“Nunca intento ser la luz más brillante, la luz más brillante corre demasiado rápido, más rápido que las estrellas fugaces. Preferiría ser la noche” REN HANG 

Por Giulia Ricciotti

El muy conocido MEP (Maison Européen de la Photographie) de París acaba de abrir sus puertas a uno de los artistas chinos mas influyentes de los últimos años. Después de su prematura desaparición el 24 febrero del 2017, el clamor a la celebridad de Ren Hang ha aumentado mundialmente y hasta la Taschen ha publicado un hermoso libro dedicado al talentoso artista.

Con una selección de 150 fotografías compuesta principalmente por retratos, la exhibición Love, Ren Hang ocupa todo el segundo piso del museo. Un video con una entrevista de Vice acompaña la muestra.

Ren Hang trabaja con su pequeña Minolta automática. Saca fotos a amigos o a contactos encontrados por la web. Explica cómo nunca prepara sus tomas sino que se deja siempre llevar por el momento. Jugando con animales y flores crea composiciones de cuerpos desnudos.

Criticado y no reconocido por su país, nunca paró su producción artística que encontró renombre internacional en otros países. Acusado de pornografía cerraron sus muestras varias veces pero él siempre afirmó cómo su concepto de desnudo iba mucho mas allá de una vieja concepción cerrada.

“Cerraron mi sito web varias veces y también estuve detenido. No poder hacer lo que uno quiera en tu propio país tiene algo bastante trágico. El sexo es un tabú en China. No es algo que podés hablar con libertad. Por qué no podemos hablar de sexo en público? Son los cuerpos desnudos vergonzosos? No tendríamos que ser orgullosos de nuestros cuerpos y apreciarlos? Vale la pena valorar nuestra existencia.”

A través de un enfoque cromático que pasa del rojo al verde, la muestra propone un recorrido por los diferentes caminos oníricos del artista. Muy interesante la sala dedicada a las tomas nocturnas: flash sobre cuerpos desnudos que se cuelgan de árboles o juegan con serpientes entre las plantas.

Sus tomas no son complejas desde el punto de vista de la construcción pero la mirada que nos presenta deja siempre algo que nos desconcierta. La belleza de sus fotos es, a la vez, melancólica y provocativa. Jugando con la desnudez de los cuerpos crea formas lúdicas y artísticas.

Lamentablemente, desde cuando se quitó la vida, su popularidad aumentó y muchos museos en el mundo están dedicando sus espacios al artista. Amaba más que todo la libertad y la nudidad como su metáfora mas poética.

Junto con Ren Hang, el MEP en su “Studio”, un nuevo programa dedicado a mostrar nuevos emergentes artistas, nos delicia con las fotos de la artista coreana Yoonkyung Jang, ganadora en el 2018 del premio Dior Photography Award for Young Talents.

Retratos delicados y de colores muy saturados nos presentan la nueva generación de coreanos. Considerando el digital “demasiado fácil”, la artista solo trabaja en analógico y se insinúa con su cámara en las noches raves de los jóvenes.

El último piso de la muestra está dedicado a la artista ya de reconocimiento internacional Coco Capitán. Colaboradora de grandes marcas como Gucci y de revistas prestigiosas como Vogue, Dazed o Self-Service, Coco Capitán publicó varios libros y muchos países le dedicaron exhibiciones. El espacio a ella dedicado es como un camino que pasa por todas los diferentes mundos de la joven artista. Entre belleza y subversión, desde la moda, al deporte, a un pequeño espacio dedicado a la sociedad del consumo de China, ella presenta reflexiones sobre las convenciones más habituales. Coco es una artista que rechaza caer en clichés y resiste a la tentación de apartarse de las técnicas probadas de observación, reflexión y representación.