Fiorella Gianini es una artista argentina de 28 años que vive en Londres y el año pasado ganó la competencia Melissa Next, un concurso que realiza la famosa marca de zapatos de plástico brasileña, en Reino Unido. Su diseño recibió la mayor cantidad de votos del público. Ahora, además de pintar, lanzó su propia marca de pañuelos, junto a Nathalie Leloutre, Fioresha (fioresha.com)

«Son modelos únicos, parte de una edición numerada. Creemos en el consumo consciente y no producimos en masa, solo lo hacemos bajo el concepto made to order. Cada pañuelo es elaborado con el mismo sistema de producción de una obra de arte: cada estampa está numerada y solo se realizan 100 pañuelos de la misma”, explica.

“La seda natural es nuestro lienzo: nuestros pañuelos expresan el carácter único y noble de la seda natural. Este material tan versátil intensifica los colores vibrantes de nuestros pañuelos y, si lo cuidás, será una prenda que te acompañará durante años”, asegura.

Según cuenta, cada pañuelo proviene de una obra de arte: las estampas están elaboradas a partir de la digitalización de diferentes secciones de las piezas de Fiorella. Este proceso impide la producción en serie de la estampa, el detalle y la complejidad de las técnicas utilizadas en sus diseños implican que las imágenes no pueden ser serializadas.

«Empiezo mi trabajo con un sentido de lo desconocido y la incertidumbre. Esto se desarrolló desde los primeros momentos de mi comprensión de la contradicción entre atracción y repulsión. Esta combinación de sentimientos me llevó a mi proyecto actual y este trabajo es el resultado de mi experimentación y deseo de interpretar esta yuxtaposición», dice sobre su proceso creativo.

Y revela: «El tiempo es clave para el proceso, una sola capa puede tardar hasta 2 semanas en formularse. Nunca tengo la sensación de que un trabajo esté completo, ya que otra capa siempre puede representar una mayor evolución de la pieza. El inicio de mi proceso creativo implica romper el molde artístico estándar. Antes de comenzar el proceso de pintura real, trabajo con una variedad de materiales que incluyen pintura doméstica de alta resistencia, aguarrás y diferentes medios. Experimentar con aplicaciones poco ortodoxas, por ejemplo, combinando pinturas a base de aceite y acrílicas. También experimento con superficies irregulares como pvc transparente y organza, además de usar lienzo sin imprimación, lo que permite que el medio aplicado penetre completamente en el lienzo».

Por último, Fiorella dice que todo el proceso está documentado en sus diferentes etapas mientras la pintura aún está fresca «ya que creo que la pieza es más que el resultado final».

Artículo anteriorMSGM – VERTIGO
Artículo siguienteNOMADLAND
Marcela Mayorga
Marcela es content creator para Food & Drinks, Travel y Fashion. Colabora también en Elle Argentina y Neo2 Magazine. Es chilena y reside actualmente en Milán.