Luciana Salazar además de botox se viene politizando fuerte con tuits siempre críticos de los políticos de turno o comentarios sobre la crisis económica. La ex del lobo de Wall Street, Martín Redrado, ya venía agitando las aguas hace una semana cuando puso en su cuenta de Twitter: «Que triste que en la Argentina siempre tengamos que ir a votar pensando en el mal menor!!». Una gran verdad.

Ayer Luli siguió con su onda de frustración hardcore. «Siempre los mismos! repartidos por todos lados, ni ideologia politica ya existe. Cuando sera el dia, que dejen de ver a la politica como un negocio? Y puedan ingresar nuevas caras. Una decepcion!! ???soy una de las tantas que no le da alegria votar asi».

Después vino otra serie de grandes verdades y profecías que se fueron cumpliendo y otras por venir.

Cabe recordar, cuando a fines de abril el dólar trepó a $48, Luli salió también con los tapones de punta y reveló cuáles son sus «tips» para hacerle frente a la crisis económica, días después de haber viajado a Disney con su hija Matilda. A la hora de ir al supermercado, dijo estar pendiente de los productos de la lista «Precios esenciales» y busca ahorrar lo más que pueda: «Ya no hago compras grandes. Voy y compro en el día lo que necesito».

También en ese momento explicó que tiene la suerte de no poner un peso cuando desea comer en restaurantes porque siempre la invitan y se declaró afortunada por tener dos trabajos. «Uno solo me alcanza para pagar los impuestos».

Hoy el dólar se disparó desde las 10 de la mañana llegando a cotizar en la city a $60, y cerrando a las 15 horas a $57,30, en un caos financiero total.

Además de seguir pegándola con sus pronósticos políticos y económicos, Luli sigue bailando en ShowMatch, con desmayos incluídos, y con el reality de su vida crossfit en Instagram.