Hoy puede ser un día clave para Kanye West aunque nunca se sabe. A la fake news del lanzamiento fallido de su nuevo álbum Jesus Is King para el viernes pasado, luego el domingo y finalmente confirmado para hoy, anunció que además estrena una película IMAX con el mismo nombre, con imágenes de su serie de actuaciones Sunday Service ambientada en Roden Crater, la escultura que lleva décadas en construcción del artista James Turrell, sobre un volcán inactivo.

Programado para llegar a los cines IMAX por una noche solo el 25 de octubre, Jesus Is King presenta una actuación del Servicio Dominical de Kanye en Roden Crater, el invernadero de volcán a simple vista de James Turrell en Flagstaff, Arizona (Kanye recientemente donó US$ 10 millones a la Fundación Turrell Art para apoyar el conservatorio).

«Esta experiencia única presenta canciones arregladas por West en la tradición gospel junto con la música de su nuevo álbum Jesus Is King, todo presentado en el sonido envolvente y la claridad sorprendente de IMAX», según un comunicado.

El póster de Jesus Is King presenta una toma interior del cráter Roden, que contará con una red de túneles y cámaras dispuestas en alineaciones astrológicas para servir como una especie de observatorio escultórico del cielo.

Pero lo que está generando revuelo es el disco.

El noveno álbum de West, Jesus is King, era esperado el viernes 27, anunciado por la mismisima Kim Kardashian en su Instagram y durante toda la semana en Twitter y el sitio web de Kanye todavía presenta lo que parecía ser una lista de canciones de «Jesús es el Rey» con el 27 de septiembre como fecha de lanzamiento.

Al caos de comentarios de sus seguidores por una nueva fake, Kardashian West subió una historia de Instagram el viernes por la noche con una nueva fecha: «Está lanzando el álbum el domingo», escribió. «Solo algunos ajustes finales a las mezclas».

West hizo un truco similar el año pasado, provocando el lanzamiento de un proyecto titulado Yandhi para el Black Friday 2018 antes de no poder lanzar un álbum ese día y anunciando varios meses después que se había retrasado indefinidamente.

Sin embargo, dicen que no es por marketing sino por una buena causa: el entorno de Kanye le dijo al sitio TMZ que el artista todavía está trabajando en el disco. Kanye West es un obse.

Fuentes con conocimiento directo le dijeron a TMZ que el álbum está completo, pero él lo sigue modificando. Cada vez que escucha, hay algo que quiere cambiar. Ahora dicen que ya no hay fecha de lanzamiento, puede ser hoy como quien sabe cuando.

 

Este fin de semana, West estuvo en Nueva York agitando en una iglesia de Queens, donde realizó su servicio semanal con la ayuda de la congregación local allí, y en un momento, el MC hizo lo que posiblemente hace mejor (además de música) tirando rimas freestyle, con la ayuda del coro detrás de él.

Tenía a toda la iglesia coreando con él también, ya que hizo que todos levantaran las manos, tocando la música antes de, finalmente, dar un paso atrás y dejar que otro tipo, que parece que podría haber sido el pastor, tomara el centro del escenario nuevamente.

También pasó por Chicago el sábado por la noche, donde actuó junto a su amigo, Chance the Rapper , y generó aún más entusiasmo, por lo conectado que se lo ve a la música, por su nuevo álbum.