – Sí, es la parte que más me gusta. Poder hablar e intercambiar ideas con un artistas es genial. Hice muchísimas a lo largo de mi carrera, me encanta hablar con cualquier mente creativa, pero claro que si te gusta la música del entrevistado es un plus. Por eso creo que entre mis favoritas están mis charlas con The Killers, Kings of Leon y Arctic Monkeys cuando estaba en radio Metro. 

 A quién te gustaría entrevistar que no lo hayas hecho todavía? 

EK – A mi persona favorita en el mundo, Lana del Rey.