Amigos y fanáticos de la mejor cerveza artesanal, celebraron la unión de Funes Bierrería y Suburbier en el bar de la fábrica.

Las cervecerías artesanales independientes Funes y Suburbier integraron sus actividades y lo celebraron con dos nuevas medallas en la reciente Copa Cervezas de América realizada en Santiago de Chile.

La flamante cervecería que surge de la unión de Funes y Suburbier obtuvo dos medallas en esta prestigiosa competencia de la que participaron cervecerías de todo el continente.

La multipremiada variedad POMELIPA (IBU 40, ABV 6,5%), una IPA (Indian Pale Ale)
madurada con cáscara de pomelos orgánicos, ya había logrado durante 2019 el máximo
galardón (Oro) en la categoría “Fruit Beer” (cervezas frutales), de la Copa Argentina de
Cervezas, y una medalla de Bronce en la Copa Cervezas del Caribe.

A su vez, la BAPA -Buenos Aires Pale Ale- (IBU 32, ABV 5%), una receta que adapta la
variedad American Pale Ale al gusto porteño, obtuvo la medalla de Bronce en la categoría
“Estilos Locales”.

Por su parte, Suburbier tiene en su haber dos medallas para su variedad JUICY NEIPA:
medalla de Plata en la Copa Mitad del Mundo que se realiza en Ecuador y Bronce en la Copa
Aro Rojo que se lleva a cabo en México.

Funes y Suburbier apuestan a crecer juntas de la mano de variedades de calidad, marcas reconocidas en el ambiente cervecero independiente y una distribución cada vez más amplia de sus creaciones.

«Porque la unión hace la fuerza, Funes y Suburbier decidimos integrarnos para hacer cada vez más y mejores cervezas. Estamos muy entusiasmados, se vienen cosas buenas», dice Agustín Cianfagna, maestro cervecero y socio fundador de Suburbier, quien tiene a su cargo toda la producción integrada.

Olleros 3750, corazón del barrio porteño de Chacarita, es la sede de este emprendimiento donde funcionan la fábrica y el bar y donde se pueden deleitar las variedades que se producen. Además, son distribuidas en diferentes bares de la ciudad con exigentes cartas de bebidas.