miércoles, diciembre 7, 2022

EXTRAÑO SER

-

Por Rodrigo Alonso

Desde tiempos inmemoriales, los animales forman parte de la vida y el universo imaginario de los seres humanos. No sólo por su rol fundamental en el nacimiento y progreso de las civilizaciones, por sus múltiples aportes a las sociedades actuales, o por el amor y compañía que brindan a quienes conviven con ellos, sino además, por su presencia recurrente en imágenes, fábulas, metáforas y relatos que están en la base de nuestra cultura y cotidianidad. Desde los cuentos infantiles a las figuras mítico-religiosas o los integrantes del horóscopo chino, los animales nos rodean por todas partes; incluso, muchos a los que jamás hemos visto, nos resultan agradables o familiares por su presencia en el cine, en cómics o en un emoticón.

Pero los animales también han sido utilizados para representar malos augurios, incertidumbres y temores. Monstruos, bestias y quimeras habitan los espacios oscuros de nuestra mente, los cuentos fantásticos y las películas de terror. Sabemos que los animales son incapaces de tener maldad porque la maldad es una facultad estrictamente humana; no obstante, su naturaleza indómita y salvaje ha servido con frecuencia para proyectar sobre ellos, potencias malignas y acontecimientos que no podemos explicar.

Las criaturas que integran esta exposición tal vez no sean del todo familiares pero tampoco despiertan aversión. Son el producto de las fantasías que los artistas despliegan como una forma de entablar un diálogo emocional con el espectador. Algunas remiten a mundos ilusorios, otras a los sueños, otras exhiben algún grado de humanización. Pero en todas hay algún costado tierno, curioso, simpático o seductor que transforma la extrañeza inicial en un motor para el placer, el delirio y la imaginación.

GISELA BANZER 

En las obras de Gisela Banzer, los animales son seres que se humanizan y se ubican a la par de hombres y mujeres. De esta forma, la artista se propone reivindicarlos del maltrato y la depredación a los que fueron sometidos. Las piezas comenzaron recreando momentos de la vida del circo y de las ferias, y luego se extendieron a la temática de la extinción de las especies. Es así como los animales aparecen, en forma de espíritus, donde otrora fueran sus dominios. Atraída por el clima y el dramatismo de la pintura británica de principios del siglo XX, Banzer utiliza material fotográfico de archivo en la composición de sus obras para retratar a sus modelos de manera realista.

ABRIL BARRADO

Abril Barrado parte de un estudio minucioso del cuerpo humano y animal en el plano escultórico, para luego dar vida a seres híbridos de profunda extrañeza. Los personajes resultantes se ubican a medio camino entre lo simbólico, lo mitológico, lo familiar y lo siniestro. A través de estas figuras, la artista reflexiona sobre ciertos comportamientos humanos. En 144000 vemos a un joven-caballo riéndose. El número surge de un pasaje bíblico y representa a los privilegiados herederos del cielo. El joven, sabiéndose hombre, se cree dueño del mundo. Pero donde algunos ven humanidad otros ven a una bestia y esa soberbia quizás no sea más que un rasgo de estupidez.

SANTIAGO CARLOMAGNO

En una sala completamente oscura se proyecta un audiovisual animado de un oso hibernando en su cueva. Los parlantes reproducen su ronquido. El audio es el sonido real que generan estos animales en los meses de hibernación. De este modo, se produce una interacción especial entre la figura del oso animado sobre la pared (donde pueden observarse los trazos del dibujo del artista) y el realismo de los ronquidos que inundan la sala. Hiberna crea un momento de mucha intimidad en el cual el espectador se siente dentro de la cueva hibernando, por un rato, junto a la bestia dormida.

ALEJANDRO GABRIEL

Orland es un ser híbrido con rasgos que recuerdan a los de muchas especies. Pero sobre todo, es una criatura que posee comportamientos de la más pura humanidad, como la protección, el sueño o el amor. Su génesis podría ubicarse entre la ilustración infantil, el cómic o la ciencia ficción, aunque su realización es puramente tecnológica tanto en su versión material como virtual. Recurriendo a herramientas del diseño, Alejandro Gabriel da vida a personajes que inician un relato abierto, que deberá completar el espectador.

NADIA GUTHMANN

Nadia Guthmann es escultora, doctora en biología y vive en San Carlos de Bariloche. De allí que todos sus trabajos estén relacionados con el universo de los animales, su anatomía y sus entornos, generalmente patagónicos. Guthmann considera a los animales como parte de un ecosistema. No los concibe separados, sino al contrario, íntimamente relacionados por sus afinidades, rivalidades, equilibrios ecológicos, cadenas alimenticias. Así vemos como unos están dentro de otros, de acuerdo con las interacciones dictadas por las leyes de la naturaleza.

MARIO INCHAUSPE

Las pinturas de Mario Inchauspe representan situaciones ambiguas entre animales y supuestos seres humanos que interactúan con ellos. Su relación no es clara pero tampoco intenta serlo. Son más importantes los efectos misteriosos, mitológicos o simbólicos que se desprenden de los acontecimientos que los unen. La atmósfera de las obras tiene algo de atemporal y onírico. A esto contribuye el lenguaje pictórico elegido por el artista, que recuerda a Salvatore Rosa, un pintor italiano del Siglo XVII. Inchauspe reconoce también su cercanía con el realismo mágico y el surrealismo, una corriente artística que ensalzó las imágenes del inconsciente y de los sueños.

LULA MARI

Las pinturas de Lula Mari ponen de manifiesto su deuda con la historia del arte. De ella toma, principalmente, los modos de representar de los siglos XVII y XVIII, cuando el claroscuro dominaba las formas de construir los volúmenes pictóricos y las situaciones se conformaban a la manera de una escena casi teatral. Esto le aporta una oscuridad generalizada a sus obras que se suma a cierta oscuridad también de los motivos que plasman. Sus personajes y animales poseen un carácter misterioso y, en alguna medida, perturbador. Al misterio general se suma una atmósfera onírica o fantástica que aporta otra capa de incertidumbre. Son trabajos que exigen detenimiento a fin de penetrar en su complejidad.

DIEGO PERROTTA

Las obras de Diego Perrotta presentan un universo imaginario que es al mismo tiempo social y personal. Por una parte, se basan en una cultura visual urbana teñida de elementos religiosos, populares, fantásticos y/o paganos, a través de los cuales se representan los eternos conflictos entre el bien y el mal, la vida y la muerte, la luz y la oscuridad. Por otra parte, aparece en ellas un personaje inventado por el artista, el Matasiete, una suerte de justiciero solitario que defiende a la humanidad. En estos trabajos es muy importante el color, las líneas que definen las formas, el vértigo y movimiento que transmite unas confrontaciones que no parecen tener fin.

EMANUEL REYES

En trabajos recientes, Emanuel Reyes se inspiró en la fauna patagónica que fue parte de su entorno vital durante muchos años, con el fin de rescatar las singularidades de las especies autóctonas, y a través de ellas, establecer vínculos con el público de otras latitudes geográficas. En su instalación actual, Reyes imagina un estadio evolutivo impredecible que no sólo trastoca a las especies animales reconocibles, sino que da vida a seres extraños que ponen en cuestionamiento la idea misma de animalidad. Estas entidades aberrantes no son monstruosas. El artista las dota de una belleza particular que nos anima a no desconfiar de lo que se encuentra fuera de lo común.

GERMÁN WENDEL

Las pinturas de Germán Wendel plasman mundos fantásticos cercanos a los de las ilustraciones infantiles. Como en los cuentos para niños, estos mundos están habitados por personajes-animales que protagonizan situaciones o bien ocupan espacios que no nos son por completo extraños porque poseen un sustrato de humanidad. Pero a diferencia de las estampas infantiles, las imágenes de Wendel no son alegres o risueñas, sino más bien todo lo contrario: son nostálgicas, graves, melancólicas. En su interior el tiempo pareciera haberse detenido sin perspectivas de cambio. Esta mirada contrasta con el entorno tecnológico en el que vivimos, donde todo es velocidad, vértigo y transformación.

La muestra Extraño Ser se presentó el 15 de diciembre en el Museo de Arte Contemporáneo del Sur (@macsur.lanus), Avenida 25 de Mayo 131, Lanús Oeste. Hasta el 13 de marzo de 2022 con entrada libre y gratuita, quienes deseen recorrer la muestra cuya curaduría estuvo a cargo de Rodrigo Alonso, podrán hacerlo martes y miércoles de 13 a 20 o jueves, viernes, sábados, domingo y feriados de 12 a 20.

REGIA MAG
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.
spot_img