Ignacio Gana Duval (@ignaciogana_sculptures), el artista chileno nacido en Santiago es pintor, escultor y arquitecto de profesión. Su proceso creativo nace de la observación, la búsqueda de imágenes, colores potentes, equilibrios, contrastes, naturaleza, sensaciones y vivencias. Le gusta jugar con lo absurdo y con las posibilidades que la pintura le da para hacer lo que él quiera.

A pesar de haber estudiado arquitectura y trabajado durante un tiempo en esa profesión, a los 18 volvió a conectarse con la pintura. Ejerció ambas profesiones durante un tiempo, para luego dedicarse por completo a la plástica. «Volví a pintar y no paré nunca más. Viajaba con mis telas de un lado para el otro y a los 18 expuse en Nueva York».

Con el nacimiento de su última hija descubrió nuevas ramas del arte a través de las cuales expandió su pasión. «Cuando ella nació (hace 8 años) decidí celebrar su nacimiento de manera artística. Empecé a interesarme por la escultura, quería representar que su llegada marcó una etapa nueva en mi vida aprendiendo algo que nunca había hecho», agrega.

Para Gana, la pintura y la escultura son casi tan necesarias para su vida como la respiración. «Mi vida se mueve en torno al arte. Me levanto todas las mañanas pensando en eso».

Lo que lo llevó a ser un reconocido escultor el año 2017 ya que fue elegido el artista oficial de la 18a Entrega Anual del Latin Grammy, galardones otorgados por la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación. Incluso, fue seleccionado como uno de los más influyentes de ese año en Miami por la curadora de arte Aldeide Delgado.

Aunque es chileno de nacimiento, el artista actualmente reside en Miami y su trabajo lo ha llevado por diversas partes del mundo junto a sus telas, como él dice. Ha expuesto en Chile, Cuba, España y Bélgica, también en ciudades como Nueva York, Los Ángeles, Miami, Washington y Chicago. El Museum of Modern Latin American Art (MOLAA) en California, el Museo Ralli de Marbella, España, el Museo Ralli en Santiago de Chile y el Museo Guggenheim en Venecia, Italia son algunos de los lugares que han albergado sus obras.

En sus obras existe gran carga narrativa y una diversidad de lectura, con el fin de que sea un término abierto para el espectador. En la mayoría de sus obras se ve presente la figura humana, especialmente mujeres, que representan la belleza y sensualidad. Ignacio quiere lograr transportar a su público a un espacio onírico con el fin de impactar y agudizar los sentidos de los amantes del arte y diseño.