Tentado en ser presidente de EE.UU., atacado por el caos y la vulneración de la privacidad, dueño del triángulo más grande de datos con Facebook, Whatsapp e Instagram. Todo este universo forma parte de una misma persona: Mark Zuckerberg, responsable del cambio de paradigma respecto de la comunicación virtual ahora tiene en mente un nuevo objetivo con nombre y fecha de estreno: LIBRA 2020, la nueva criptomoneda que promete no solo competirle a la par a Bitcoin, con probabilidades de éxito, sino que apunta a reemplazar al dólar.

Bitcoin es el oro digital, pero Libra de Facebook podría convertirse en el dólar digital, es como si Facebook intentara convertirse en una nación global, un banco y embarcarse en algo que podría convertirse en la moneda digital global predeterminada. Esto es mucho más que solo monetizar WhatsApp , esto podría ser el advenimiento de una moneda digital global que transforma el futuro del dinero, los pagos y las transacciones digitales como las conocemos.

Puede triunfar debido a que Facebook es un imperio de 2.000 millones de usuarios (sin contar IG y WP) y es la red principal utilizada para realizar las operaciones, por lo tanto podría convertirse en la plataforma financiera más grande de todas.

Pero Mark sabe que después del caso de Cambridge Analytica quedó sospechado y bajo la lupa respecto de las políticas de protección de datos personales de los usuarios de sus redes por lo tanto ya decidió que Libra trabaje asociado a un conjunto de corporaciones e instituciones es decir que no “pertenecerá a Facebook” sino que será parte de una coalición mundial en donde la red social es un jugador más. Algunos de sus socios serán: Mastercad, Ebay, Spotify, Uber, Vodafone, y también está el gigante argentino del e-commerce Mercado Libre como uno de los socios.

© The Social Network

Si despega la moneda de Libra, Facebook estará en la mejor posición para establecer una iniciativa de ingresos básicos, comenzando con las personas más vulnerables de la Tierra. El proyecto apunta a los no bancarizados.

La estrategia de Zuckerberg consiste en lograr que sus usuarios puedan hacer la mayoría de sus transacciones virtuales utilizando Libra con la misma facilidad con la que mandan un mensaje de WA y todo esto implica más tiempo en su red social y en consecuencia más empresas dispuestas a pagar para que sus anuncios sean vistos en FB.

Estamos hablando del futuro del dinero y las transacciones digitales. El mundo de la política, sus rivales y los usuarios tienen ciertas dudas ante el tema: les preocupa la posibilidad de que sean observadas y almacenadas la información de compra para luego ser utilizados como forma de manipulación. El Congreso de EE.UU. y sobre todo los perros guardianes europeos están en alerta máxima, pidiendo reuniones, siguiendo el tema y pidiendo información sobre este proyecto y no dudarán en convocarlo al Congreso nuevamente si es necesario.

© The Social Network

Cuando pensamos en BigTech evolucoinando de tal forma que son más poderosas que los bancos y gobiernos, esta es la realidad que Facebook está lanzando con Libra. Amazon y Alibaba ya son naciones en sí mismas con la forma en que pueden escalar en la nube, la logística, el comercio electrónico, el comercio minorista, el entretenimiento y, eventualmente, ingresar a la salud, la educación y la banca también.

Pero al que soñó (¿o sueña?) con ser presidente poco le importa, el ya piensa en lo que viene, año nuevo, vida nueva, y negocios nuevos. El mundo ya no ha podido regular Facebook y ahora con Libra parece ser demasiado tarde.