Desde que arrancó agosto Leo García al mejor estilo Trump no para de agarrar el celular para lanzar cataratas de tweets sobre su vida, sus proyectos, la homofobia, los políticos en tiempos de elecciones, los transas de la industria, chongos insoportables de Grindr, fumar porro y comer huevos revueltos.

Prácticamente desnudo, Leo confirmó que está trabajando en un nuevo disco, del cual ya conocemos dos de sus singles Fusionados y Todo lo que tengo. «La inspiración volvió y estar en el estudio es conectar con Dios. Yo estos días dejé de hacer ejercicios estoy grabando y eso me achancha. Asi que volveré al cirujano plástico. No estoy tan mal pero quiero al terminar el disco, verme lo mejor posible he irme de gira por Europa. Hace tiempo quiero aplicarme Tetosterona pero primero quisiera que me salga una gran canción».

También adelantó que compuso una nueva canción con rap que entre otros nombra a Camus Hacker y que estuvo escuchando audios que le enviaron desde Europa donde están mezclando su nueva música. «Musicalmente siempre vuelvo a la criolla y al sampler esas dos cosas me permiten dar el primer gran paso. Estuve explorando mucho los samples de bandas Dark de los 80s tipo Dead Can Dance…».

Para el 2020, coincidiendo con su cumpleaños número 50, Leo cranea no solo la salida de un nuevo disco sino uno con todos sus éxitos. Además ya dijo que tendrá como director del próximo videoclip «al gran y magnífico actor y director Uruguayo DANIEL HENDLER». A esto se suma otra confirmación: «Voy a ser La Voz junto con la banda de Luis Alberto Spinetta el 21de septiembre. Gracias Dios».

Pero no todo son proyectos. El artífice de Morrisey y La Isla del Sol, habló sobre su pasado.

«Todos son mataputos sigan discutiendo pero la homofobia es incurable y más en este país. Fui discriminado por los mismos gays que están aquí por ser verdadero o sea no hay cura. He sido apartado por decir la verdad y me han tenido prejuicios por venir de un barrio y no ser cheto aunque los chetos no me molestan. Vengo de una familia muy pobre y eso me hizo fuerte y tengo algo mucho más grande que orgullo gay. Nunca voy a perder mis sueños, soy un maestro en lo mío y la subestimación me nefrega pero me ocurre. Mi papá se emborrachaba y le pegaba a mi vieja nunca conté esas cosas. Mi mamá me dijo que casi me abortaba por eso observo todas esas discusiones que la gente tiene hoy. Éramos tan pobres que mi mamá hacía abortos clandestinos ella ya falleció y como verán hizo lo que pudo para criarnos. Ella vivía con miedo por eso y pagó muy caro ese karma. Hice una terapia llamaba Bioneuroemoción la recomiendo eso me hizo comprenderme mejor».

Su conexión y abandono con las apps de citas viene siendo otro de los temas que habló vía Twitter. «Quiero seguir creyendo que en poco tiempo uno puede lograr un gran cambio en la vida. Abandoné Grinder, es que no me relajaba, definitivamente me gusta que esas se den de sorpresa porque se da si o si. Además mucho pedido de foto y muchos casos quedan ahí en unas fotos y nada de encuentro real. Y todos caemos en una histeria extrema todos queremos pero cuando se va dando arrugamos. Además Grinder tiene una versión paga con Spotify que parece que te vincula mucho más. Yo logré un par de contactos muy buenos pero ya fueron y dentro de todo me encanta no ser apegado a esas cosas».

El músico que hizo un caos total en la apertura de arteBA en La Rural hace tres años, le dedicó unas líneas a la espiritualidad. «En kabbalah me enseñaron que cuando una persona planta a la otra en un encuentro, es oscuridad por parte del que planta. Y cuando dan vueltas y se ponen NI es Morbo. O sea fushhhh de todos estos casos, es aprender a captar y no perder tiempo. La inmunidad es la clave del Buda, no digo querer ser eso pero se trata de un maestro y hay que aprender. Todo objetivo nos cega el alrededor o por lo menos en algún momento. Entonces ves personas que luchan por un cambio popular pero no ven si el que tienen al lado necesita algo…».

Por último, dejó una advertencia sobre los peligros de estar muy calientes. «Cuidarse de la obsesión Romántica. Como que todos estamos pocos románticos y calientes como que siento que es algo que ya fue entonces. Al final todo el tiempo estamos haciendo un experimento social».