Este domingo 14 de noviembre hay elecciones nacionales para renovar el Congreso Nacional de Argentina; los resultados exactos estarán cerca de la medianoche, pero lo que si podemos anticipar es que una nueva corriente y sobre todo una nueva figura que rompe los moldes pasará a formar parte oficial de la vida política. Javier Milei y sus libertarios prometen dar mucha tela para cortar en nuestro parlamento.

Pero quien es exactamente este hombre de ojos desencajados y pelo despeinado que vemos a los gritos en la TV. Economista, graduado por la Universidad de Belgrano, se define como un liberal-libertario o como le gusta decir un anarco- capitalista que está en contra de todos los impuestos ya que constituyen un robo a los ciudadanos. Además de los impuestos sus otras dos obsesiones y pulsiones de muerte son el Banco Central Argentino y el economista Keynes a los cuales insulta y desprecia en cada entrevista que da.

Su happy place es la propiedad, es prácticamente su razón de ser: el estado solo debe ocuparse de garantizar el cuidado de la propiedad privada y de la seguridad. Todo lo demás es una estafa violenta hacia los ciudadanos.

Otro de sus conceptos favoritos es el de la Casta Política que lo usa para referirse a todo el resto de los políticos que según su mirada constituyen una corporación que busca defender sus propios privilegios a costa de la gente. Es curioso porque, a partir del 15 de noviembre, todo indica que va a ser oficialmente uno más de ese club, aunque como a él le gusta decir, se suma para destruirla desde adentro.

Pero la vida de Javier no estuvo siempre ligada a los números. Además de su amor desenfrenado por la economía y su histriónica defensa en los medios de Adam Smith y su troupe de liberales, la juventud de Milei estuvo acompañada por otras pasiones poco conocidas.

Fue arquero de las inferiores de Chacharita en 1988 y en esa misma época complementaba su pasión por el fútbol, con su banda de covers de los Stones llamada EVEREST.

Milei en una visita al Barrio 31 en Retiro.

Este eclecticismo de temas de interés parece que lo acompaña en su enfoque económico ya que el liberalismo de Milei y su equipo es muy particular. Respecto de la economía piden libertad total para los individuos, pero cuando se le pregunta por su mirada respecto del aborto, la ley de cupo trans o la promoción del colectivo LGBT+ suele tener miradas críticas que rozan lo fascistoide o, como dicen algunos, lo libersaurio

Que pasará en la política argentina el año próximo es imposible saberlo, pero lo que si podemos decir es que Milei y parte de su lista electoral ingresarán al Congreso Nacional y que por lo tanto el show de gritos, memes e insultos estará al caer y muy garantizado.